Navegación

El pastor como líder y el líder como pastor

IMPRIMIR RECURSO

El pastor como líder y el líder como pastor

El pastor como líder y el líder como pastor Descripción del curso: Es un estudio de la función pastoral presentada en el Antiguo y Nuevo Testamentos con la mira puesta en equipar a una nueva generación de líderes que tengan un ministerio significante en el siglo XXI y quienes practiquen la responsabilidad de guiar a un grupo cristiano hacia la madurez en Cristo.

Objetivos:

 

Abstractos

  1. Identificar los aspectos necesarios que afectan el liderazgo de una persona.
  2. Reconocer las debilidades de una persona que quiera ser líder sin la preparación o la experiencia adecuada.
  3. Entender la importancia de identificar y entender nuestro propio carácter.
  4. Comprometerse a tener pureza sexual.

Prácticos

  1. Analizar la visión y misión de su iglesia.
  2. Dirigir un grupo pequeño de estudio bíblico de la iglesia local.
  3. Analizar si el grupo que dirije está de acuerdo con la visión y misión usados por el liderazgo de su iglesia.
  4. Definir y escribir la visión/misión de la iglesia con la cual trabaja.
  5. Diseñar una estrategia discipuladora dentro del esquema funcional de la iglesia local.

Libros de texto

  1. Tedd Tripp, Cómo pastorear el corazón de su hijo, Traducido por Josué Raimundo y Thania Espín Rodríguez, Editorial Eternidad, Santo Domingo: República Dominicana.
  2. Ted W. Engstrom, Un líder no nace, se hace,Traducido por Reinerio Bracelis y M. Francisco Liévano, Editorial Betania, Puerto Rico.

Calificación

 

95-100 Quien haga todas las lecturas asignadas para cada día/ traiga una carta membretada firmada por su pastor declarando que está sirviendo en el liderazgo de un grupo pequeño/ Respuestas escritas del cuestionario del libro “Cómo pastorear a su hijo”/ Asistencia perfecta a todas las clases (excepto bajo condiciones razonablemente aceptables)/ Una copia y un análisis de la vision y misión de la iglesia con la cual trabaja/ Una carta de compromiso ante Dios para vivir en  pureza sexual.

92-95 Quien haga todas las lecturas asignadas para cada día/ traiga una carta membretada firmada por su pastor declarando que está sirviendo en el liderazgo de un grupo pequeño/ Asistencia perfecta a todas las clases/ Una copia y un análisis de la visión y misión de la iglesia con la cual trabaja/ Una carta de compromiso ante Dios para vivir en  pureza sexual.

85-91 Quien haga todas las lecturas asignadas para cada día/ traiga una carta membretada firmada por su pastor declarando que está sirviendo en el liderazgo de un grupo pequeño/  Una copia y un análisis de la visión y misión de la iglesia con la cual trabaja/ Una carta de compromiso ante Dios para vivir en  pureza sexual.

79-84 Quien haga todas las lecturas asignadas para cada día/ traiga una carta membretada firmada por su pastor declarando que está sirviendo en el liderazgo de un grupo pequeño/ Una carta de compromiso ante Dios para vivir en  pureza sexual.

69-79 Quien haga todas las lecturas asignadas para cada día/ traiga una carta membretada firmada por su pastor declarando que está sirviendo en el liderazgo de un grupo pequeño/ Una carta de compromiso ante Dios para vivir en  pureza sexual.

61-69 Quien traiga una carta membretada firmada por su pastor declarando que está  sirviendo en  el liderazgo de un grupo pequeño/ Una carta de compromiso ante Dios para vivir en pureza sexual.

0-59     REPITA EL CURSO

CONTENIDO DEL CURSO

 

CALENDARIO DE TAREAS

 

Nota: Aparte del calendario diario de lecturas, el estudiante tendrá que dedicar tiempo para responder a las preguntas al final de cada capítulo de los libros del curso. También deberá cumplir con los demás requisitos del curso.

Fecha (ejemplo) Tarea (ejemplo)

Enero Carta de compromiso ante Dios para tener pureza sexual
Febrero Reporte de respuestas del libro “Cómo pastorear el corazón de su hijo
Marzo Un análisis de la vision y misión de la iglesia con la cual usted trabaja (este reporte debe incluir toda documentación posible y un análisis serio bajo los escrutinios de las Escrituras). En otras palabras, analice si la visión que tiene su iglesia tiene base bíblica. El reporte debe tener por lo menos 4 páginas.
Abril Una carta membretada firmada por su pastor declarando que está sirviendo en el liderazgo de un grupo pequeño en la cual se declare que usted comenzó a funcionar como líder a principios de febrero o antes.

 

Enero Introducción y revisión de contenido
Enero La preparación para el liderazgo
Febrero Definición de líder: su corazón; cómo los líderes contruyen e inspiran confianza en la gente.
Febrero El impacto de un líder; sus seguidores.
Febrero Como levantar líderes en todas las áreas de la iglesia 2 Ti. 2:2.
Febrero La hermenéutica del líder: Cómo interpretar los pasajes bíblicos que tratan con el formar la iglesia de Cristo.
Marzo El contexto del líder: el: mundo posmoderno y cómo ministrar en este mundo; la cultura de la iglesia en la cual servimos.
Marzo El líder y el gobierno de la iglesia.
Marzo Formando espiritualmente a la iglesia; analizando la estructura de la iglesia; llevando a la iglesia a la realización de sus funciones divinas.
Marzo La visión de la iglesia, la Biblia y el contexto en el cual vivimos.
Marzo La motivación en el liderazgo
Abril La pureza sexual y moral del líder
Abril Analizando requisitos del liderazgo en el AT y NT
Abril La utilidad de las cartas pastorales en la orientación y formación del liderazgo I
Abril La utilidad de las cartas pastorales en la orientación y formación del liderazgo II
Mayo

Repaso y examen final

NOTAS DE EL PASTOR COMO LÍDER Y EL LÍDER COMO PASTOR

 

I.          LA PREPARACIÓN PARA EL LIDERAZGO.

A. Introducción: Los grandes hombres de Dios siempre han tenido la preparación necesaria para afrontar la difícil tarea del liderazgo. En este curso veremos algunos ejemplos bíblicos.

B. Preparación académica

1.    Moisés (Éxodo 1-3). La preparación de Moisés se implica en 2:9-10. Moisés tuvo la mejor educación de la época (Hechos 7:22). Recordemos que Egipto era la nación más poderosa del mundo en ese momento.

2.    Daniel (Daniel 1:3-4) Daniel no hubiera sido parte del palacio real sin haber pasado por la “educación” de los caldeos.

3.    Músicos (1 Crónicas 25:1-7). Los músicos que dirijían la adoración eran preparados en las áreas de canto, música y dirección.

4.    Pablo (Hechos 22:1-3; 5:34). Era fariseo de fariseos, doctor de la Ley. No era “Yuyo el que mata puercos”.

C. Preparación espiritual

1.    Un encuentro con Dios Ex. 3:5-6.

2.    Preparación en la Palabra de Dios (2 Ti. 3:16-17) lo cual incluye niveles de academicismo por causa del contexto desarrollado en el cual vivimos. El orden del academicismo que  debemos seguir es el antiguo, usado en el tiempo de los escritores bíblicos del A.T. y el de Jesucristo y sus apóstoles y luego hacer comparaciones con los acontecimientos de la vida moderna (no viceversa). Esto incluye haber sido discipulado en la iglesia con buen contenido y práctica.

3.    Madurar la vida con las experiencias de la iglesia (nunca estar fuera de la comunión de la iglesia), buenas y malas. Pablo trató con todo tipo de problemas dentro de la iglesia; igual sucedió con Moisés y con nuestro Señor Jesucristo. No podemos madurar a menos que tengamos experiencias buenas y malas dentro de la iglesia.

D.    Excusas, excusas, escusas…

1.    Los apóstoles eran hombres “sin letra y del vulgo” (Hechos 4:13, 1 Co. 1:27)

2.    Algunos dicen: “conozco a muchos pastores que no estudiaron y Dios los usó mucho”.

E. La realidad: debemos tener un balance entre intelectualidad y  espiritualidad.

F. Si quieres ser pastor: el panorama es distinto, pero muy similar. De los pastores se exigen por lo menos tres requisitos: El don del Espíritu, la preparación académica, y la solvencia moral. Discutiremos los detalles de ésto, después.

II.       DEFINICIÓN DE LÍDER: SU CORAZÓN; CÓMO LOS LÍDERES CONTRUYEN E INSPIRAN CONFIANZA EN LA GENTE.

A. Definición: Es una persona que hace que las cosas sucedan en las cuales él mismo se ve involucrado, participando activamente en planificarlas, ejecutándolas y experimentándolas dentro de un esquema sistemático que llamamos “visión”. Pablo dice: “he peleado la buena batalla” (2 Ti. 4:7) no “he dirigido la obra de Dios para que otros la hagan”. Pero, sobre cualquier ejemplo que tengamos en los apóstoles, debemos poner nuestra mirada en nuestro dechado principal: Jesucristo.

B.    Las personas que son líderes pasan por un proceso de dolor y confusión hasta cuando descubren que algo no está siendo hecho correctamente. Entonces toman las riendas para cambiar las cosas.

1.    Su corazón está en el cambio que ayuda a acercarnos a Dios.

2.    Su corazón está en llevar a otras personas a vivir y actuar correctamente.

3.    Su corazón está en presentar ante Dios a una esposa “sin mancha ni arrugas”.

4.    Su corazón no está en el dinero.

5.    Su corazón no está en la posición.

6.    Su corazón no está en la fama ni prestigio.

7.    Su corazón está en agradar a Dios conforme a lo que revela la Escritura

C.    ¿Cómo ganan la confianza los líderes?

1.    Por medio de la honestidad (ante Dios y ante los hombres).

2.    Por medio de la rectitud del corazón, moralmente hablando.

3.    Por medio de la convicción personal en el proceso.

4.    Por medio del servicio edificativo (no el servil).

EL IMPACTO DE UN LÍDER

 

“Las grandes organizaciones necesitan grandes líderes.” Recordemos que un líder es el que influencia en las personas para que logren por sí mismos una meta particular, mostrándose él mismo como ejemplo y tomando decisiones en momentos críticos.  En el caso de los cristianos, debemos seguir una visión bíblica, centrada en el deseo de Dios para la humanidad.

I.    EL LÍDER TIENE UN RETO MUY GRANDE: SABER HACIA DÓNDE VA Y HACIA DÓNDE QUIERE LLEVAR A SU GENTE.

 

A.  El principal reto es consigo mismo: ser, no hacer o ser-hacer.

1.  Ser: honesto consigo mismo

2.  Ser: honesto con Dios

a. Tendremos que dar cuentas ante Dios.

b. Tendremos que pasar el tribunal de Cristo 2 Co. 5:10.

3.  Ser: con base en el fundamento de la Palabra de Dios.

4.  No pura actividad: reuniones, actividades, consejería, sacrificar a la familia, cambio del sistema cúltico. Todo esto podemos hacer, pero la gente puede no agradecer nuestro esfuerzo después de todo.

a. No debemos ser demagogos sino llevar al pueblo a la meta que Dios quiere para ellos.

b. El líder tiene la única ambición de ver que Dios cumpla en esta generación sus propósitos divinos.

c. Gente que no impulsa a otros a entrar en el plan de Dios, entonces no está dirigiendo.

d. Los líderes no se enojan con los miembros de la iglesia. Los líderes simplemente no hacen lo que los demás deben hacer.

e. Nuestra meta no es guiar a las personas a lograr sus propias metas. Nuestra meta es hacer que ellos entren en las de Dios.

5.  Solución: un balance entre depender de Dios y hacer lo necesario, sin perder de vista el objetivo.

6.  Todo en el tiempo de Dios. Lucas 9:33

a. Los pastores pueden llenar los requisitos de la denominación o la iglesia y todavía

no tener éxito en el plan de Dios.

b. Todo en la visión de Dios.

B.    El siguiente reto es con la gente: transformarlos a pensar diferente y guiarlos hasta lograr el objetivo en mente (Romanos 12:1-3).

1.  La gente está “moldeada” con sus costumbres y estilo de vida los cuales hay que ayudarles a cambiar.

2.  Dejar las costumbres, tradiciones, y supersticiones requiere un proceso difícil, en muchos casos.

3.  La ventaja: la gente quiere líderes, y los sigue (Jim Jones, David Koresh, por ejemplo), entonces,

nosotros debemos ser de esos líderes de Dios que use para levantar una iglesia más sólida.

4.  Recuerden: no debemos ser líderes como los entrenadores de fútbol (ellos gritan, se enojan con lo jugadores, los humillan, etc.).

C.      El ejemplo de Jesucristo:

1.            En el tiempo de Dios. Gálatas 4:4

2. Jesús sabía el plan de Dios (Juan 3:16) y dependía de él en todo.  Juan 5:19.

3. Desarrolló relaciones con Dios y con los hombres. Lucas 2:52

4. Tuvo tentaciones para desistir del propósito divino (Mateo 4:4), incluso en su crucifixión “si eres Hijo de Dios, baja de esa cruz”.

5. Confrontó enemigos (políticos, religiosos, demonios) hasta la cruz.

6. Pero, a pesar de todo, hay que seguir el plan y el tiempo de Dios porque Dios hará algo con sus siervos en su tiempo (no como se nos exige a los pastores de misiones con dos preguntas deprimentes 1) ¿Cuántos miembros tiene tu iglesia? y 2) ¿Cuánta ofrenda levantas semanalmente?, Y tal vez otra más, “¿Cuántos has bautizado este trimestre?, empujando a hacer “lo suficiente” para lograr las metas de la denominación en un tiempo más corto.

II.  EL CARÁCTER DEL LÍDER

 

A. Si queremos lograr que la gente vaya en los propósitos de Dios, nosotros mismos tenemos que tener las agallas necesarias para ir en el camino.

B. El carácter se desarrolla con las experiencias (buenas y malas) que suceden a las personas y con las experiencias (buenas y malas) que me suceden en el caminar mío:

1.            En la familia

2.            En la sociedad

3.                        En la iglesia

4.                        En la escuela

5.                        Etc.

 

C.     En parte por la moldeablilidad de la persona (Los apóstoles nunca hubieran sido los líderes del cristinismo naciente del primer siglo si no hubieran sido personas moldeables).

 

D.     Por la presencia de Dios en sus vidas:

1.            Moisés no pudo ser un buen líder por sí mismo, pues ni siquiera sabía hablar en público. Ex.4:10.

2.                        Fue inepto delegando autoridad. Ex.18:13-17

3.                        Tenía problemas de temperamento.  Ex.32:19; Nm.20:9-13

4.                        Fue un asesino.

5.                        ¡Su liderazgo vino como resultado de una relación profunda con Dios!

¿Como levantar líderes en todas las áreas de la iglesia? 2 Timoteo 2: 2

 

Introducción: “una golondrina no hace verano” es un dicho entre nosotros para decir que las cosas no se pueden hacer individualmente, siempre se requiere de un equipo de trabajo. En el ministerio de la iglesia, una sola persona no puede hacer todo el trabajo que se requiere para el funcionamiento de una iglesia saludable. Hablamos del pastor. El problema es doble cuando nos damos cuenta que las finanzas de la iglesia no alcanzan para pagar “medio tiempo” a un solo ministro. Cualquiera vendría a “trabajar” si le proveyéramos todos los los beneficios (recuerden que “por dinero baila el mono”): 1) Muchos “ya preparados” o graduados de seminarios prefieren ir a una iglesia grande donde tienen aseguradas sus finanzas. 2) La gran mayoría “ya entrenados” en los seminarios no querrán ganar “una miseria” de sueldo si cualquier empleo les ofrece una mejor alternativa económica. 3)  En este punto incluyo a ministros de jóvenes, ministros de misiones, ministros de música, ministro de niños, etc.

SEAMOS REALISTAS: la iglesia hispana en los Estados Unidos está en su etapa incipiente. El problema será distinto cuando las iglesias crezcan y quieran seguir con el mismo patrón de miseria.

I.    DEBEMOS RECORDAR LA MANERA CÓMO FUIMOS DISCIPULADOS EN NUESTRA ETAPA DE RECIÉN CONVERTIDOS.

 

  1. A. La formación de nuestro carácter cristiano.

1.   Por discipulado progresivo (la gran mayoría de nosotros fuimos educados con la escuela   dominical, o con los cursos de doctrina de nuestra denominación).

2.   Por discipulado práctico (“¿La calle es la mejor escuela?”).

3.   Con la paciencia de nuestros mentores.

4.   Con la transmisión de carácter (muchos hablan como sus pastores o sus mentores…nos tocaría estudíar el carácter de los líderes nuestros del siglo pasado quienes dieron forma a nuestra denominación y a nuestros líderes actuales).

 

  1. B. Cuanto más grande es el carácter, más grande es la responsabilidad.

1.   Abraham: un líder extraído de la gente común y con carácter en formación (Génesis).

a.        Nació en Ur, una ciudad pagana ( !¿quién no?!)

b.       Abraham aprendió en los fracasos: trayendo a Lot con él, Gn. 12:3; teniendo hijos de sus siervas. Gn. 16; negando a su esposa con el rey Elimelec, Gn. 20:1-18; y otras circunstancias comprometedoras en su vida.

c.        Abraham construía un mejor carácter y una mejor confianza en Dios a medida que pasaba el tiempo. Todo esto lo llevó a ser el líder y fundador de la nación judía.

2.   Los apóstoles: gente común con liderazgo extraordinario.

a.        Generalmente, Dios escoje a personas con pocos rasgos de liderazgo y los transforma a ser líderes de impulso, pero esto no sucede de la noche a la mañana. Esto requiere tiempo, paciencia, y esfuerzo de Jesucristo.

b.       Eran pescadores que “transformaban el mundo”.

c.        Eran personas que habían sido encaminadas, pero aún tenían muchas cosas que aprender, lo cual les llevaría a pulir su liderazgo en la iglesia naciente del primer siglo.

II.      MENTOR: UNO QUE REPITE Y MEJORA EL MÉTODO CON EL CUAL FUE ENSEÑADO EN LA  VIDA CRISTIANA.

 

A.  Nuestra meta es levantar líderes laicos, no profesionales (si nuestras finanzas pueden, amén).

B.   No podemos depender de levantar fondos para “traer” a un determinado líder. Nuestra meta es levantar líderes de dentro de la iglesia. Esto requiere paciencia, sufrimiento, tensiones, así como animar, exhortar, y depender de Dios en todo.

C.  Veamos ejemplos del Nuevo Testamento 2 Ti. 2:1-13. Note el proceso de sufrimiento que se requiere para cumplir con este ideal.

D.  Veamos otro ejemplo en 2 Ti. 1:4-6.

 

E.   Por favor, tenga paciencia. Dedique tiempo a discipular personas no a construir la organización. A su tiempo, usted tendrá líderes con los cuales sobrellevar la carga del ministerio (o tal vez sentirá más carga).

F.   Al principio de un ministerio y de manera seminal usted tendrá que llevar casi todos los aspectos que usted considere dentro de la visión de su iglesia, a menos que usted comience con un equipo de trabajo salido en unidad con la visión de la iglesia a la cual pertenece.

 

III.    METAS EN LA FORMACIÓN DE LIDERAZGO.

.           Dando una visión

A.  Edificando carácter en los miembros para lograr esa visión

 

B.   Que la visión esté basada en la revelación escrita, no en el esoterismo combinado con superstición o bañado con cristianismo.

 

C.  ¿Cuál es la visión de su iglesia?

 

LA HERMENÉUTICA DEL LÍDER:

¿CÓMO INTERPRETAR LOS PASAJES BÍBLICOS QUE TRATAN

CON EL FORMAR LA IGLESIA DE CRISTO?

 

Introducción: cada intérprete de la Biblia quiere imponer su opinión al texto bíblico– generalmente esta percepción es reduccionista. Tenemos muchas sectas y grupos cristianos porque cada uno “entiende” el texto desde una perspectiva que el otro no percibe. ¿Acaso la Biblia está dividida en su opinion? ¿Acaso unos pasajes tienen más prioridad que otros? ¿Debemos tomar en cuenta a la “mayoría” de los textos e interpretar la minoria con base en la mayoría, como generalmente lo hizo Calvino? ¿O viceversa, como lo hizo Arminio? ¿Un punto de vista tiene prioridad respecto a otro? Por ejemplo: “el hacer buenas obras no nos salva, por tanto no debemos preocuparnos en hacerlas” o “la salvación es por fe no por arrepentimiento, por tanto, no debo preocuparme de que la gente no se vuelva de sus caminos torcidos”, o éste más, “lo que nos justifica del pecado es la resurrección…no podemos estar muy seguros acerca de su muerte”, etc., etc. etc. La iglesia se forma con base en la percepción bíblica que uno tenga del cómo formar una iglesia (si es que se tiene alguna) por la interpretación que tengamos de la Biblia.

I.    ERRORES COMUNES CUANDO SE CONSIDERA A LA IGLESIA.

 

A.  La iglesia es el Israel espiritual. Gá. 6:16

1.   Nos llevaría a considerar la función de la iglesia con base en la destitución de Israel como nación política. Según esto:

a.   El A.T. no tiene mayor importancia en la vida de la iglesia gentil, lo afirman con 2

Co.3:6.

b.   El N.T. es más importante que el A.T., pues aquel, según ellos, canceló a éste. Ro. 6:14.

2.   Dios no mira más por la nación política de Israel sino por los gentiles que la han suplantado (Hechos 2 mostraría el comienzo de la nueva nación espiritual).

B.   La iglesia es la restitución de Israel (Romanos 9-11).

1.   Nos lleva a considerar que la nación de Israel se debe levantar espiritualmente a través de la iglesia.

a.   El gentil debe “convertirse” en judío. Ro.10:1-6

b.   La iglesia cristiana debe usar la liturgia y cultura judías en sus servicios religiosos.

1)   Judíos mesiánicos caben aquí.

2)   Algunos grupos “cristianos” preservan el sábado como día oficial de sus servicios religiosos.

2.   Nos lleva a considerar que la nación política de Israel debe ser restituída por los creyentes gentiles.

C.  La verdad: Israel no es el pueblo de Dios, sólo lo representa; la iglesia tampoco es el pueblo de Dios, sólo lo representa. En otras palabras, una organzación no es el pueblo de Dios, sino ella contiene al pueblo de Dios.

1.   El pueblo de Dios no comenzó en Hechos 2 sino la expansión formal de la salvación hacia los judíos y gentiles por medio de Jesucristo. El camino simbólico que Dios había determinado eran los sacrificios (los cuales eran sombra del verdadero) Col. 2:17. Antes ya había inclusión de gentiles dentro del pueblo de Dios (ver Oseas 1-2) así como judíos.

2.   Por el contexto del desierto, nos damos cuenta que “el pueblo de Dios” que salió de Egipto en verdad “no era pueblo de Dios” (por lo menos así se percibe cuando se lee Números).

3.   Abraham, el fundador de la nación judía, no era “judío” sino “gentil” (Gén.12:1-3) lo cual indica que Abraham es padre de ambos. El verdadero pueblo de Dios llegó a ser suyo por medio de las “promesas.”

4.   Debemos tratar a los verdaderos creyentes como lo que son: verdadero pueblo de Dios, sean gentiles o judíos. Lo cual indica que de acuerdo a cada contexto cultural en el cual éste se encuentre, pueden haber una de varias cosas: 1) Servir a Dios con los principios disponibles para ellos, siempre y cuando éstos estén en armonía con los principios descritos en las Escrituras. 2) Si adopta aspectos culturales de otros contextos, entonces debe entender que ellos no son superiores a los folklóricos. 3) La cultura de la Biblia no debe ser impuesta sobre gentiles, sino el mensaje de Dios que fue entregado en dicho contexto cultural.

II.  LOS PASAJES BÍBLICOS RESPECTO A LA FORMACIÓN DE LA IGLESIA DEBEN ENTENDERSE TRIDIMENSIONALMENTE, NUNCA DIMENSIONALMENTE

 

A.  Algunas veces un lado de la dimensión tomará más fuerza que el otro.

 

B.   Algunas veces la mezcla en la formación de la iglesia será moderada (lo cual es mejor).

 

C.  Otras veces la visión no permitirá ver más del otro lado.

 

D.  EJEMPLO: ¿Cuál es la misión de la iglesia?

1.   De acuerdo a Rick Warren en su libro Una iglesia con propósito, la misión es: misiones, compañerismo, ayuda social, adoración y discipulado (lo cual es muy bueno), pero ¿Dónde está la disciplina de la iglesia? ¿Dónde está nuestra lucha contra las potestades espirituales? ¿Dónde nuestra responsabilidad civil? Etc., etc., etc.

2.   Para algunos la misión de la iglesia es misionera solamente: de ahí que se llamen “iglesia misionera”.

3.   Para otros la iglesia tiene como prioridad el compañerismo y la unidad de la iglesia: de ahí que se llamen en inglés “Fellowship”.

4.   Para otros la iglesia tiene como prioridad la alabanza: de ahí que algunas iglesias tienen nombre de alabanza como “Catedral de Alabanza”.

5.   ¿Acaso no es ésto una lectura dimensional y parcial de todo lo que debemos hacer y ser como pueblo de Dios?

III. UNA NUEVA COMUNIDAD: todas las esferas deben intercomunicarse para crear un pueblo de Dios que demuestre lo que es: un pueblo rescatado que muestra externamente los designios de Dios sin reservarse ni frenarse ante la sociedad pagana que lo rodea.

A.  Nuestra meta: que el reino de Cristo gobierne los gobiernos.

 

B.   Nuestro deseo: que el verdadero pueblo de Dios salga de donde sea (gentiles o judíos).

 

C.  La promesa de Dios es “para todo aquel que cree” Ro. 10:13; Col. 2:16-17.

 

D.  ¡¡Cuidado!! Muchos se han levantado con el pensamiento de levantar a un nuevo pueblo de Dios, pero ellos mismos se vuelven falsos (leamos la historia eclesiástica para observar ésto). Otra vez: la organización no es el pueblo de Dios. Las organizaciones son autogeneraciones jerárquicas producto de la naturaleza humana. No son malas, pero tampoco deben confundirnos en nuestra percepción del ministerio que Dios nos ha encomendado.

 

EL CONTEXTO DEL LÍDER: EL MUNDO POSMODERNO

 

El posmodernismo es el alejamiento de la moralidad cristiana después que ésta ha llegado a su cúspide. Posmodernismo ha existido en muchas ocasiones en la historia del cristianismo (aunque con el nombre de “decadencia moral”): en el imperio romano con Constantino, en el tiempo de la iluminación, depués del avivamiento de Inglaterra con los Wesley, ahora mismo en los Estados Unidos. Las causas son variadas, pero la más evidente es la decadencia moral de los mismos cristianos. Los cristianos somos irresponsables y damos las cosas por sentado como si no hubiera nada más que hacer. Llegamos a tal punto de conformidad que no nos proocupamos por la futura generación y olvidamos el discipulado de nuestros niños y jóvenes.

I.    EL MUNDO POSMODERNO: ¿CÓMO MINISTRAR EN ÉL?

A.  Debemos asegurarnos del grupo al cual queremos alcanzar ¿Son ellos de la era pormoderna o son de los que todavía no han llegado a conocer la verdad de Dios?

B.   La mayoría de los hispanos no son de la era posmoderna sino influenciados por el paganismo de la era decayente americana (el cual es posmoderno). Los hispanos no han alcanzado un nivel de dominio moral cristiano, simplemente siguen a los paises “desarrollados”. Si fueran “cristianos”, no tendrían sexo antes de casarse, considerarían el homosexualismo un pecado grave, irían a la iglesia todos los domingos, etc.

C.  Analice su iglesia.

1.   ¿Sus miembros son bíblicamente iletrados? Entonces no es posmoderna sino “inmadura”, como un niño (ver Jonás1:1-4 como ejemplo).

2.   ¿Sus miembros son imitadores de las costumbres americanas? Entonces son imitadores no posmodernistas. Números 25:1-2.

3.   ¿Está su iglesia llena de hombres convertidos a Dios y predicando el evangelio? Entonces es una iglesia madura. Hechos 4:44-46

4.   ¿Su iglesia está llena de gente que actúa en pecado después de haber sido una iglesia poderosa? Entonces está en decadencia. Gálatas 3:1

5.   ¿Su iglesia está vacía y no tiene influencia moral en la sociedad? Entonces su iglesia está en una sociedad posmoderna.

a.   Dependiendo de cada circunstancia, el mensaje de la Palabra de Dios deberá ser relevante porque buscará estudiar las causas y soluciones de esas circunstancias pecaminosas. Es decir, un mensaje para la comunidad posmoderna (quienes tienen una conciencia “cristiana” debido a la gran influencia del cristianismo en ellos) no será necesariamente impactante para una comunidad pagana (quienes no perciben los valores cristianos todavía).

b.   Predique del pecado en estas circunstancias, tomando en cuenta el contexto sociocultural de las personas que le escuchen.

c.   Si su iglesia está creciendo, predique del pecado pero con la idea de “compungir”, no de “regañar” (como hacen en la mayoría de las iglesias de nuestros países).

d.   Recuerde que las iglesias están llenas de “todos” los arriba mencionados. Por tanto, es imprudente predicar sólo bajo un solo punto de vista en todos sus sermones del año.

e.   Sus principios y consejería tienen que ser 100% bíblicos en cada circunstancia, no importa cuál sea el transfondo de sus feligreses. El propósito es hacer que todos ellos caminen en la luz del Señor.

II.  LA CULTURA DE LA IGLESIA EN LA CUAL SERVIMOS.

A.  Si queremos impactar con el mensaje cristiano, necesitamos entender el transfondo de la gente con la cual vivimos.

1.   No prediquemos de “teología sistemática” cuando la gente necesita ser orientada en asuntos matrimoniales.

2.   No predique porque “escuchó un buen sermón en el radio”. Predique conforme a la situación de su iglesia local la cual sólo usted conoce.

3.   Predique de acuerdo al contexto socio-cultural en el cual viva su gente.

4.   Conozca lo que ellos ven, lo que oyen, lo que leen, lo que comen, etc.

B.   Toda iglesia adquiere una cultura de acuerdo a los principios con los cuales funciona el líder de dicha iglesia. Esos principios de funcionamiento deben estar basados en la Escrituras. Pero hablamos de principios, no de transculturizaciones.

1.   Así como es la casa del líder, gneralmente será la iglesia.

2.   Así como funcionan las relaciones entre líder-hijos-esposa, también de igual manera serán las relaciones de la gente de su iglesia.

 

EL LÍDER: EL GOBIERNO DE LA IGLESIA

 

Introducción: Los manuales de eclesiología, dependiendo de la orientación religiosa de la cual vengan, nos presentan por lo menos tres tipos de gobiernos para la iglesia:

  1. El democrático (comunmente conocido como congregacional), generalmente seguido por las iglesias bíblicas, bautistas, discípulos de Cristo y otras.
  2. El jeráquico (una persona decide por los asuntos de la iglesia), seguido por la iglesia católica.

3�   El aristocrático (un grupo de personas son las que toman las decisiones y la iglesia las ejecuta), seguido por los episcopales, anglicanos, metodistas y otros.

¿Cuál de ellas es la mejor? ¿Cuál de ellas es la que enseña la Biblia?

 

Nota de aclaración: en ninguna parte en el Nuevo Testamento los diáconos dirijen la iglesia. Los diáconos son los encargados del ministerio de ayuda social y física primeramente para los creyentes y luego para los no creyentes si se tiene un propósito evangelístico.

I.    ¿CÓMO TRABAJA LA TRINIDAD?

 

A.  En equipo

 

B.   En interdependencia

 

C.  En unidad

 

D.  Cada uno haciendo su propia función sin menoscabar la del otro

 

E.   En consenso

II.  ¿CUÁL ES EL TIPO DE GOBIERNO QUE DEBEMOS PONER EN PRÁCTICA DENTRO DE LA IGLESIA?

 

A.  Debemos tomar en cuenta la función trinitaria

 

B.   Debemos tomar en cuenta el tipo de gobierno que nos presenta en la Biblia entera:

1.   Nos presenta el democrático en pocas ocasiones (Hch. 1:23-26; 6:2-3) los cuales no son determinantes a la luz de toda la revelación del Nuevo Testamento.

2.   Nos presenta el aristocrático en variadas ocasiones (Ef. 4:11; He. 13:7,17)

3.   Nos presenta al jerárquico en otras ocasiones (Ap. 2:1; 3:1; etc.).

4.   Entonces, ¿Cuál es el tipo de gobierno que debemos seguir en la iglesia? R/ mi opinión es que debemos seguir una combinación “sana” de todas ellas. Lo que significo por “sana” es un equipo pastoral dirijido (pero no obligado) por un líder (con el cual siempre hay consenso universal) para poner la iglesia local en los planes de Dios, pero sin descuidar la opinión de la congregación entera.

a.   En asuntos de visión y decisiones importantes/críticas (los planes de Dios para dicha congregación): el líder lleva la estafeta, con la cooperación de todo el equipo pastoral.

b.   En decisiones medianas: el equipo trabaja en consenso con delegados de la congregación.

c.   En decisiones cruciales: es necesaria la opinión de la iglesia, motivándola a tomar una decisión basada en los planes de Dios para dicha iglesia.

III. ¿QUIÉNES DEBEN FORMAR EL EQUIPO PASTORAL?

A.  Cristianos con solvencia moral.

 

B.   Cristianos con preparación teológica (profesionales o laicos; éstos últimos como preferencia salidos del discipulado de la iglesia).

C.  Cristianos con el don pastoral.

 

D.  Hombres y mujeres de Dios.

1.   La congregación está formada por hombres y mujeres. Debe haber representación femenina en el liderazgo.

2.   La participación de mujeres en el liderazgo descrita en la Biblia es escasa por el contexto cultural, pero hay ocasiones en las cuales se describen a algunas (Débora en Jueces 4-5, Priscila y Junias en Romanos 16).

3.   Veamos algunos pasajes del ideal de Dios en el liderazgo (1 Ti. 2:10-15, Génesis 3:16) y cómo interpretar los pasajes donde se minimiza la participación femenina.

4.   NOTA IMPORTANTE: La mujer es parte del equipo pastoral, pero nunca es el ideal el tenerla como “la pastora” de la iglesia (lo cual daría paso al deseo de Eva en Génesis, es decir, el ser mayor que el hombre).

Conclusión:

Ser líder o parte del liderazgo en un equipo pastoral no es fácil. Primero hay que conocer la voluntad de Dios para la iglesia (basado en una cosmovisión global de la formación de una iglesia), luego se debe implantar esa voluntad en la mente de la congregación, después mantener un balance de control y motivación en el transcurso para lograr dicho objetivo.

 

 

FORMANDO ESPIRITUALMENTE A LA IGLESIA; ANALIZANDO LA ESTRUCTURA DE LA IGLESIA; LLEVANDO A LA IGLESIA A LA REALIZACIÓN DE SUS FUNCIONES DIVINAS;

LA VISIÓN DE LA IGLESIA, LA BIBLIA Y EL CONTEXTO EN EL CUAL VIVIMOS.

 

Introducción: la formación “espiritual” es la formación de carácter cristiano conforme a la revelación de las Escrituras. No confundamos las cosas: ser espiritual no significa “andar en las nubes y/o sentirse elevado” (aunque puede incluirse) sino a un caminar recto de obediencia a Dios, aun en medio de diferentes crisis. En otras palabras, debemos aprender a vivir rectamente delante de Dios en tiempos buenos y en tiempos malos. Pero, ¿cómo vamos a lograr ésto si no educamos a la iglesia en el conocimiento de la Palabra, dándole oportunidades de práctica en las diferentes áreas de la vida?

I.    EL CONOCIMIENTO NOS ORIENTA A TOMAR DECISIONES CORRECTAS (SI EL CONOCIMIENTO ES CORRECTO).

A.  Veamos el ejemplo de Jesucristo en la tentación en Lucas 4:1-13. Siempre dijo “escrito está” porque conocía la Palabra de Dios y sabía cuándo aplicarla.

 

B.   Veamos el ejemplo de los primeros cristianos en Hechos 2:42 — “perseveraban en la doctrina de los apóstoles”.

 

C.  Veamos el ejemplo de Pablo en Gálatas 1:11-12 —  “no lo recibí de hombre…sino por revelación”.

 

D   Veamos el ejemplo de Timoteo (1 Timoteo 1:3-4 y 2:1-10).

 

E.   POR TANTO: el conocimiento correcto es importantísimo en el desarrollo del carácter cristiano. En otras palabras, si enseñamos mal a nuestra congregación, tendremos cristianos sin base y pronto serán llevados por cualquier viento de doctrina (me refiero a la de la Biblia en su totalidad, no a las impuestas por el punto de vista de la denominación).

F. NOTA: el conocimiento puro no ejerce nuestra voluntad para tomar decisiones, lo que nos ayuda a tomar/hacer decisiones correctas es el Espíritu Santo a través de la formación de nuestro carácter que hemos adquirido con la experiencia y el ejercicio de nuestros sentidos en el hacer lo correcto delante de Dios.

II.  ANALIZANDO LA ESTRUCTURA EDUCATIVA DE LA IGLESIA Y CÓMO EL LÍDER DEBE PARTICIPAR DE ELLA.

A.  El sistema educativo/discipular de la iglesia debe tener por lo menos tres aspectos:

1.   Debe ser progresivo (ver Hebreos 5:11-6:3).

2.   Debe ser académico (1 Pedro 3:15).

3.   Deber ser en dependencia del Espíritu Santo (Efesios 5:18).

B.   Si no tienen un sistema de educación en la iglesia, les recomiendo El Compendio de Teología Pastoral(compuesto de un curso introductorio que se llama “Vida Abundante”, con las doctrinas básicas del cristianismo y 6 tomos de discipulado de 190-200 páginas cada tomo). Generalmente esto lleva entre 3 a 4 años para terminar, reuniéndose una vez por semana (dos horas cada sesión). Después se estudian las cartas pastorales, las cuales llevan otros 2 años. Entre todo el discipulado se tarda de 5 a 6 años para terminar. ¡¿Es esto suficiente?! Pueden conseguirlo en en www.partnersinchrist-intl.org o a los teléfonos (480) 731-9170 y/o al fax (480) 731-9166.  Para ser maestro es necesario haber cursado buena parte del Compendio o haber tenido educación teológica formal. Sin embargo, el material no está restringido por ello; está disponible para todo aquel que lo quiera comprar (y dispuesto a aprender mientras enseña) aunque, desde mi perspectiva, no es recomendable.

C.  Recuerden que ésto no necesariamente llenará las necesidades emocionales de los miembros de su iglesia, pero a largo tiempo será de más provecho porque los habrá edificado en la solidez de la Palabra de Dios y habrán recibido el modelo del maestro para amar y confiar más profundamente en el Señor. Pero si necesita material a corto plazo, puede ir a cualquier librería cristiana de renombre evangélico y usar del buen material psicológico-emocional que tengan en las reuniones de células o cultos de hogar (fuera de las horas de discipulado). Esto llenará las necesidades temporales que surjan entre sus miembros.

III. LLEVANDO A LA IGLESIA A LA REALIZACIÓN DE SUS FUNCIONES DIVINAS.

 

A.  Nuestra meta es edificar el carácter de los cristianos y prepararlos para entrar en las metas de Dios.

 

B.   ¿Cuáles son las funciones divinas para la iglesia?

1.   Las mismas que usted realiza cuando forma a sus hijos (una buena combinación de amor y disciplina en conjunto de una buena alimentación espiritual, buscando tener unidad entre ellos, capaces de hablar de las bondades de Dios, adorando a Dios, ayudándose los unos a los otros, orando, etc.)

2.   En pocas palabras: teniendo buenas relaciones con Dios y con los hombres tomando en cuento todas los asuntos relacionados con ellos.

IV. LA VISIÓN DE LA IGLESIA, LA BIBLIA Y EL CONTEXTO EN EL CUAL VIVIMOS.

 

A.  Como podemos percibir, todo ésto va en conjunto.

 

B.   El contexto puede pasar y cambiar, pero la Palabra y su mensaje es central y la misión de la iglesia nunca cambian. Por tanto, es bueno que dediquemos tiempo a las cosas rectoras del cristianismo y dediquemos sólo el tiempo necesario a las periféricas.

C.  Ya hemos dicho que el contexto de la iglesia hispana no es estrictamente pos-moderna sino más bien pre-cristiana. Por tanto, de acuerdo a esa perspectiva, debemos usar sabiamente la Biblia para llevar a la iglesia a sus funciones primordiales.

Conclusion:

El trabajo no es fácil, pues tenemos que dedicar tiempo, esfuerzo y lágrimas para lograr el objetivo. Pero después de haber hecho lo que teníamos que haber hecho, tendremos satisfacción de estar limpios de conciencia ante la presencia de Dios cuando sea el momento de dar cuentas de nuestra mayordomía.

 

LA MOTIVACIÓN EN EL LIDERAZGO

 

Introducción: la motivación es uno de los factores importantes en el liderazgo de la iglesia y en cada uno de los líderes. Sin la motivación las cosas no pueden ser realizadas. En este punto debemos recordar que el 90% de los ministerios de la iglesia se logran por voluntad de los miembros no por coherción. Esto indica que la motivación debe ser doble: una interna (el líder debe tener automotivación) y una externa (el líder debe motivar a los que estén a su cuidado).

I.    RECONTRUYENDO NUESTRA PROPIA MOTIVACIÓN EN TRABAJAR PARA LA OBRA DE DIOS

A. Nuestra motivación se socava cuando vemos que la iglesia a la cual servimos está llena de personas imperfectas que causan muchos dolores de cabeza. Lo normal es salir corriendo y dejar el ministerio. Algunos encubren su “huída” diciendo que “el Señor los llamó a otro ministerio”. Lo que en verdad sucede es un despertar a la realidad del ministerio, y un encuentro de casos y cosas muy difíciles para las cuales no tenían idea de solución.

 

B. Debemos trabajar nuestra propia motivación primero:

1. Cambiando nuestra mente Romanos 12:1-3

a. Entienda que Dios le ha encomendado una tarea

b. Siéntase emocionado por el privilegio de servir a Dios 1Ti.1:12.

c. Descubra su don y úselo 1Co. 12:7 (si su don no compagina con el minsterio que está realizando, entonces debe reevaluar el motivo que lo llevó a aceptar una función en la iglesia).

d. Si Dios lo ha llamado, tiene el don y usted cree que puede hacerlo, entonces su motivación es plena.

2.   No deje que los obstáculos lo depriman (Veamos el libro de Números 10,11,12,13,14,16,21,22; 31:15-16; 32-33; )

a.   Aprenda de los problemas

b.   Aprenda a solventar los problemas

c.   No pierda de vista el llamado de Dios y su prensencia en el trabajo que le ha encomendado hacer.

3.   Ponga su mente en el éxito (no en el fracaso)

a.   Primero prepárese y luego las oportunidades vendrán (muchos están muriendo, retirándose y dejando vacantes que nadie podrá llenar sino sólo usted).

b.   Use su tiempo sabiamente en las cosas que requieren prioridad no urgencia.

c.   Desarrolle habilidad para comunicar (no hay cosa más terrible tener que predicar o enseñar constantemente siendo tartamudo).

d.   Tenga fe que lo que Dios le ha llamado a hacer tendrá éxito algún tiempo más adelante.

e.   Tengamos claro qué es “éxito”: es decir, la habilidad de hacer que otros suban a niveles excelentes en la realización de la voluntad de Dios. Para esto debemos:

1)   Amar a nuestros hermanos a pesar de…

2)   Servir a nuestros hermanos a pesar de…

3)   “Lo mismo que queréis que los hombres hagan con vosotros, haced vosotros con ellos” Jesucristo.

C. Motívese a la acción

1.            Establezca una meta y sígala

2.            ¡Comience! ¡Comience! ¡Comience!

3.            La acción nuestra no minimiza nuestra fe en Dios sino la confirma.

II. LA MOTIVACIÓN EN EL GRUPO BAJO MI CUIDADO

 

A.  La motivación es transmitible

i. La gente quiere modelos de motivación, esos modelos debemos ser nosotros (si es que nosotros estamos motivado primero)

ii.            Cuidado: la motivación es transmitible, pero también lo es la falta de ella. Normalmente es más fácil transmitir pereza y dejadez (por causa del pecado en cada uno de nosotros) que la motivación en hacer algo. Así que tengamos cuidado de cómo transmitimos nuestros pensamietos y sentimientos a la congregación.

B.   El modelaje: debemos modelar la motivación si queremos ver en otros lo mismo. Por tanto, el mayor trabajo será en nosotros mismos antes de transmitirlo.

C.  La motivación mayor vendrá de dos cosas:

i. La convicción de que Dios está contigo en lo que haces

ii.            La dependencia absoluta en Dios y su providencia (en oración, sencillez y humildad).

Recordemos que el que se humilla será analtecido (en nuestro caso la satisfacción de hacer que otros amen, sigan y se reproduzcan saludablemente en otros).

LA PUREZA SEXUAL Y MORAL DEL LÍDER

 

Introducción: No hay un arma más poderosa de parte del Diablo para destruir la vida de un ministro que la sexualidad mal empleada. Todos hemos oído del “evangelista que cayó en fornicación/adulterio” o del pastor que dijo a su feligrés: “se ve bonita hoy” o del ministro que “salió a comer con la secretaria”. Especificar ejemplos sería vergonzoso para nosotros que pertenecemos o estamos en una posición de liderazgo; pero algo es cierto: debemos aprender de las caídas de otros. Debemos ser cuidadosos con nuestra manera de comportarnos con el sexo opuesto. Nuestra meta es que las personas caminen rectamente con Dios en todo para lo cual necesitamos ser ejemplos vivos.

  1. I. LAS ACTITUDES QUE DESCALIFICAN A UN LÍDER

 

a. Orgullo: quita el honor de otros para sí Pr. 27:2 (acuérdense de Nabuconodosor en Daniel 4:29-31) y Pr. 6:16-17. El orgullo no deja que estas personas sean enseñables (2 Crónicas 18:7 con Proverbios 1:7; 2:10-11). También les hace pensar que son suficientes y que no necesitan la ayuda de nadie Juan 15:5. El orgullo nos lleva a una falta de compasión por la gente Ez.34:1-10. El orgullo hace líderes vulnerables Pr.16:18.

 

b. La deshonestidad: hablar mentira desde una posición de liderazgo es extremadamente peligroso. Hacer trampas con las finanzas de la iglesia es igual pues el líder cae en descrédito y su estima llega al suelo. Nadie puede ser líder efectivo a menos que sea honesto con Dios, consigo mismo y con los hermanos de la iglesia.

 

c. Ambición: La ambición parece buena cuando queremos “glorificar” a Dios con nuestros “ministerios”, pero realmente es dañina. Nos lleva a dar gloria a nosotros mismos, no a Dios. Nuestra motivación es egoísta y materialista. En la iglesia pueden suceder ambiciones con apariencia de bondad cristiana, pero en verdad son motivaciones muy personales.

d. Pereza mental: todo líder debe enfrentarse con problemas y buscar soluciones. Esto requiere ejercicio mental. No podemos dejar de aprender. No digamos “ya fuí al seminario y ya lo sé todo”.

 

e. Letargo espiritual: La pereza es increíble dentro de la iglesia, pero no debe serlo en los líderes. Mantengamos disciplinas de aprendizaje, de comunión con Dios, de cuidado pastoral, etc.

 

f. EL PECADO SEXUAL: el pecado sexual se comete en privado, pero es el más notorio de todos después que sale a luz. Destruye la familia, el ministerio, la reputación, todo de un soplo. Si ésto ocurre de esta manera, debemos evitar a todo costo caer en la tentación sexual. La manera de evitarlo es guardándose las espaldas.

i. Tenga un confidente: alguien de confianza al cual le pueda contar los problemas emocionales que lo impulsan a una situación sexual comprometedora, y deje que ellos le pregunten de tiempo en tiempo si ven en usted una situación anómala (como una risa fuera de lo normal, una caricia rara, una mirada no común, etc.).

ii. Practique su propia predicación: Prov.14:2,12.

iii. Siempre considere las consecuencias que hablamos arriba Prov. 7:24-27.

iv. ¡No ponga la cabeza en la boca de tigre!

1. No sintonice programas que puedan comprometer sus emociones para buscar alivio fuera del matrimonio.

2. No ande solo para “visitar” con una mujer de la iglesia  

3. Hable de su esposa e hijos con todos sus conocidos, poniéndolos en primer lugar sobre todo.

4. No aconseje a solas.

5.   Recuerde que tarde o temprano explotará cualquier cosa hecha en secreto.

  1. II. EJEMPLOS NEGATIVOS EN LA BIBLIA

 

a. Judá y Tamar, Génesis 38

 

b. Sansón, Jueces 16

 

c. Amnón, 2 Samuel 13

  1. III. PONGA ATENCIÓN AL PROCESO DE ATRACCIÓN HACIA EL SEXO OPUESTO.

 

a. La autoconfianza comienza a surgir

 

b. La confianza le hace dar pasos equivocados que no son considerados como “malos”. Puede ser una palabra, un pensamiento, un sentimiento, etc.

 

c. Las defensas comienzan a debilitarse

 

d. La tentación viene en el momento más débil del creyente.

 

e. Comienza a pensar y considerar la “propuesta”.

 

f. Actúas con base en lo que tienes en tu mente

 

g. Viene el pecado en secreto

 

h. El pecado se conoce en público

 

i. Eres la persona más miserable del mundo

 

j. Te alejas de la iglesia por enojo y por vergüenza

 

k. Comienzas a enojarte con Dios y los hermanos.

 

l. Viene la reflexión

 

m. Regresas a la iglesia, pero sin mucha fuerza moral.

Conclusión

No hay cosa más terrible que caer en las trampas del Diablo. Mejor es que seamos prudentes y evitemos a toda costa el pecar contra Dios. Esto es para ustedes, para el maestro y para todo aquel que piense ser líder en la iglesia del Señor.

 

ANALIZANDO REQUISITOS DEL LIDERAZGO EN EL AT Y NT

 

Introducción: Ya que  toda la Escritura es Palabra de Dios, debemos analizar con detenimiento su voluntad respecto a los requisitos de los líderes. Los requisitos son constantes y utópicos para todos los líderes cristianos; sin embargo, los niveles de práctica son distintos y complicados de aceptar o rechazar, especialmente cuando vivimos en una sociedad infestada por el pecado y que la tendencia de los hombres, de acuerdo a Génesis 6:5, es hacer el mal. Una sociedad con telón cristiano requerirá que sus líderes se acomoden a la regla mayor; sin embargo, una sociedad en la que apenas comience el cristianismo no necesariamente se adjudicará a la norma de la Biblia, puesto que la cultura y costumbres de ellos está de tal manera inveterada que requerirá mucho más tiempo en verlos transformados por el poder del evangelio (a menos que suceda un milagro). La cultura irá en un proceso doloroso de transformación moral, de la tradicional a la bíblica (no hablo de transculturización, lo cual es muy dañino para las misiones).  En las vidas de algunos convertidos, ésto sucede de golpe, pero en otros la transformación requiere más tiempo (generalmente las iglesias están llenas más de éstos que de los otros). ¿Qué hacemos para distinguir a los que serán nuestros líderes bajo las circunstancias espirituales deplorables de nuestra sociedad en cambio, especialmente cuando se necesitan “obreros” para la mies? ¿Debemos tener líderes sin el testimonio moral que nos exige la Biblia? ¿Puedo exigir la moralidad del cristianismo occidental en un mundo musulmán, budista o mahometano? O más aún, ¿Podemos tener líderes cristianos en un mundo posmoderno?

Las respuestas son extremadamente difíciles, pero no imposibles si pensamos en la regla que Dios (el Dios de la Biblia) nos pide. Pero las respuestas se complican aún mucho más cuando vemos que en la Biblia Dios exige ciertas características en una dispensación y otras características en otra dispensación. ¿Pidió Dios ciertas características con Moisés, pero ya no se requieren para nosotros? ¿Acaso las normas morales del Nuevo Testamento lo fueron sólo para aquella generación y no para la nuestra? ¿Se requiere un nuevo código de moralidad quizá no especificado en la Biblia? Aún Pablo mismo especifica dos códigos distintos de reglas morales cuando pide establecer líderes en Asia menor (Tito 3) y en Efeso (1Timoteo 3), aunque similar en algunos aspectos.

Necesitamos leer tridimensionalmente los textos que se refieren al liderazgo de los líderes cristianos para nuestras iglesias. No entro en detalles con el liderazgo de nuestras denominaciones, pues es más organizacional que pastoral (al menos eso parece). Me interesa la iglesia local, pues es la base de toda la cristiandad. Si tenemos iglesias sólidas, tendremos una cristiandad sólida. Si tenemos una denominación sólida, tendremos una sólida administración. Pero nuestro propósito principal no es trabajar para la denominación sino para Dios y sus intereses (los intereses de una denominación u organización no necesariamente son los de Dios).

Pero busquemos ahora una solución al problema de la búsqueda de líderes. Esto nos llevará en tres pasos: 1) conocimiento de los requisitos y su diversidad en las diferentes dispensaciones 2) La aplicación de los principios universales de moralidad bíblica 3) Los ideales y  nuestra búsqueda constantes de ellos.

 

  1. I. CONOCIMIENTO DE LOS REQUISITOS Y SU DIVERSIDAD EN LAS DIFERENTES DISPENSACIONES.

 

  1. A. Requisitos en los tiempos de Moisés, Éxodo 18:13-27.
    1. 1. Pongamos una base: no debemos acusar a Moisés de dependencia humana pués por el contexto del pentateuco Moisés no muestra en nada la dependencia de los hombres para lograr los designios de Dios. Además, cuando leemos en Ex.18:23 “si Dios te lo mandare”, claramente Jetro pone su consejo ante Moisés para consideración, pero el juicio y aprobación de Dios es lo que al final contará, lo cual sucede así.
    2. 2. Los requisitos están en v. 21: 1) “varones de virtud” (con resistencia física, con carácter y decisión, respetados por la sociedad), 2) “Temerosos de Dios” (claro respeto por los intereses de Dios viviendo conforme a lo que él pide), 3) “varones de verdad” (con sentido claro de justicia), 4) “que aborrezcan la avaricia” (sin dar occasion a las tentaciones internas). En general se pide una sola cosa: personas que hayan construído un carácter estable respecto a Dios y respecto a sus compatriotas habiendo aprendido a dominar sus propias inclinaciones.
    3. 3. Claramente se nota que los requisitos reflejan en su totalidad la base de la ley mosáica la cual muchas veces no es fácil de deducir por el bosque de leyes  que esconde la raiz de la voluntad de Dios. Por supuesto, las ramas no están separadas de ellas.
    4. 4. Recordemos que el contexto es el desierto y que cuando el pueblo entra a la tierra las normas practicadas son las mismas, pero contextualizadas a la nueva situación.  
  1. B. Requisitos en los tiempos de Pablo, 1 Timoteo 3; Tito 1

1. Obispo.  Tomado de Douglas, J. D., Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, (Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito: Ediciones Certeza) 2002, 1982.

 A. Aplicación del término

“En el griego clásico, tanto a los hombres como a los dioses se los puede describir como episkopoi o “superintendentes” en sentido general, no técnico; inscripciones y papiros de amplia distribución usan la palabra para denotar magistrados, que a veces parecen haberse ocupado de administrar las rentas de los templos paganos; Plutarco (Numa 9) denomina al pontífice romano episkopos de las vírgenes vestales; y esta palabra puede aplicarse también a filósofos, especialmente los cínicos, cuando actúan como directores espirituales. La LXX emplea el mismo término para describir capataces u oficiales (Neh. 11.9; Is. 60.17), y episkopeµ con referencia a la visitación de Dios (Gn. 50.24; cf. Lc. 19.44). En el NT la palabra se aplica en forma preeminente a Cristo (1 P. 2.25), luego a la función apostólica (Hch. 1.20, que cita el Sal. 109.8), y finalmente a los líderes de la congregación local (Fil. 1.1)”.

B.  Requisitos y función  

Es improbable que el uso cristiano del término se haya copiado directamente, ya sea de fuentes paganas o judaicas; adoptado como descripción genérica de la función responsable, su significado fue definido de conformidad con los requisitos exigidos por la iglesia. Dichos requisitos se enumeran en 1 Ti. 3.1ss y Tit. 1.7ss: carácter moral intachable, capacidad docente, naturaleza hospitalaria, paciencia, experiencia, sobriedad, liderazgo, y total integridad, o, en otras palabras, las cualidades requeridas de un buen maestro, pastor, y administrador. Parecería no haber duda de que los términos “obispo” y “presbítero” son sinónimos en el NT. En Hch. 20.17, 28 Pablo describe a los presbíteros de Éfeso como episkopoi; dice que el Espíritu Santo los ha hecho veedores del rebaño, y podría pensarse que esto significa que únicamente por estar él ahora ausente han de acceder a las responsabilidades episcopales que él mismo ejercía hasta entonces; pero el uso en otras partes va en contra de esta interpretación. Así, en Tit. 1.5 se le manda a Tito que ordene ancianos, e inmediatamente después (v. 7), haciendo una obvia referencia a las mismas personas, se describen los requisitos del obispo; además, el verbo episkopein se usa para describir la función de los ancianos en 1 P. 5.2; y mientras 1 Ti. 3 se limita a obispos y diáconos, la mención de ancianos en el 5.17 sugiere que anciano es otro nombre para obispo. Había pluralidad de obispos en la única congregación que había en Filipos (Fil. 1.1), de lo cual podernos deducir que actuaban corporativamente como cuerpo gobernante de la misma.

2. Pastor Los pastores bíblicos pueden ser literales o metafóricos: los que cuidan ovejas; y los pastores, divinos o mortales, que se ocupan de los hombres. A ambos tipos puede aplicárseles alabanza o censura similares. El término heb. para pastor es el participio roµ>eh, el gr. poimeµn. El cuidado del prójimo puede ser político o espiritual. Homero y otros escritores seculares frecuentemente llamaron pastores a los reyes y gobernantes (La Ilíada 1. 263; 2. 243, etc.), uso que se refleja, en metáforas más profundas, en Ez. 34.

La responsabilidad del pastor literal era, y sigue siendo, considerable; además, es tan antigua como Abel (Gn. 4.2). Tiene que hallar pastos y agua en tierra seca y pedregosa (Sal. 23.2), proteger a sus ovejas de las condiciones climáticas y de bestias peligrosas (cf. Am. 3.12), y recobrar los animales extraviados (Ez. 34.8; Mt. 18.12, etc,). Cuando sus deberes lo llevaban lejos de los lugares frecuentados por seres humanos, llevaba en una bolsa sus necesidades inmediatas (1 S. 17.40, 49) y una tienda podía servirle de morada (Cnt. 1.8). Utilizaba perros que lo secundaban en su tarea, igual que en la actualidad (Job 30.1). El que los pastores y sus rebaños vivan más sedentariamente en las ciudades es signo de despoblación y desastre debidos al juicio divino (Jer. 6.3; 33.12; Sof. 2.13–15). El pastor a cargo de rebaños estaba obligado a restituir cualquier animal extraviado (Gn. 31.39), a menos que pudiera demostrar claramente que las circunstancias escapaban a su previsión y control (Ex. 22.10–13). Idealmente el pastor debía ser fuerte, devoto y abnegado, como lo fueron muchos de ellos. Pero a veces había rufianes en una profesión honorable (Ex. 2.17, 19), e inevitablemente algunos pastores fallaban en el cumplimiento de sus tareas (Zac. 11, pass.; Nah. 3.18; Is. 56.11, etc.).

Tal es el honor del llamado, que frecuentemente el AT pinta a Dios como el Pastor de Israel (Gn. 49.24; Sal. 23.1; 80.1), tierno en su solicitud (Is. 40.11), pero capaz de desparramar al rebaño en su ira, o volver a juntarlo una vez que lo ha perdonado (Jer. 31.10). A veces la nota predominante es el juicio, cuando los pastores humanos y las ovejas reciben por igual condenación y castigo (Jer. 50.6; 51.23; Zac. 13.7; y la aplicación en los evangelios). Bien pueden temblar estos pastores infieles al tener que comparecer ante el Señor (Jer. 49.19; 50.44). A veces hay una nota de compasión cuando las ovejas han sido abandonadas por aquellos que tenían la responsabilidad de apacentarlas (Nm. 27.17; 1 R. 22.17; Mr. 6.34, etc.). Dos pastores mencionados con especial aprobación son Moisés (Is. 63.11), y, aunque podría parecernos sorprendente, el ejecutor pagano de los propósitos de Dios, Ciro (Is. 44.28). La Escritura destaca la seria responsabilidad que tienen los dirigentes humanos hacia quienes los siguen. Uno de los capítulos más solemnes del AT es la denuncia de los falsos pastores en Ez. 34 (cf. Jer. 23.1–4, y aun más severamente Jer. 25.32–38). Estos han preferido llenar sus estómagos en lugar de ocuparse de sus ovejas; han matado y esparcido por provecho propio a aquellos que se les había confiado; lamentablemente han dejado de cumplir su tarea pastoral específica; por ello Dios volverá a juntar a las ovejas y juzgará a sus pastores. Más aun, va a nombrar a un solo pastor (Ez. 34.23). Esto se interpreta críticamente como la unión de los reinos del N y el S, pero concuerda mucho mejor con el Cristo que se espera.

En el NT la misión de Cristo es la del Pastor, o mejor el Gran Pastor (He. 13.20 y 1 P. 2.25; tamb. 1 P. 5.4). Jn. 10 lo explica en detalle, capítulo que merece compararse con Ez. 34. Los puntos principales que destaca Juan son: la iniquidad de los que se “infiltran dentro del rebaño; el uso de la puerta como la marca del verdadero pastor; la familiaridad de las ovejas con la voz del jefe que les ha sido asignado (en oriente los pastores modernos utilizan justamente los mismos métodos); las enseñanzas sobre la persona de Cristo, a quien se compara con la puerta (los pastores orientales frecuentemente dormían atravesando la “puerta” o abertura en el muro del redil); se lo compara con el buen pastor y se lo contrasta con el asalariado, que huye cuando se presenta el peligro. Juan hace notar también la relación entre Cristo, sus seguidores, y Dios; la reunión de las “otras ovejas” en “un rebaño” (v. 16); y el rechazo de los que no son verdaderas ovejas de Cristo.

  1. Tenemos los mismos requisitos de los del AT, pero aplicados al contexto del Nuevo Testamento: amor a Dios, amor al prójimo y autocontrol; todo lo cual repercute de manera global en la sociedad, la persona misma, y en la relación con Dios.

1.   Las circunstancias eran similares, pero no iguales. Por tanto, fue necesario hacer una lista distinta para cada congregación.

2.   El contexto del Nuevo Testamento, culturalmente hablando, tenía muchas similitudes en las varias regiones donde llegó el cristianismo. Se espera que muchos requisitos sean similares.

 

Conclusión a este tema

Si alguien es un líder laico, él debe tener estos requisitos básicos aceptados en la comunidad cristiana. Sin embargo, si alguien quiere ser parte del liderazgo oficial de la iglesia (volviéndose así en un laico con funciones pastorales), esta persona debe aplicarse a tres requisitos extras lógicos de nuestro contexto: 1)  Tener educación teológica 2) Tener respaldo moral (sexual y comunitario), y 3) tener el don pastoral.

LA UTILIDAD DE LAS CARTAS PASTORALES EN LA ORIENTACIÓN Y FORMACIÓN DEL LIDERAZGO

 

Introducción: para tener una percepción bastante clara en cuanto a las cosas pastorales, es necesario que estudiemos a los buenos pastores y practiquemos de ellos las cosas aplicables a nuestro contexto. Son pocos los hermanos que son dechados en el ministerio pastoral, y generalmente les recordamos por errores que han cometido (muchas veces movidos por la envidia), no por sus grandes logros, lamentablemente. Siempre nuestros pastores serán imperfectos (así como nosotros) y nunca estaremos conformes. En todo ésto parece que es mucho más conveniente perfeccionarnos con mucho esfuerzo al modelo de pastor que consideremos como “ejemplo” supremo y al cual querramos seguir. Sin embargo, cuando lleguemos a ese punto, nosotros mismos estaremos en la mirada de muchos “críticos” (generalmente destructivos). En ésto se cumplirá la ley eterna de “ojo por ojo” – en palabras del Señor Jesucristo: “con la vara que mides, serás medido”.

Nuestro mejor ejemplo siempre será el Señor Jesucristo, el pastor de pastores. Sin embargo, él no dejó un manual de instrucción pastoral. Lo que sabemos, lo sabemos por deducción de los evangelios, el estilo pastoral de los que le siguieron y de los escritos disponibles en el Nuevo Testamento, especialmente las epístolas pastorales (1, 2 Timoteo y Tito), a las cuales nos dedicaremos los siguientes dos temas para ayudarnos a reestructurar nuestro concepto de liderazgo pastoral en la iglesia local.

I.  1 TIMOTEO

 

Nota: hay varias maneras de bosquejar 1 Timoteo, pero sigo una estructura basada en el argumento de conocimiento-manifestación en acciones. Según ésto, la doctrina falsa engaña la mente de los incautos y luego ellos manifiestan dicho conocimiento en acciones diversas que realmente van contra la voluntad de Dios. Han caído presos de las falsas doctrinas.

I.    LOS LÍDERES TIENE QUE CONTRARRESTAR PROBLEMAS DE FALSAS DOCTRINAS 1:3-20

 

  1. A. Frenando las falsas y comunicando las correctas 1:3-11
    1. Prohibición de la mala enseñanza 1:3-7
    2. La ley muestra el pecado del hombre y su tendencia a seguir la mala enseñanza (lo que se opone  a la sana doctrina) 1:8-11.
  1. B. La conversión de la mala enseñanza (que se refleja en la conducta) muestra la gracia de Dios, no el legalismo 1:12-17. Por tanto:
    1. El líder es salvo por la gracia de Dios 1:12-14
    2. La gracia de Dios en un líder es un ejemplo para todos 1:15-17
  1. C. El líder ha de conservar la sana doctrina y conducta (que se debe manifestar en la conducta) 1:18-20.
    1. El líder debe estar motivado por “las profecías” v.18-19a
    2. El líder debe evitar los malos ejemplos de otros v.19b-20

II.     EL LÍDER AYUDARÁ EN LA CORRECCIÓN DE CONDUCTAS Y ACTITUDES IMPROPIAS EN LA IGLESIA QUE SON RESULTADO DE UNA MALA ENSEÑANZA, CAP. 2

 

A.  Los creyentes (mucho más los líderes) deben orar por todos los hombres 2:1-8

1.   Los propósitos son variados 2:1a

2.   Los objetos de la oración son todos humanos 2:1b-2

3.   Muchas razones por qué orar v.3-7

4.   Los que oran en el culto, deben tener vidas santas v.8

B.   La mujeres (especialmente las líderes, por lógica) han de manifestar sobriedad en el vestir y respeto por todos 2:9-15.

1.   Su adorno debe ser el del corazón v. 9-10

2.   Su liderazgo se “salva” en el hogar v. 11-15

III.       LA CONGREGACIÓN NECESITA LÍDERES SANTOS Y CON MADUREZ ESPIRITUAL, CAP.3

 

A.  Los líderes principales deben ser “irreprensibles” 3:1-7

 

B.   Los diáconos deben ser irreprensibles 3:8-13

 

C.  Todo esto es muy importante 3:14-16

1. Por la ausencia de Pablo 3:14

2. La iglesia es de Dios y procalma su verdad v. 15

3. El mensaje es maravilloso v.16.

IV.       EL LÍDER EN EL CAMPO DE BATALLA RESPECTO A LO QUE YA ENSEÑÓ PABLO       (DOCTRINA QUE SE MANIFIESTA EN LA CONDUCTA), CAP.4

 

A.     La enseñanza falsa fue profetizada, es demoníaca y es legalista 4:1-5

1.  Este error no debe sorprender al líder 4:1

2.  El error desvía al pueblo 4:2

3.  Son mandamientos legalistas 4:3

4.  Este error niega a Dios como creador vv. 4-5

B.    El siervo-líder de Dios ha de fortalecerse en Dios y en su palabra para contrarrestar el error 4:6-16

V.  EL LÍDER DEBE TRATAR SABIAMENTE A LA CONGREGACIÓN AFECTADA POR LA FALSA ENSEÑANZA 5:1-6:10.

 

A.     La corrección debe hacerse en forma apropiada 5:1-2

 

B.      No nos olvidemos de la ayuda social a las familias de la iglesia 5:3-16

 

C.     Algunos líderes recibirán sostén económico por su labor y otros advertidos en situaciones riesgozas 5:17-25

VI.  EL LÍDER HA DE EVITAR LA AVARICIA Y OBEDECER INSTRUCCIONES 6:11-19

 

A.      El líder es ejemplo de esto 6:11-16

 

B.       No depender de las cosas materials sino de Dios usando dichos recursos para la generosidad 6:17-19.

Exhortación a Timoteo: es importante que el líder conozca la doctrina correcta que se manifista en acciones correctas.  El líder debe poner atención a la doctrina sana sin dejarse confundir con la ciencia falsa del conocimiento 6:20-21.

II. 2 TIMOTEO

Nota: hay varias maneras de bosquejar 2 Timoteo, pero sigo la misma de 1 Timoteo, es decir, una continuación de conocomiento-obras que manifistan ese conocimiento. Por tanto, ahora que Timoteo tiene más claro o exacta la doctrina de Dios no debe retraerse en ningún aspecto de su misión, al contrario, debe pulirse y mejorarse en su desempeño de funciones pastorales. Esto nos recuerda que ninguno de nosotros fuimos perfectos al comienzo de nuestros ministerios. Tuvimos que ir perfeccionandonos en el viaje. Esto sucede no solo con el don de pastor, sino con todos.

I. ENCARGO A NO AVERGONZARSE 1:6-8

 

A.    El líder no debe avergonzarse de su desempeñamiento incipiente, pero debe trabajar hacia la perfección 1:6-11.

 

B.    El mentor no se avergüenza 1:12-14

 

C.    Onesíforo no se avergonzó 1:15-18

II. EL LÍDER DEBE ESFORZARSE EN LA GRACIA 2:1-13

A.    La exhortación 2:1-2

 

B.    Ejemplos 2:3-10

i. El del soldado

ii.            El del atleta

iii.El del labrador

iv.El de Jesucristo

v.            El de Pablo

C.    Sufrimientos y glorias son la experiencia de aquellos que quieren servir a Dios en el liderazgo o en cualquier otro ministerio v.11-13.

III. EL LÍDER DEBE PRESERVAR LA ORTODOXIA EN MEDIO DE LA OPOSICION, PUES A ESO FUE LLAMADO 2:14-4:8.

A.    No desviándose de conversaciones impropias 2:14-26

 

B.    Anticipando la venida de los malos maestros 3:1-9

i. Los cuales tienen apariencia de piedad v.5

ii.  Los cuales se llevan a las mujeres tontas de la iglesia vv.6-7

C.    Predicando la verdadera doctrina basada en la Palabra inspirada de Dios, en medio del conflicto espiritual vv.10-17.

 

D.    Reconociendo que seremos juzgados por lo que enseñemos 4:1-8.

III. TITO (Vea la nota de 1 y 2 Timoteo acerca del bosquejo sacado del argumento)

I.  LOS LÍDERES DE LA IGLESIA DEBEN TENER CIERTOS REQUISITOS 1:5-9

 

  1. A. La responsabilidad del ministro es escoger a algunos 1:5

 

  1. B. Los líderes se escogen bajo las normas de amor a Dios y al prójimo en el contexto en el cual se encuentre la iglesia 1:6-9.

II.  EL LÍDER DEBE REPRENDER A LOS QUE NO ENSEÑAN LA SANA DOCTRINA 1:10-16.

 

  1. A. Es necesario prohibir a los falsos maestros enseñar sus doctrinas a la iglesia 1:10-11

 

  1. B. Muchas veces será necesario reprenderles duramente 1:12-16

III.  EL LÍDER DEBE TENER UN COMPORTAMIENTO DE ACUERDO A LA SANA ENSEÑAZA 2:1-15 (ESP.1:16).

 

  1. A. Moderación 2:1-2

 

  1. B. Controlar la lengua/conducta y enseñar a las más jóvenes 2:3-4ª

 

  1. C. Cumplir con las tareas del hogar 2:4b-5

 

  1. D. Etc. v. 6-15

 

IV.   EL LÍDER DEBE TENER UNA CONDUCTA PACÍFICA EN LA SOCIEDAD 3:1-8

 

  1. A. Se sujeta a las autoridades 3:1

 

  1. B. Trata a todos con paciencia y misericordia 3:2-7

 

  1. C. Es esencial que el líder se ocupe de buenas obras para con todos los hombres 3:8

V.  EL LÍDER PREVIENE Y EVITA LAS FALSAS ENSEÑANZAS 3:9-11

 

A.   El cristiano debe evitar participar y escuchar falsas enseñanzas 3:9

 

B.   La iglesia necesita desechar a los que insistan en sus propias falsas enseñanzas 3:10-11

 

VI. ¡PRACTICA LO QUE ENSEÑO AQUÍ CON TUS HERMANOS Y CONMIGO! TITO: 3:12-15

 

Nota: no pretendo dar un bosquejo exhaustivo o controversial de estas tres epístolas, pero me parece que la menera en que fueron bosquejadas con base en el argumento conocimiento-acciones es muy útil para entenderlas.

Conclusión a las cartas pastorales: Si aprecio bien, la responsabilidad mayor de los líderes y pastores es doctrinal (o como Pablo decía, “transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento Ro. 12:2). Por tanto, primeramente un pastor o un líder tiene que ser teólogo para enseñar correctamente moldeando las mentes de los feligreses al punto de orientarlos hacia la voluntad de Dios y consecuentemente para contrarrestrar la enseñanza falsa. Ahora bien, para ser teólogo profesional requiere muchos años de educación formal (y aún la incapacidad es patente), pero no necesitamos formar a profesionales sino a laicos (no por eso debemos ser descuidados en continuar preparándonos). Necesitamos teólogos que sepan suficiente para no caer en errores insanos que lleven a la iglesia a su propia destrucción. Generalmente esto se logra con un buen discipulado. Dios les ayude en tan gran y difícil tarea. Pero recuerden: no estamos solos.

 

 

EXAMEN

“EL PASTOR COMO LÍDER”

 

Cierto o falso (c) (f)

 

  1. Los líderes que Dios usa nunca tienen preparación académica  _____
  2. Un líder cristiano es uno que engrandece su iglesia con miembros de otra iglesia ____
  3. Una de las maneras de ganar la confianza de la gente es con la honestidad ____
  4. El líder es el que dirige sin necesariamnete meterse en la lucha ____
  5. La meta del lider es llenar las metas de la denominación ____
  6. Un líder nace no se hace _____
  7. Cuanto más grande es el carácter, más grande es la responsabilidad ____
  8. Es mejor tener líderes profesionales que laicos en la iglesia _____
  9. El líder debe depender del Espíritu Santo solamente para ser líder, no es necesaria la preparación académica _____

10.  Lo mejor es tener un solo pastor que dirija todos los asuntos de la iglesia ___

Responda eficientemente a las preguntas

 

  1. De acuerdo al maestro, ¿cómo debemos interpretar los textos bíblicos relacionados al liderazgo de la iglesia? (use dos palabras para responder)
  1. De acuerdo a su conocimiento, explique lo que significa el término “posmodernismo”
  1. ¿Cuál sistema de gobierno emplearía en formar su iglesia? Explique.
  1. ¿Cuáles son las metas divinas para su iglesia? (recuerde el libro de Tedd Tripp).
  1. ¿Qué es tener éxito en el ministerio?

Autor: Equipo ObreroFiel
Tema de recurso:
Tipo de recurso: Bosquejos, COMENTARIO BIBLICO, Líderes, Sermón
Referencia Bíblica:

Categorias: Investigación
Palabras clave: Bosquejos, Comentario bíblico, Como liderar bien, Ética ministerial, Ministerio - Servicio, Sermón

Usado con permiso
ObreroFiel.com - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.
Su apoyo en el ministerio http://www.obrerofiel.com

, , , , ,

0 Responses to El pastor como líder y el líder como pastor

  1. Maria Lourdes Stone 24 24America/Chicago enero 24America/Chicago 2011 at 12:15 am #

    Gracias por su articulo tan lleno de sabiduria de lo alto, me ha ayudado muchisimo en mi vida espiritual. Espero compartirlo con los de la iglesia donde asisto, es un grupo muy chico pero espero y es mi oracion que cuando lo comparta con ellos les sirva de mucha motivacion y puedan poner accion en la vida cristiana no solo escuchar y aprender sino ponerlo en practica;que es lo que necesita esta pequena iglesia.Por favor oren por mi.Que Dios los siga bendiciendo y espero seguir en contacto con ustedes para darles a conocer como fue todo.sinceramente.Su Segura Servidora.Ma.Lourdes Stone

  2. Rev. Jaime René Culajay Chavarria 1 01America/Chicago agosto 01America/Chicago 2011 at 6:59 pm #

    Dios les bendiga, son ustedes muy amables y apreciables por su trabajo, ya que los materiales aquí presentados son de mucha utilidad y bendición para mi ministerio.

    • jguerrero 1 01America/Chicago agosto 01America/Chicago 2011 at 7:08 pm #

      Gloria a Dios por solo Él puede permitir que esto sea posible

Deja un comentario