Secondary Navigation

¿Cuáles son las influencias contextuales en Nehemías 5?

¿Cuáles son las influencias contextuales en Nehemías 5?

¿Cuáles son las influencias contextuales en Nehemías 5?

ABRIR RECURSO

¿Cuáles son las influencias contextuales en Nehemías 5?

La literatura sobre Nehemías 5 revela cómo el contexto contemporáneo
influye en la interpretación y la aplicación del texto, para bien y para
mal. Las aplicaciones deben adaptarse a las necesidades contemporáneas,
pero nuestro contexto puede cegarnos a las implicaciones más obvias
de un pasaje. Preocupaciones contextuales iluminan pero también
distorsionan la interpretación. Se ofrecen algunos principios para leer las
Escrituras a la luz del contenido textual y diferencias contextuales.
The literature on Nehemiah 5 reveals how contemporary context influences
interpretation and application of the text, for good and for ill. Application
must adapt to contemporary needs, but our context may blind us
to a passage’s most obvious implications. Interpretation is both illumined
and skewed by contextual concerns. Some principles are offered for reading
the Scriptures in light of text content and contextual differences.
¿Hasta qué grado influye nuestro contexto en cómo leemos
las Escrituras? ¿Cuánta influencia debe tener? ¿Debe afectar las
aplicaciones solamente, o también la interpretación? Si nuestras
lecturas dependen de nuestro mundo particular, ¿cómo podemos
decir que una lectura es mejor que otra? Este artículo explora
estas cuestiones y otras similares a través de una investigación
de interpretaciones y aplicaciones de un capítulo de la
Biblia—Nehemías 5.
Sin duda, la influencia del contexto contemporáneo es más
patente en el ámbito popular, en las interpretaciones y aplicaciones
que hacen caso omiso del contexto histórico o textual.
* Este artículo es una traducción de Gary R. Williams, “Contextual Influences
in Readings of Nehemiah 5: A Case Study”, Tyndale Bulletin 53/1
(2002), págs. 57-74, publicado con permiso.40 KAIRÓS Nº 32 / enero – junio 2003
Sin embargo, este estudio se limita a la literatura publicada
formalmente sobre Nehemías 5, de índole exegética, teológica,
homilética o devocional. La mayor parte de la misma se escribió
en los Estados Unidos o Gran Bretaña, pero el Mundo de
los Dos Tercios también está representado. El grueso de las
obras nació en la segunda mitad del siglo XX, pero algunas se
remontan al siglo XIX, y una fue redactada a principios del siglo
XVIII.
INFLUENCIAS CONTEXTUALES
EN LAS APLICACIONES DE NEHEMÍAS 5
La influencia del contexto en el uso de las Escrituras es más
evidente en las aplicaciones. Los contextos diferentes, cada uno
con sus problemas e inquietudes particulares, hallan en un
mismo texto una amplia variedad de aplicaciones. Las obras
leídas para este ensayo sugieren más de 100 aplicaciones distintas
de Nehemías 5.1 Algunos comentarios antiguos despliegan
todo un abanico de exhortaciones basadas en el texto.2
Semejante influencia contextual es apropiada y necesaria. El
ejemplo de los autores neotestamentarios indica que si la palabra
de Dios va a ser viva y eficaz, más cortante que toda espada
de dos filos, discerniendo los pensamientos y las intenciones
del corazón (Heb. 4:12Heb. 4:12
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

12 La palabra de Diosh es viva, eficaz y más cortante que toda espada de dos filos: penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

WP-Bible plugin
), tiene que ser aplicada a situaciones
contemporáneas. De ahí que los expositores modernos hallen en
1 El género del comentario exegético moderno generalmente evita aplicación
explícita. Las observaciones en esta primera sección del artículo se limitan
a los escritos que trazan paralelos entre el texto antiguo y el mundo moderno,
deducen principios para todos los tiempos del texto antiguo o hacen recomendaciones
tocante a la ética y la conducta en base al texto.
2 Ver, por ejemplo, Matthew Henry, Commentary on the Whole Bible
(Nueva York: Fleming H. Revell Company, s. f.), págs. 1081-85; W. H.
Booth, J. H. Goodman y S. Gregory, The Preacher’s Complete Homiletic
Commentary on the Book of Nehemiah: Chapters I to VI (The Preacher’s
Complete Homiletic Commentary on the Books of the Bible 9; Grand Rapids:
Baker Book House, reimpresión de 1980), págs. 108-34; G. Rawlinson, G.
Wood, R. A Redford, J. S. Exell y W. Clarkson, “The Book of Nehemiah”, en
H. D. M. Spence y Joseph W. Exell, eds., The Pulpit Commentary, vol. 7
(McLean, Virginia: MacDonald, s. f.), págs. 50-61; James Comper Gray; The
Biblical Museum: A Collection of Notes Explanatory, Homiletic, and Illustrative,
on the Holy Scriptures, vol. 3 (Nueva York: Anson D. F. Randolph, s. f.),
págs. 66-71.Influencias contextuales en lecturas de Nehemías 5 41
Nehemías 5 enseñanzas sobre temas como la planificación familiar
(5:2), la manifestación apropiada del enojo (5:6-7a), la
necesidad de pensar antes de actuar (5:7), una vida ejemplar
(5:8, 14-18), el testimonio de la iglesia ante el mundo (5:9), el
cumplimiento de promesas (5:12-13), el sacrificio de derechos
(5:14-18), el temor de Dios (5:9, 15), la no conformidad al
mundo (5:15) y la confianza en la recompensa divina (5:19).
No pocos han hallado en Nehemías, incluyendo el capítulo 5,
principios para líderes cristianos.3 En un plano más específico,
nuestro capítulo proporciona, según algunos, pautas para reformas
sociales,4 para responder a críticas y quejas5 y para
promover el patriotismo.6 Ironside, con una especificidad que
evoca el uso del Antiguo Testamento en algunas de las Epístolas,
emplea el capítulo para criticar a líderes eclesiásticos de sus
tiempos que expulsaban de sus congregaciones a los miembros
que no se doblegaban ante sus opiniones cuestionables.7
Sin embargo, la influencia del contexto puede estorbar una
aplicación adecuada también, pues puede cegarnos a las aplicaciones
más obvias e importantes del texto. Esto parece ser el
caso en algunas lecturas de Nehemías 5.
En nuestro capítulo el protagonista relata sus obras en beneficio
de los pobres de su pueblo. En cierta ocasión estos levantaron
un clamor desesperado porque, para obtener alimentos y
pagar sus impuestos, se habían visto obligados a empeñar sus
propiedades y vender a sus hijos a sus hermanos judíos acaudalados
(5:1-5). Airado por esta noticia (5:6), Nehemías confrontó
a los nobles y oficiales con su pecado contra sus hermanos (5:7-
9) y los exhortó a hacer restauración (5:10-11). Los acreedores
accedieron a la propuesta (5:12a), y él confirmó su promesa
mediante un juramento y una maldición (5:12b-13). En 5:14-18
Nehemías agrega que durante sus 12 años como gobernador de
3 Ver especialmente a Cyril J. Barber, Nehemías: Dinámica de un líder
(Miami: Editorial Vida, 1982); Stanley Edwin Anderson, Nehemiah the Executive
(Wheaton: Van Kampen Press, 1954).
4 Redford, “The Book of Nehemiah”, pág. 56.
5 Mark D. Roberts, Ezra, Nehemiah, Esther (The Communicator’s Commentary
11; Dallas: Word Books, 1993), págs. 210-14.
6 Joseph Parker, Preaching through the Bible, vol. 5 (Grand Rapids: Baker
Book House, reimpresión de 1978), págs. 220-21, 227.
7 H. A. Ironside, Notes on the Book of Nehemiah (Nueva York: Loizeaux
Brothers, 1946), págs. 63-66.42 KAIRÓS Nº 32 / enero – junio 2003
Judá, debido a su temor de Dios y los apuros económicos de la
comunidad, él no cobró los impuestos para la mesa del gobernador,
sino que pagó esos gastos de su haber personal. Concluye
el capítulo implorando a Dios recompensarlo por lo que ha
hecho (5:19).
A la luz de estos contenidos, se podría esperar que la aplicación
principal de Nehemías 5 sería que debemos ayudar a los
pobres, y que aplicaciones más específicas incluirían los sufrimientos
de los pobres (cp. 5:1-5), críticas de la injusticia social
(cp. 5:1-9), exhortaciones a corregir las injusticias sociales (cp.
5:6-13), consejos sobre cómo los acreedores deben tratar a los
deudores (cp. 5:1-12) y sugerencias acerca de la responsabilidad
del gobierno para con los pobres (cp. 5:6-18).
En efecto, muchos autores mencionan el tema de la ayuda
para los pobres, y algunos lo hacen su aplicación principal o
aun su única aplicación. Entre los anglosajones un ejemplo sobresaliente
es el británico Raymond Brown.8 Empero, especialmente
alerta a este tipo de aplicación son los autores del
Tercer Mundo,9 y uno de los norteamericanos que le presta más
atención ministró durante varias décadas en América Latina.10
Por otro lado, varios escritores de Norte América dicen muy
8 Raymond Brown, The Message of Nehemiah: God’s Servant in a Time of
Change (The Bible Speaks Today; Leicester, Inglaterra/Downers Grove, Illinois:
Inter-Varsity Press, 1998), págs. 86-99. Ver también la Life Application
Bible (Iowa Falls, Iowa: World Bible Publishers, 1990), págs. 776-77.
9 Ver Aley Mathew, “Bible Study: Administration of Law and the Oppressed,
Particularly Women”, Quarterly Bulletin of the Christian Institute for
the Study of Religion and Society 31/1 (marzo 1984), pág. 52; José Severino
Croatto, “La deuda en la reforma social de Nehemías (un estudio de Nehemías
5:1-19)”, Revista de interpretación bíblica latinoamericana 5-6 (1990), págs.
27-37; idem., “Deuda y justicia en textos del antiguo Oriente”, Revista de interpretación
bíblica latinoamericana 5-6 (1990), págs. 39-43; Nancy Cardoso
y Luis Torres, “La deuda externa y los niños: Nuestros hijos e hijas son tan
buenos como los de ellos (una experiencia)”, Revista de interpretación bíblica
latinoamericana 5-6 (1990), págs. 103-114; Samuel Pagán, Esdras, Nehemías
y Ester (Comentario Bíblico Hispanoamericano; Miami: Editorial Caribe,
1992), págs. 142-44; Jepthah K. Gathaka, “Economic and Social Problems
Created by Debt Crisis: A Bible Exposition on Nehemiah 5:1-13Nehemiah 5:1-13
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Abolición de la usura 5 1 Entonces hubo gran clamora del pueblo y de sus mujeres contra sus hermanos judíos. 2 Había quien decía: «Nosotros, nuestros hijos y nuestras hijas, somos muchos; por tanto, hemos pedido prestado grano para comer y vivir». 3 Y había quienes decían: «Hemos empeñado nuestras tierras, nuestras viñas y nuestras casas, para comprar grano, a causa del hambre». 4 Otros decían: «Hemos tomado prestado dinero sobre nuestras tierras y viñas para el tributo del rey. 5 Ahora bien, nosotros y nuestros hermanos somos de una misma carne, y nuestros hijos son como sus hijos; sin embargo, nosotros tuvimos que entregar nuestros hijos y nuestras hijas a servidumbre, y algunas de nuestras hijas son ya esclavas, y no podemos rescatarlas porque nuestras tierras y nuestras viñas son de otros».b 6 Cuando oí su clamor y estas palabras, me enojé mucho. 7 Después de meditarlo bien, reprendí a los nobles y a los oficiales. Y les dije: --¿Exigís interés a vuestros hermanos? Además, convoqué contra ellos una gran asamblea, 8 y les dije:c --Nosotros, según nuestras posibilidades, rescatamos a nuestros hermanos judíos que habían sido vendidos a las naciones; ¿y ahora sois vosotros los que vendéis aun a vuestros hermanos, para que nosotros tengamos que rescatarlos de nuevo? Y callaron, pues no tuvieron qué responder. 9 Y yo añadí: --No es bueno lo que hacéis. ¿No deberíais andar en el temor de nuestro Dios, para no ser objeto de burla de las naciones enemigas nuestras? 10 También yo, mis hermanos y mis criados les hemos prestado dinero y grano. ¡Perdonémosles esta deuda! 11 Os ruego que les devolváis hoy sus tierras, sus viñas, sus olivares y sus casas, y la centésima parted del dinero, del grano, del vino y del aceite, que demandáis de ellos como interés. 12 Ellos respondieron: --Lo devolveremos y nada les demandaremos; haremos así como tú dices. Entonces convoqué a los sacerdotes y les hice jurar que harían conforme a esto. 13 Sacudí además mi vestido,e y dije: --Así sacuda Dios de su casa y de su trabajo a todo hombre que no cumpla esto; así sea sacudido y quede sin nada. Y respondió toda la congregación: --¡Amén! Entonces alabaron a Jehová, y el pueblo hizo conforme a esto.

WP-Bible plugin
”, en J. Boer,
ed., The Church and the External Debt (Jos, Nigeria: Institute of Church and
Society, 1992), págs. 189-206.
10 Mervin Breneman, Ezra, Nehemiah, Esther (New American Commentary
10; Nashville, Tennessee: Broadman & Holman Publishers, 1993), págs.
199-209.Influencias contextuales en lecturas de Nehemías 5 43
poco, si algo, sobre los pobres de hoy. Swindoll, por ejemplo,
expone una serie de implicaciones edificantes de Nehemías 5,
pero el alivio para los pobres no aparece entre ellas.11 Lo más
cerca que llega es: “A través de lo que hemos visto en la experiencia
de Nehemías, queda claro que el adecuado manejo del
dinero es importante para Dios. La manera cómo lo ganamos,
lo ahorramos, lo invertimos, lo gastamos y, por supuesto, la
manera cómo lo damos. ¿Recibe Dios la parte que le corresponde?”.
12 Roberts, incongruentemente, explica la injusticia y
la pobreza en el texto de Nehemías 5,13Nehemías 5,13
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Izbrana zbirka RVR95 ne vsebuje vpisane knjigeMesto:

WP-Bible plugin
pero guarda silencio
acerca de estos temas en sus reflexiones sobre las implicaciones
del pasaje para hoy.14
Esta omisión ha de deberse en parte, por lo menos, al contexto,
tanto socioeconómico como teológico, de los autores.
Viviendo y ministrando entre las clases media y alta de Norte
América, con poca frecuencia confrontan personalmente la pobreza
endémica y agobiante que es la realidad diaria para la
mayoría abrumadora de la población mundial. Una reacción al
evangelio social también puede jugar un papel. Así, Barber deriva
de Nehemías 5 una advertencia que en realidad riñe con el
énfasis del texto: “Los pastores tienen el mismo problema. Es
siempre fácil dejarse desviar de su propósito por algún proyecto
de ayuda social…”.15 Tal vez Redpath omite el tema debido a
su propósito: exponer principios provenientes del texto para la
santidad y la “vida victoriosa”.16 Aparentemente la ayuda para
los pobres no figura como elemento primario en su concepto de
la vida cristiana santa y victoriosa.
Generalmente hablando, aquellos autores que ponen el socorro
de los pobre como una de sus aplicaciones principales tam-
11 Charles R. Swindoll, Pásame otro ladrillo (Caparra Terrace, Puerto Rico:
Editorial Betania, 1980), págs. 93-106.
12 Ibid., pág. 102.
13 Roberts, Ezra, Nehemiah, Esther, págs. 204-10.
14 Ibid., págs. 210-14.
15 Cyril J. Barber, Nehemiah and the Dynamics of Effective Leadership
(Neptune, Nueva Jersey: Loizeaux Brothers, 1976), pág. 93 (traducción mía;
en Dinámica de un líder, pág. 88, la traducción no expresa con toda claridad el
sentido del original).
16 Alan Redpath, Victorious Christian Service: Studies in the Book of Nehemiah
(Westwood, Nueva Jersey: Fleming H. Revell Company, 1958), págs.
107-20.44 KAIRÓS Nº 32 / enero – junio 2003
bién incluyen comentarios acerca de las injusticias sociales y
los sufrimientos de los pobres hoy. De nuevo, los escritores de
los países en desarrollo recalcaron estos temas más que sus
homólogos del Primer Mundo.17
Aproximadamente la mitad de los que tocan el tema del auxilio
para los pobres traen a colación la responsabilidad del gobierno.
Una vez más, las voces más resonantes provienen del
Mundo de los Dos Tercios.18 Los comentarios británicos antiguos
tienden a dar más lugar a esta aplicación que los escritos
norteamericanos más recientes.19
Sorprendentemente, en toda la literatura hallé muy poco
consejo acerca de cómo los acreedores individuales deben tratar
a sus deudores. White alude de paso a los problemas causados
por las tasas de interés exorbitantes,20 y Yamauchi acota que el
Antiguo Testamento no condena los préstamos ni las ganancias,
sino solo la avaricia que busca ganancia a expensas de otros.21
Swindoll, reflejando un contexto socioeconómico radicalmente
diferente de la situación en Nehemías 5, no dirige sus exhortaciones
a los acreedores, sino a los deudores. Recomienda dos
libros que dan consejos sobre cómo evitar las deudas y cómo
librarse de ellas.22 Así da a entender que el deudor es culpable
17 Sobre los sufrimientos de los pobres hoy, ver especialmente Cardoso y
Torres, “La deuda externa y los niños”; Gathaka, “Economic and Social Problems”.
Casi todos los autores tercermundistas que leí hacen hincapié en el
tema de la justicia social.
18 Ver Croatto, “La deuda en la reforma social de Nehemías”; Cardoso y
Torres, “La deuda externa y los niños”; Mathew, “Administration of Law and
the Oppressed”, pág. 52.
19 Entre los comentarios británicos antiguos, ver Henry, Commentary on
the Whole Bible, pág. 1082; Walter F. Adeney, Ezra and Nehemiah (Minneapolis:
Klock & Klock Christian Publishers, reimpresión de 1980), pág. 249;
Wood y Redford, “The Book of Nehemiah”, págs. 51-52, 56; Booth, et al.,
Complete Homiletic Commentary, pág. 111. Para algunas excepciones
norteamericanas a la tendencia mencionada, ver Anderson, Nehemiah the Executive,
pág. 66; Ralph W. Klein, “The Books of Ezra & Nehemiah”, en The
New Interpreter’s Bible, vol. 3 (Nashville: Abingdon Press, 1999), pág. 783.
20 K. Owen White, Nehemiah Speaks Again (Nashville: Broadman Press,
1964), pág. 52.
21 Edwin M. Yamauchi, “Ezra-Nehemiah”, en Frank E. Gaebelein, ed.,
The Expositor’s Bible Commentary, vol. 4 (Regency Reference Library; Grand
Rapids: Zondervan Publishing House, 1988), pág. 709.
22 Charles R. Swindoll, Hand Me Another Brick, ed. rev. (Nashville: Word
Publishing Company, 1998), págs. 200-01.Influencias contextuales en lecturas de Nehemías 5 45
de su condición, lo cual es cierto en muchos casos norteamericanos,
pero aparentemente no lo es en Nehemías 5, ni para muchos
deudores entre los indigentes del mundo moderno.
En los libros y artículos examinados, la aplicación más desarrollada
para acreedores individuales la presentó Matthew
Henry hace casi tres siglos. Según él, no es malo percibir una
ganancia de préstamos grandes para fines comerciales o de
préstamos para lujos, “pero si los pobres piden prestado para
mantener a sus familias, y podemos ayudarlos, seguramente
debemos prestar de buena voluntad lo que necesitan, o (si es
poco probable que lo pagarán) dar de buena voluntad alguna
ayuda”.23 Solo Henry anima al lector a perdonar deudas personales:
“Lo que amorosamente condonamos será recordado y recompensado,
así como lo que amorosamente damos”.24
Es difícil explicar el silencio de la literatura sobre este tema.
En el Tercer Mundo todavía hay patronos que esclavizan a sus
trabajadores a través del mecanismo de la deuda impagable.
Muchos pobres tienen acceso al crédito solo pagando intereses
estratosféricos, frecuentemente 10-20% por mes (120-240% por
año), y a veces hasta 20% por día (7,300% por año).25 He aquí
un contexto que no ha resonado con quienes han escrito sobre
Nehemías 5, ni tampoco, se podría sugerir, con estudiantes de
las Escrituras en general.
Sin embargo, algunos relacionan Nehemías 5 con la deuda
externa del Tercer Mundo. Entre los autores del Primer Mundo
he encontrado esta aplicación solo en Brown,26 quien señala
23 Henry, Commentary on the Whole Bible, pág. 1082. Henry escribió el
comentario en 1708.
24 Ibid., pág. 1084.
25 Joseph E. Richter, “Philippine Update”, Agricultural Evangelism (mayo
1999), pág. 1. La tasa del 20% al día se aplica en préstamos a vendedores de
mercados por lo menos en Guatemala, donde vive quien esto escribe, y, según
Richter, en las Filipinas. Estas tasas usuarias para los pobres están siendo atacadas
admirablemente por la multiplicación y crecimiento de programas de
microcréditos. Para más información acerca de esta estrategia y su éxito alentador,
ver http://www.microcreditsummit.org; http://www.opportunity.org y,
desde una perspectiva explícitamente evangélica, Joseph E. Richter, “True Local
Ownership through Micro-Credit”, Mission Frontiers (septiembre 2000),
págs. 26-27; http://www.farmsinternational.com. El gobierno de Guatemala
proporcionó bastante asistencia de microcréditos en áreas rurales durante la
administración pasada, de Álvaro Arzú.
26 Claro, difícilmente podía aparecer en escritos anteriores al principio de46 KAIRÓS Nº 32 / enero – junio 2003
que “cada año el Tercer Mundo tiene que pagar al Occidente
tres veces más por concepto de deudas que lo que recibe en
ayuda humanitaria”, y concluye diciendo que “una comprensión
inteligente y una campaña apropiada en pro de un acercamiento
compasivo al problema de la deuda internacional…
deben jugar algún papel en la respuesta del cristiano contemporáneo
a esta privación tan enorme y escandalosa”.27 En
contraste, varios autores del Tercer Mundo, en lenguaje aún
más recio que el de Brown, dan un énfasis fuerte a esta crisis.
Croatto concluye su exposición de Nehemías 5 con una preguntando
retórica: “¿No se dice aquí y allá que la deuda externa latinoamericana
ya está pagada con creces, y que los acreedores
deberían ‘devolver’ abundantemente lo que aparentemente
‘prestaron’?”.28 Pagán nota que la deuda externa de Hispanoamérica
“ha sido catalogada como impagable, incobrable y hasta
inmoral”, y luego agrega que “pagarla significa acelerar la descomposición
social y aumentar la injusticia, la opresión y el
cautiverio de sus ciudadanos”.29 Gathaka avala las palabras de
Julius Nyerere, ex presidente de Tanzanía: “Es inmoral pagar
préstamos y dejar a los niños morir de hambre”.30
Hay paralelos llamativos: deudas impagables que exprimen
dinero de los pobres para aumentar el haber de los ricos, hunden
a los pobres más aún en su pobreza, contribuyen a la desintegración
de familias pobres y afligen de manera especial a los
hijos de los necesitados. Que tales paralelos hayan sido notados
tan regularmente por autores del Tercer Mundo pero casi nunca
por los expositores anglosajones de Nehemías 5 seguramente se
debe en gran parte a los contextos socioeconómicos diferentes,
y especialmente a la diferencia de perspectiva entre países ricos
y acreedores y naciones pobres y endeudadas.31
la crisis de la deuda tercermundista en 1982.
27 Brown, The Message of Nehemiah, pág. 98.
28 Croatto, “La deuda en la reforma social de Nehemías”, pág. 36.
29 Pagán, Esdras, Nehemías y Ester, págs. 143-44. Ver también Cardoso y
Torres, “La deuda externa y los niños”; Gathaka, “Economic and Social Problems”.
30 Gathaka, “Economic and Social Problems”, pág. 193.
31 Para más información sobre la crisis de la deuda externa del Tercer
Mundo y la campaña para condonarla, ver las varias páginas de internet dedicadas
al movimiento Jubileo 2000, por ejemplo, http://www.j2000usa.org. No
se debe olvidar que las causas de la crisis son múltiples, así también como losInfluencias contextuales en lecturas de Nehemías 5 47
INFLUENCIAS CONTEXTUALES
EN LA INTERPRETACIÓN DE NEHEMÍAS 5
Nuestro contexto influye no sólo en cómo aplicamos las Escrituras,
sino también en cómo las interpretamos. Esta influencia
frecuentemente se ve cuando el significado del texto es ambiguo.
Un ejemplo son las diversas explicaciones de por qué
Nehemías menciona la participación de las esposas en el clamor
de 5:1-5. Según Barber “sus voces estridentes agregaban intensidad
a la reunión”.32 McConville sugiere que las mujeres estaban
“en la vanguardia de la protesta acerca de las condiciones”,
y que ellas estaban más conscientes que sus maridos de las realidades
en el hogar. Agrega: “Nos viene a la mente el papel que
las esposas frecuentemente juegan hoy día en las prolongadas
disputas industriales”.33 Mangan comenta que “fueron las mujeres
de la sociedad quienes primero levantaron la voz en contra
de las injusticias y la descomposición de la vida familiar que
ellas causaban”,34 y, según Klein, “el texto agrega que las mujeres
fueron las más afectadas por esta crisis económica, así como
constituyen una parte desproporcionada de los pobres hoy”.35
Todas estas interpretaciones, basadas aparentemente en paralelos
modernos, exceden la evidencia textual. En ningún lugar
sugiere el pasaje que las mujeres fueran quienes primero levantaron
la voz, o que estuvieran en la vanguardia de la protesta, o
que fueran más afectadas por la crisis que los varones. Es poco
probable que ellas estuvieran más conscientes que los hombres
de que sus propiedades estaban siendo empeñadas y sus hijos
vendidos como esclavos.36 Si bien las agudas voces femeninas
culpables, de modo que una simple condonación no evitará que la deuda vuelva
a surgir rápidamente, con las consecuencias ya conocidas.
32 Barber, Dinámica de un líder, pág. 72.
33 J. G. McConville, Ezra, Nehemiah, and Esther (The Daily Study Bible;
Filadelfia: Westminster Press, 1985), pág. 97.
34 Céline Mangan, 1-2 Chronicles, Ezra, Nehemiah (Old Testament Message:
A Biblical-Theological Commentary 13; Wilmington, Delaware: Michael
Glazier, 1982), pág. 188.
35 Klein, “Ezra & Nehemiah”, pág. 783.
36 En una conversación fascinante y conmovedora en torno a Nehemías 5
entre cinco líderes eclesiales en Brasil, todos “militantes de los derechos de los
niños y de la lucha contra la deuda externa”, dos hombres, citando paralelos48 KAIRÓS Nº 32 / enero – junio 2003
pueden haber intensificado el tono de la protesta,37 es más probable
que Nehemías menciona la participación de las esposas
para indicar la importancia que el pueblo atribuía a la protesta,
así como las referencias a las mujeres en Esdras 10:1Esdras 10:1
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Expulsión de las mujeres extranjeras 10 1 Mientras oraba Esdras y hacía confesión, llorando y postrándose delante de la casa de Dios, se reunió en torno a él una muy grande multitud de Israel, hombres, mujeres y niños; y el pueblo lloraba amargamente.

WP-Bible plugin
; Nehemías
8:2-3; 10:28-29; 12:43 subrayan cuán trascendentales fueron
para los judíos las actividades allí narradas (cp. también 2 Cr.
20:13).
La influencia del contexto contemporáneo—
socioeconómico, ideológico, conceptual, racial, geográfico, de
género—en la interpretación es también con frecuencia más
clara cuando un autor adrede se acerca al texto desde un ángulo
particular. Tal acercamiento puede iluminar la comprensión del
texto, o la puede distorsionar.
Influencias positivas
Acercarse a un pasaje desde una perspectiva particular,
adoptada generalmente a la luz de alguna preocupación contemporánea,
puede resaltar aspectos del texto comúnmente ignorados.
Podemos tomar como ejemplo el artículo de Croatto, “La
deuda en la reforma social de Nehemías”. El autor conscientemente
adopta una perspectiva socioeconómica específica y señala
su valor heurístico: “…si se mira el texto de Neh. 5 desde
la situación actual del Tercer Mundo, el tema de la deuda surge
de él con un relieve que no tiene sin esa óptica, y de hecho no
brasileños, comentan que en el texto son las mujeres quienes claman primero y
más, porque ellas comprenden mejor la necesidad de comida y el sufrimiento
de sus hijos. Nancy Cardoso, la única mujer en el grupo, objeta, puntualizando
que “el texto dice que son hombres y mujeres los que reclaman… Es un clamor
generalizado. No podemos proyectar en el texto algo que es de nuestra
realidad actual”. Empero, otro varón del grupo opina que hay dos quejas: la
que se trata de los hijos empeñados es un reclamo femenino, y la protesta
acerca de las propiedades hipotecadas proviene de los varones. Más adelante,
después de repetir que la primera queja es de las mujeres, comenta: “Para los
hombres de nuestra cultura, los niños no hacen parte de lo cotidiano. Los niños
no tienen absolutamente valor para ellos” (Cardoso y Torres, “La deuda externa
y los niños”, págs. 103, 108-09, 113).
37 Gathaka comenta: “Hay que recordar la costumbre oriental de la lamentación
en tono penetrante. El tono es siempre más penetrante cuando participan
las mujeres, como en esta ocasión” (“Economic and Social Problems”, pág.
193).Influencias contextuales en lecturas de Nehemías 5 49
lo tuvo en los comentarios bíblicos tradicionales”.38 La “situación
actual del Tercer Mundo” a la cual Croatto alude es la miseria
masiva y, más específicamente, el lastre de la deuda internacional.
También influye en su análisis un contexto ideológico:
su compromiso con la teología de la liberación.
Interpretando Nehemías 5 en el marco de estos dos contextos,
Croatto hace una serie de observaciones enraizadas en el
texto, pero ausentes en los comentarios. Se pregunta, por ejemplo,
si la promesa de los acreedores de hacer restitución a los
deudores pobres (5:12a) fue “sólo una promesa de ricos para
salir del paso”.39 Quizá fue por esta sospecha que Nehemías selló
el acuerdo de una vez, comprometiendo a los acreedores a
cumplir su promesa mediante un juramento y una maldición
(5:12b-13).
Seguramente pensando en el contraste demasiado común
con las sociedades modernas (y antiguas), Croatto nota que:
un asunto que interesa al pueblo que trae la queja (v. 1a), no se resuelve
en la intimidad de los poderosos. El discurso crítico de Nehemías
se desarrolla en asamblea (vv. 8-11), lo mismo que la promesa de los
acreedores (v. 12a) y la toma del juramento (v. 12b-13a).40
Contra el trasfondo de la deuda externa del Tercer Mundo
acota que:
la situación apuntada en los vv. 1-5 no es de ayuda mutua, de asistencia
de los ricos en favor de los necesitados, sino de aprovechamiento
de aquéllos a costa de éstos. La riqueza engendra más pobreza en forma
de deuda.41
Más adelante agrega: “La deuda interna se hace impagable, generándose
un círculo de endeudamientos”.42
Iluminador, también, es su análisis de la contradicción entre
la conducta y la ideología, y del poder de la ideología para efectuar
cambios políticos, económicos y sociales.
38 Croatto, “La deuda en la reforma social de Nehemías”, pág. 27.
39 Ibid., pág. 31.
40 Ibid., pág. 32.
41 Ibid.
42 Ibid., pág. 34.50 KAIRÓS Nº 32 / enero – junio 2003
…el hecho de que la clase dirigente de Jerusalén (nivel político) preste
dinero o bienes de consumo (nivel económico) con hipoteca de bienes
de producción (nivel económico-jurídico), engendra esclavos y pobres
(nivel social) en el interior de una comunidad explícitamente llamada
de “hermanos” (nivel ideológico). En sentido contrario: la memoria de
ser una misma carne y el temor de Dios (vv. 5.9.15b), operan ideológicamente
sobre Nehemías (quien escucha el clamor de los oprimidos)
y sobre los responsables de la crisis (que son todos de la clase política,
dirigente), para que condonen las deudas y devuelvan los bienes empeñados
(nivel económico) para deshacer las diferencias sociales.43
Otras observaciones originales de Croatto versan sobre el
papel del gobierno y las masas en la reforma social. Con respecto
al gobierno comenta:
…la reforma es llevada adelante por Nehemías en una instancia de
poder como es la de gobernador. De otra manera no se hubiera podido
hacer una reforma social de base económica, por cuanto los opresores—
aunque ‘hermanos’ (v. 1b)—pertenecían a una clase social con
poder político y económico.44
En cuanto al papel de las masas, él escribe:
¿Se le habría ocurrido a Nehemías hacer la reforma sin ese clamor del
pueblo? Según el v. 6, parece que no… El poder político de Nehemías
hace posible y viable la reforma, sin embargo la iniciativa no viene de
arriba sino que surge de abajo. Es un hecho socio-político digno de
atención.45
Influencias negativas
Así como la perspectiva de un contexto particular puede
iluminar algunos aspectos del texto, así también puede abrir la
puerta a distorsiones en la interpretación. Especialmente propensos
a tales distorsiones son precisamente aquellos acercamientos
que deliberadamente miran el texto desde un ángulo
particular.
Aquí también el artículo de Croatto proporciona ejemplos.
En su afán de relacionar Nehemías 5 con la deuda del Tercer
43 Ibid., pág. 35.
44 Ibid.
45 Ibid.Influencias contextuales en lecturas de Nehemías 5 51
Mundo, Croatto reiteradamente se refiere al tributo persa mencionado
en el v. 4 como deuda externa.46 En la aplicación se
puede trazar paralelos entre los dos fenómenos, pero la interpretación
no debe confundirlos de manera simplista. Dicha imprecisión
en realidad debilita los argumentos de Croatto, exponiéndolos
innecesariamente a ataques por este lado. Además, la
crítica principal del capítulo no se descarga primordialmente
contra el tributo persa (aunque nótese la crítica sutil en el v. 18b
y la queja más explícita en 9:36-37), sino contra la deuda interna
entre los hermanos de Judá.47
Croatto da una interpretación novedosa de la palabra ta;m .
en 5:11, donde comúnmente se le ha vertido por “la centésima
parte de”.48 Los exegetas discuten el uso aquí del término hebreo,
que literalmente significa “el centenar de”. Algunos enmiendan
el texto para leer “la carga de”, “la deuda de”, “el
préstamo garantizado de” o “los ingresos de”;49 unos pocos
cambian sólo las vocales para luego leer “y también”;50 una interpretación
judía tradicional traduce “las cien piezas de”;51 pe-
46 Ibid., págs. 30, 33, 34.
47 Cardoso dice que la causa principal del endeudamiento es el tributo del
rey, pero confiesa: “Lo que yo extraño, y siento falta aquí, es que Nehemías no
acomete contra el imperio, contra el tributo del rey” (Cardoso y Torres, “La
deuda externa y los niños”, págs. 109, 111). Al otro extremo del espectro,
Kenneth G. Hoglund aduce que el propósito de la reforma de Nehemías fue
capacitar al pueblo para pagar los impuestos imperiales (Achaemenid Imperial
Administration in Syria-Palestine and the Missions of Ezra and Nehemiah
[Society of Biblical Literature Dissertation Series 125; Atlanta: Scholars Press,
1992], págs. 214, 225).
48 Traducción que se halla ya en la Vulgata.
49 Así el New English Bible: “as well as the income in money, and in
corn…”. Derek Kidner considera que el término se refiere a “los ingresos que
los acreedores han percibido de la propiedad tomada en hipoteca”. No veo cómo
este significado puede ser derivado del Texto Masorético o del texto enmendado,
aunque Kidner dice que ambas derivaciones son posibles (Ezra and
Nehemiah: An Introduction and Commentary [Leicester, Inglaterra/Downers
Grove, Illinois: Inter-Varsity Press, 1979], pág. 97).
50 Esta solución entraña tomar la mem hebrea como enclítica. Ver Constance
Wallace, “WM- in Nehemiah 5:11Nehemiah 5:11
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

11 Os ruego que les devolváis hoy sus tierras, sus viñas, sus olivares y sus casas, y la centésima parted del dinero, del grano, del vino y del aceite, que demandáis de ellos como interés.

WP-Bible plugin
”, en Cyrus H. Gordon, Gary A.
Rendsburg y Nathan H. Winter, eds., Eblaitica: Essays on the Ebla Archives
and Eblaite Language, vol. I (Winona Lake: Eisenbrauns, 1987), pág. 32; y, en
el mismo volumen, Gary A. Rendsburg, “Eblaite Ù-MA and Hebrew WM-”,
pág. 37.
51 Así la Jewish Publication Society Version; cp. Daniel A. Slotki, Daniel,
Ezra, Nehemiah: Hebrew Text & English Translation with Introductions and52 KAIRÓS Nº 32 / enero – junio 2003
ro la mayoría opta por “la centésima parte de”, una referencia al
interés cobrado por la deuda, sea que indique la tasa mensual
(1% por mes, equivalente a 12% por año) o que signifique más
generalmente “el porcentaje de”.52
Al entrar en su discusión de este enigma exegético, Croatto
descarta “la sugerencia basada en los LXX…de convertir me’aT
en me’eT (‘de/de entre’) para traducir: ‘y parte del dinero’”.53
Su razón: “Nehemías pediría así una condonación parcial, mínima
tal vez”.54 Luego agrega: “Lo mismo entienden quienes
traducen el texto actual por ‘una centésima (parte) del dinero’…
Estas interpretaciones ‘generosas’ suponen que perdonar algo
de una deuda, ya es un gran gesto”.55 Croatto no fundamenta
estas conclusiones en reconocidos criterios para la exégesis y la
crítica textual, sino en su concepto de cuánta deuda debía ser
condonada, el cual a su vez está determinado, según parece, por
su meta de relacionar el pasaje con la crisis de la deuda externa
hoy.56
Commentary (The Soncino Books of the Bible 13; Londres: Soncino Press,
1951), pág. 211.
52 Para una discusión de estas cuestiones, ver H. G. M. Williamson, Ezra,
Nehemiah (Word Biblical Commentary 16; Waco, Texas: Word Books, 1985),
págs. 233, 240.
53 Croatto, “La deuda en la reforma social de Nehemías”, pág. 31. No he
hallado esta sugerencia en la literatura, y Croatto no indica dónde la ha encontrado.
54 No es la única interpretación posible del texto de los LXX. Carl D.
Gross lo traduce: “y del dinero (que habéis ganado por haber tomado la propiedad
de ellos) sacad para ellos grano, vino y aceite”. Él explica: “La implicación
parece ser que los acreedores deben no solamente devolver la propiedad
confiscada por el incumplimiento del pago, sino también reintegrar a los deudores
algo de lo que han perdido. Ahora bien, esta es una exhortación poderosa,
que incomodaría a los ricos, pero, como la otra enmienda, su base textual,
también, es tenue” (“Is There Any Interest in Nehemiah 5?”, Scandinavian
Journal of the Old Testament 11/2 [1997], pág. 277).
55 Croatto, “La deuda en la reforma social de Nehemías”, pág. 31.
56 De hecho, no es claro qué tanto Nehemías propuso que se restaurara
(5:10-11). Joseph Blenkinsopp piensa que su propuesta contenía cuatro elementos:
la condonación de deudas, la liberación de los hijos esclavizados, la
devolución de las propiedades hipotecadas y la reintegración del interés pagado
(Ezra-Nehemiah: A Commentary [Old Testament Library; Filadelfia:
Westminster Press, 1988], págs. 259-60). Williamson básicamente concuerda,
salvo que no expresa una opinión acerca de los hijos esclavizados (Ezra, Nehemiah,
págs. 233, 240-41). Sin embargo, otros limitan la reforma a la devolución
de propiedades e intereses, de manera que los acreedores solo aplazaronInfluencias contextuales en lecturas de Nehemías 5 53
La interpretación novedosa de Croatto es que en 5:11 ta;m .
debe traducirse “el ciento (por uno)”,57 de modo que Nehemías
propuso a los acreedores que restauraran “‘el ciento (por uno)’
del dinero y de los bienes de consumo producidos por las tierras
empeñadas”.58 Esta devolución “cubriría el deterioro [económico]
acaecido desde el momento de hacerse las hipotecas, permitiendo
a su vez a los deudores [¿renovar?] su propio proceso
productivo” e implica que los acreedores se habían enriquecido
sobradamente con recursos que legítimamente pertenecían a los
deudores.59
Croatto emplea métodos exegéticos reconocidos para defender
su interpretación. Señala que “no hay ningún caso conocido
en que me’â signifique ‘la centésima (parte)’”,60 pero, agrega,
“algunas veces es multiplicativo: cien veces (cf. Qo. 8:12Qo. 8:12
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

12 Ahora bien, aunque el pecador haga cien veces lo malo, y sus días se prolonguen, con todo yo también sé que les irá bien a los que a Dios temen, los que temen ante su presencia,

WP-Bible plugin
; Pr.
17:10)”.61 También aduce un paralelo del antiguo Oriente: el
inciso 7 del Edicto de Ammisaduqa, el cual en ciertos casos de
fraude en la documentación de préstamos exige al acreedor reintegrar
al deudor seis veces el valor del préstamo.62
Sin embargo, estos argumentos no convencen. En Eclesiastés
8:12 y Proverbios 17:10Proverbios 17:10
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

10 La reprensión aprovecha al inteligente más que cien azotes al necio.g

WP-Bible plugin
ta’m e no indica una cantidad cien
veces mayor que otra, sino la repetición de una acción cien veces.
El Edicto de Ammisaduqa se trata de fraudes deliberados
en circunstancias bastante diferentes de las de Nehemías 5, y
aun si se aceptara el paralelo, una restauración de seis veces todavía
dista mucho de una de cien veces.63 Difícilmente los
sus reclamos legítimos (así Gross, “Is There Any Interest in Nehemiah 5?”,
pág. 276; Hoglund, Achaemenid Imperial Administration, págs. 212, 214;
Howard F. Vos, Ezra, Nehemiah and Esther [Bible Study Commentary; Grand
Rapids: Zondervan Publishing House, 1987], pág. 107; E. Neufeld, “The Rate
of Interest and the Text of Nehemiah 5.11”, Jewish Quarterly Review 44 [enero
1954], págs. 200-01; Henry, Commentary on the Whole Bible, pág. 1084).
57 Croatto, “La deuda en la reforma social de Nehemías”, pág. 31.
58 Ibid.
59 Ibid.
60 Ibid. Otros han notado esto; ver especialmente E. Neufeld, “The Rate of
Interest”, pág. 199.
61 Croatto, “La deuda en la reforma social de Nehemías”, pág. 31.
62 Croatto, “Deuda y justicia”, págs. 42-43.
63 Y una restauración de seis veces es la pena económica mayor en la literatura
del antiguo Oriente por fraude del acreedor. Cp. Robert P. Maloney,
“Usury and Restrictions on Interest-Taking in the Ancient Near East”, Catholic
Biblical Quarterly 36 (1974), pág. 10.54 KAIRÓS Nº 32 / enero – junio 2003
acreedores de Judá hubieran accedido bajo juramento a tales
términos (Neh. 5:12-13Neh. 5:12-13
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

12 Ellos respondieron: --Lo devolveremos y nada les demandaremos; haremos así como tú dices. Entonces convoqué a los sacerdotes y les hice jurar que harían conforme a esto. 13 Sacudí además mi vestido,e y dije: --Así sacuda Dios de su casa y de su trabajo a todo hombre que no cumpla esto; así sea sacudido y quede sin nada. Y respondió toda la congregación: --¡Amén! Entonces alabaron a Jehová, y el pueblo hizo conforme a esto.

WP-Bible plugin
).64 La interpretación de Croatto no se
funda tanto en bases exegéticas confiables sino en su deseo de
mostrar que las naciones del Tercer Mundo, lejos de ser requeridas
a pagar su deuda externa, deben ser resarcidas por los países
acreedores.65 Así, él concluye su segundo artículo en los
números 5-6 de la Revista de interpretación bíblica latinoamericana
con la siguiente reflexión:
…el inciso 7 del edicto de Ammisaduqa y Neh. 5:11Neh. 5:11
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

11 Os ruego que les devolváis hoy sus tierras, sus viñas, sus olivares y sus casas, y la centésima parted del dinero, del grano, del vino y del aceite, que demandáis de ellos como interés.

WP-Bible plugin
(que obligan no
sólo a cancelar la deuda—lo prestado y su interés—, sino también a
“devolver” mucho más al deudor), señalan que es posible resarcir al
deudor empobrecido con lo que el acreedor se enriqueció a su costa.
La “conciencia” que tenemos ahora (de que los acreedores de la deuda
externa en realidad son “deudores”), ya la tenían los pueblos antiguos;
éstos habían encontrado una solución al problema de las deudas impagables
o difíciles. Es un buen precedente.66
Otro ejemplo de los valores y los peligros de acercarse al
texto desde la perspectiva de una preocupación actual se encuentra
en los artículos de Tollefson sobre Nehemías como paradigma
para agentes de cambio en un proceso de revitalización
cultural.67 Bajo la influencia de su modelo, Tollefson repetidas
veces tergiversa el significado del texto en su exposición de los
64 Croatto parece reconocer este problema, pues en un momento pregunta
si “ciento por uno” no será una expresión retórica o proverbial que implica la
restauración de los deudores pobres (“La deuda en la reforma social de Nehemías”,
pág. 31). Esta hipótesis le da libertad para interpretar la palabra con total
subjetividad, pero en el resto del artículo repite la traducción “ciento por
uno” como si fuera literal.
65 En realidad, la interpretación común de ta;m. como una referencia al interés
proporciona una base para la meta de Croatto. Para las naciones del Tercer
Mundo, una reintegración del interés pagado y una exoneración del interés
debido y acumulado sería de mucho más beneficio que la condonación del
principal prestado.
66 Croatto, “Deuda y justicia”, pág. 43.
67 Kenneth Tollefson, “Nehemiah, Model for Change Agents: A Social
Science Approach to Scripture”, Christian Scholar’s Review 15/2 (1986),
págs. 107-24; “The Nehemiah Model for Christian Missions”, Missiology 15/1
(enero 1987), págs. 31-55; “Social Transformation in Nehemiah”, Transformation
6/1 (1989), págs. 3-6; Kenneth D. Tollefson y H. G. M. Williamson, “Nehemiah
as Cultural Revitalization: An Anthropological Perspective”, Journal
for the Study of the Old Testament 56 (1992), págs. 41-68.Influencias contextuales en lecturas de Nehemías 5 55
primeros dos capítulos de Nehemías.68 Con respecto a Nehemías
5, este sesgo aparece en su declaración infundada de que el
“Pacto de hermandad” de Nehemías condujo a “prosperidad sin
inflación”69 y en su afirmación que el método de Nehemías para
la resolución del conflicto se asemeja al “Modelo de Harvard
de negociación según principios”.70 Resume este modelo en
cuatro principios:
1. Gente: Separe a la gente del problema.
2. Intereses: Concéntrese en intereses, no en posturas.
3. Opciones: Genere una variedad de posibilidades antes de decidir
qué hacer.
4. Criterios: Insista en que los resultados se basen en alguna norma
objetiva, tradición o autoridad.71
A pesar del sello de aprobación de Breneman,72 difícilmente
se puede hallar el Modelo de Harvard en Nehemías 5. Podemos
estar de acuerdo con Tollefson que Nehemías siguió el cuarto
principio al basar su solución en normas de conducta del Pacto
Mosaico, pero ¿realmente empleó los primeros tres? El texto no
apoya las tesis de Tollefson de que Nehemías separó a la gente
del problema (principio 1) viéndolo como “un problema comunitario
en el cual todos podrían salir beneficiados (5:8)”,73 y
que se concentró en intereses en vez de posturas (principio 2)
señalando “que redimir a hermanos judíos de la esclavitud para
que fueran vendidos de nuevo era contraproducente (5:9)”.74 Y
definitivamente no presentó varias opciones (principio 3).
Otras interpretaciones de Nehemías 5 que exceden o contradicen
el contenido del texto, debido por lo menos en parte a la
influencia del contexto del intérprete, incluyen las siguientes: la
ira de Nehemías (5:6) originalmente se dirigía contra los que se
quejaban;75 Nehemías “escuchó a ambas partes de la situación”
68 Tollefson, “Nehemiah, Model for Change Agents”, págs. 108-10.
69 Tollefson, “Social Transformation in Nehemiah”, pág. 5.
70 Tollefson, “Nehemiah, Model for Change Agents”, pág. 113; “The Nehemiah
Model for Christian Missions”, pág. 43.
71 Tollefson, “Nehemiah, Model for Change Agents”, pág. 113.
72 Breneman, Ezra, Nehemiah, Esther, pág. 203.
73 Tollefson, “Nehemiah, Model for Change Agents”, pág. 113.
74 Ibid.
75 Swindoll, Hand Me Another Brick, pág. 85; Pásame otro ladrillo, pág.
95 (esta interpretación es más clara en el inglés original que en la traducción al56 KAIRÓS Nº 32 / enero – junio 2003
y “tuvo compasión y lástima de todos”;76 Nehemías investigó
“la verdad de las alegaciones de los que se quejaban (pues los
clamores de los pobres no siempre son justos)”;77 y los impuestos
persas “generalmente no se consideraban opresivos”.78
Entre los puntos de vista críticos sobre Nehemías 5 que delatan
una influencia desmedida de contextos modernos, se podría
incluir la conclusión de Halligan de que la “solución [de
Nehemías] a la crisis económica es irreal… El comercio se paralizaría…
Quitar de un golpe el sistema de crédito pondría en
peligro todas las demás transacciones comerciales dependientes
que estuvieran en proceso…”.79 Los problemas señalados por
Halligan no son insignificantes, pero los decretos sociales de la
antigua Mesopotamia con sus incisos que cancelaban deudas
son una evidencia fuerte de que la condonación (o aplazamiento)
de deudas no era imposible en los tiempos de Nehemías.80
castellano).
76 Ralph G. Turnbull, The Book of Nehemiah: A Study Manual (Grand
Rapids: Baker Book House, 1968), pág. 69.
77 Henry, Commentary on the Whole Bible, pág. 1082.
78 Barber, The Dynamics of Effective Leadership, pág. 79 (la traducción en
Dinámica de un líder, pág. 74, no capta con suficiente exactitud el sentido del
original). En contraste, John White y Samuel Escobar comentan desde América
Latina: “No sólo había ido dinero desde los empobrecidos judíos a Susa, la
capital; también vino, pan y siclos de plata habían sido encaminados a las mesas
y cofres de los gobernadores de Jerusalén” (Líderes y siervos [Buenos Aires:
Ediciones Certeza, 1980], pág. 72).
79 John M. Halligan, “Nehemiah 5: By Way of a Response to Hoglund and
Smith”, en Philip R. Davies, ed., Second Temple Studies: 1. Persian Period
(Journal for the Study of the Old Testament Supplement Series 117; Sheffield,
Inglaterra: Sheffield Academic Press, 1991), pág. 152.
80 Ver Croatto, “Deuda y justicia”, págs. 40-43; J. J. Finklestein, “The
Edict of Ammisaduqa”, en James B. Pritchard, ed., Ancient Near Eastern Texts
Relating to the Old Testament, 3era. ed. (Princeton: Princeton University
Press, 1969), págs. 526-28; Niels Peter Lemche, “Andurarum and Mišarum:
Comments on the Problem of Social Edicts and Their Application in the Ancient
Near East”, Journal of Near Eastern Studies 38 (1979), págs. 11-22;
Hannes Olivier, “The Periodicity of the Mešarum Again”, en W. Claassen, ed.,
Text and Context: Old Testament and Semitic Studies for F. C. Fensham
(Journal for the Study of the Old Testament Supplement Series 48; Sheffield,
Inglaterra: JSOT Press, 1988), págs. 227-35; idem, “Restitution as Economic
Redress: The Fine Print of the Old Babylonian Mêšarum Edict of Ammisaduqa”,
Journal of Northwest Semitic Languages 24 (1998), págs. 83-99;
Stephen A. Kaufman, “A Reconstruction of the Social Welfare Systems of
Ancient Israel”, en W. Boyd Barrick y John R. Spencer, eds., In the Shelter of
Elyon: Essays on Ancient Palestinian Life and Literature in Honor of G. W.Influencias contextuales en lecturas de Nehemías 5 57
También indebidamente influido por el contexto de hoy es
la siguiente apreciación de Clines:
La profesión de [Nehemías] de que no cobró lo que le correspondía de
los impuestos provinciales por causa del “temor de Dios” es cuando
menos ingenua, y hasta de mala fe… Considerando la estima personal
que su acción le cosechó, y las quejas y conflictos sobre los impuestos
que debería de haber evitado así, es difícil dejarse engañar por su protesta
de que su única motivación es “el temor de Dios”.81
Por cierto, la experiencia enseña que a las profesiones piadosas
de políticos y gobernantes muchas veces se les debe recibir con
una medida de escepticismo. Sin embargo, si la negativa de
Nehemías de cobrar los impuestos para su presupuesto de alimentos
le fue de tanto beneficio personal como Clines nos lo
dice, uno se pregunta por qué su ejemplo no ha sido imitado por
más gobernantes ricos.
CONCLUSIONES
Tocante a la influencia del contexto en las aplicaciones
La aplicación de las Escrituras debe tomar en cuenta las necesidades
sentidas, pero éstas no son necesariamente idénticas
con las necesidades reales. Debemos escuchar las Escrituras
atentamente para descubrir lo que revelan acerca de tanto nuestras
necesidades reales como nuestras responsabilidades. La
gran mayoría de cristianos y maestros de la Biblia en los países
desarrollados son, en comparación con el resto del mundo, ricos.
Como tales, podemos, sin darnos cuenta, ser insensibles a
las implicaciones de numerosos pasajes bíblicos que hablan de
la justicia social y las necesidades de los pobres. Una manera
de sintonizar nuestros oídos y mentes a estos mensajes es fami-
Ahlström (Journal for the Study of the Old Testament Supplement Series 31;
Sheffield, Inglaterra: JSOT Press, 1984), pág. 284.
81 David J. A. Clines, “The Nehemiah Memoir: The Perils of Autobiography”,
What Does Eve Do to Help? And Other Readerly Questions to the Old
Testament (Journal for the Study of the Old Testament Supplement Series 94;
Sheffield, Inglaterra: JSOT Press, 1990), págs. 134-35.58 KAIRÓS Nº 32 / enero – junio 2003
liarizarnos con lecturas de las Escrituras desde el Tercer Mundo.
82
Desde una perspectiva purista, cada aplicación debe ser cimentada
en una correcta interpretación del texto de donde se
extrae. Sin embargo, en el mundo real, es mucho más importante
que la aplicación refleje fielmente las enseñanzas de las Escrituras
en general. Aun si una aplicación parte de una interpretación
equivocada de un pasaje, no deja de ser una palabra válida
de Dios si puede ser derivada de la interpretación correcta de
otro(s) pasaje(s). Algunos comentaristas del pasado, a la luz de
las tasas de interés en sus tiempos, consideraban que la tasa
anual del 12% en Nehemías 5:11Nehemías 5:11
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Izbrana zbirka RVR95 ne vsebuje vpisane knjigeMesto:

WP-Bible plugin
fue excesivamente alta. Los
descubrimientos posteriores han mostrado que estuvieron equivocados;
de hecho, el 12% sería una tasa muy baja en los tiempos
de Nehemías.83 Sin embargo, una condena de exorbitantes
tasas de interés en préstamos a los pobres de hoy, aunque basada
en una interpretación equivocada de Nehemías 5:11Nehemías 5:11
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Izbrana zbirka RVR95 ne vsebuje vpisane knjigeMesto:

WP-Bible plugin
, no sería
por eso inválida, porque reflejaría valores correctamente derivados
de otros textos bíblicos (por ej., Ex. 22:25Ex. 22:25
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

25 »Cuando prestes dinero a uno de mi pueblo, al pobre que está contigo, no te portarás con él como usurero ni le cobrarás intereses.j

WP-Bible plugin
[24];
Lv.25:35-37; Dt.23:20-21 [19-20]; Sal. 15:5Sal. 15:5
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

5 quien su dinero no dio a usurac ni contra el inocente admitió soborno.d El que hace estas cosas, no resbalará jamás.

WP-Bible plugin
; Pr. 28:8Pr. 28:8
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

8 El que aumenta sus riquezas con usura y crecidos intereses, para aquel que se compadece de los pobres las aumenta.f

WP-Bible plugin
; Ez. 18:8Ez. 18:8
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

8 que no presta con interés o con usura; que retrae su mano de la maldad y practica verdaderamente la justicia entre unos y otros;

WP-Bible plugin
,
13, 17).
Tampoco es necesariamente buena una aplicación sencillamente
porque está basada en una interpretación correcta de un
texto. Al leer que Nehemías rehusó cobrar impuestos para el
presupuesto de alimentos del gobernador (Neh. 5:14-18Neh. 5:14-18
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

14 También desde el día que me mandó el rey que fuera gobernador de ellos en la tierra de Judá, desde el año veinte del rey Artajerjes hasta el año treinta y dos, doce años, ni yo ni mis hermanos comimos del pan del gobernador.f 15 En cambio, los primeros gobernadores que me antecedieron abrumaron al pueblo: les cobraban, por el pan y por el vino, más de cuarenta siclos de plata, y aun sus criados se enseñoreaban del pueblo. Pero yo no hice así, a causa del temor de Dios.g 16 También trabajé mi parte en la restauración de este muro, y no he comprado heredad; también todos mis criados estaban allí juntos en la obra. 17 Además, ciento cincuenta judíos y oficiales, y los que venían de las naciones que había alrededor de nosotros, se sentaban a mi mesa. 18 Cada día se preparaba un buey y seis ovejas escogidas; también me preparaban aves; y, cada diez días, se traía vino en abundancia. Así y todo, nunca reclamé el pan del gobernador, porque la carga que pesaba sobre este pueblo era excesiva.

WP-Bible plugin
), uno
podría concluir que los impuestos destinados al sostenimiento
de los funcionarios del gobierno, o aun todo impuesto, son in-
82 Ver, por ejemplo, la Revista de interpretación bíblica latinoamericana;
R. S. Sugirtharajah, ed., Voices from the Margin: Interpreting the Bible in the
Third World (Maryknoll, Nueva York: Orbis Books, 1991); Fernando F. Segovia
y Mary Ann Tolbert, eds., Reading from This Place, vol. 2: Social Location
and Biblical Interpretation in Global Perspective (Minneapolis; Fortress
Press, 1995); John R. Levison y Priscilla Pope-Levison, eds., Return to Babel:
Global Perspectives on the Bible (Louisville, Kentucky: Westminster John
Knox Press, 1999); Revista de interpretación bíblica latinoamericana y Revista
bíblica, particularmente los numerosos artículos de José Severino
Croatto.
83 Cp. Maloney, “Usury and Restrictions on Interest-Taking”, págs. 1-20;
Blenkinsopp, Ezra-Nehemiah, pág. 257; D. J. A. Clines, Ezra, Nehemiah,
Esther (New Century Bible Commentary; Grand Rapids: William B. Eerdmans
Publishing Company, 1984), pág. 169.Influencias contextuales en lecturas de Nehemías 5 59
morales, y, por lo tanto, no se deben pagar. Estas aplicaciones
reñirían, por supuesto, con la enseñanza clara de otras partes de
las Escrituras (cp. Mt. 17:24-27; 22:15-21Mt. 17:24-27; 22:15-21
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Pago del impuesto para el Templo 24 Cuando llegaron a Capernaúm, se acercaron a Pedro los que cobraban las dos dracmasn y le preguntaron: --¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas? 25 Él dijo: --Sí. Al entrar él en casa, Jesús le habló primero, diciendo: --¿Qué te parece, Simón? Los reyes de la tierra, ¿de quiénes cobran los tributos o los impuestos? ¿De sus hijosñ o de los extraños? 26 Pedro le respondió: --De los extraños. Jesús le dijo: --Luego los hijos están exentos. 27 Sin embargo, para no ofenderlos, ve al mar, echa el anzuelo y toma el primer pez que saques, ábrele la boca y hallarás una moneda. Tómala y dásela por mí y por ti. La cuestión del tributo 15 Entonces se fueron los fariseos y consultaron cómo sorprenderlo en alguna palabra. 16 Y le enviaron sus discípulos junto con los herodianos,d diciendo: --Maestro, sabemos que eres amante de la verdad y que enseñas con verdad el camino de Dios, y no te cuidas de nadie, porque no miras la apariencia de los hombres. 17 Dinos, pues, qué te parece: ¿Está permitido dar tributo a César, o no?e 18 Pero Jesús, conociendo la malicia de ellos, les dijo: --¿Por qué me tentáis, hipócritas? 19 Mostradme la moneda del tributo. Ellos le presentaron un denario.f 20 Entonces les preguntó: --¿De quién es esta imagen y la inscripción? 21 Le dijeron: --De César. Y les dijo: --Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.g

WP-Bible plugin
; Ro. 13:6-7Ro. 13:6-7
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

6 pues por esto pagáis también los tributos, porque las autoridades están al servicio de Dios, dedicadas continuamente a este oficio. 7 Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.d

WP-Bible plugin
).
Tocante a la influencia del contexto
en la interpretación
Nos guste o no, nuestro contexto es un lente. Evita que
veamos algunos aspectos del texto, y pone de relieve a otros.
Puede derramar luz hermenéutica, pero también puede conducir
a interpretaciones sesgadas. ¿Cómo podemos distinguir entre
las influencias positivas y negativas del contexto? Si las diversas
interpretaciones son en alguna medida productos de diferencias
de contexto, ¿cómo podemos decidir objetivamente entre
ellas?
En primer lugar, las interpretaciones diferentes desde contextos
diversos no son necesariamente contradictorias. Pueden
ser complementarias. Por ejemplo, las observaciones de Croatto
sobre el papel de la ideología, el gobierno y las masas en la reforma
social de Nehemías 5, aunque ausentes de los comentarios,
no contradicen esos comentarios. Más bien, los enriquecen.
El texto mismo provee el control más importante para distinguir
entre las interpretaciones influenciadas apropiada o inapropiadamente
por el contexto contemporáneo. Por cierto,
donde el texto es ambiguo, como en la referencia a la participación
de las mujeres en el clamor de Nehemías 5:1Nehemías 5:1
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Izbrana zbirka RVR95 ne vsebuje vpisane knjigeMesto:

WP-Bible plugin
, puede ser difícil
evaluar esa influencia. Sin embargo, aun en este ejemplo,
el texto pone límites a la imaginación y al dogmatismo, y revela
en qué grado podemos estar proyectando nuestra realidad en el
texto (ver la discusión del clamor de las mujeres arriba). Por
otro lado, a muchas interpretaciones distorsionadas se les puede
reconocer fácilmente porque el texto, cuando es leído con la interpretación
propuesta, al fin y al cabo no tiene sentido.
Otros controles lo proveen las metodologías exegéticas reconocidas.
La gramática, la semántica, el contexto textual, el
contexto histórico y la intención del autor, en cuanto pueda ser
discernida, sirven como árbitros para decidir entre las interpretaciones
postuladas, incluyendo las que reflejan diferentes contextos
contemporáneos.60 KAIRÓS Nº 32 / enero – junio 2003
Una ayuda más para evitar distorsiones interpretativas causadas
por nuestro contexto es estar conscientes de la influencia
que nuestra particular cosmovisión puede tener en nuestra
comprensión de las Escrituras. Si ignoramos los efectos del
contexto, difícilmente podremos evitar los peligros de esos
efectos. En alguna medida podemos lograr semejante conciencia
mediante un análisis reflexivo de nuestro entorno ideológico
y socioeconómico. Sin embargo, un método más sencillo y más
eficaz es conocer interpretaciones que surgen de otros contextos.
Tales lecturas nos mostrarán posibles complementos y opciones
a nuestra comprensión del significado del texto. Así,
coadyuvarán a librarnos de los prejuicios inconscientes en
nuestras interpretaciones.
Usado con permiso
ObreroFiel.com – Se permite reproducir este material siempre y cuando
no se venda.


Usado con permiso
ObreroFiel.com - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.
Su apoyo en el ministerio http://www.obrerofiel.com

No comments yet.

Deja un comentario

Camino Global