Secondary Navigation

¿La voluntad de Dios es nuestra santificación?

la voluntad de Dios es nuestra santificacionABRIR RECURSO

¿La voluntad de Dios es nuestra santificación?

Si tú eres de los cristianos inquietos por saber cuál es la voluntad de Dios para tu vida, sin equivocarme te puedo decir que Dios quiere que tú seas SANTO, pues así nos lo manda Pablo en 1Tesalonicenses 4:3, donde nos dice: “…pues la voluntad de Dios es vuestra SANTIFICACIÓN, que os apartéis de fornicación”. Aquí notamos que la santificación pide que el creyente genuino se separe de lo inmundo, que en este caso es: la fornicación y que tenga también su cuerpo en santidad y en honor, según el verso 4.  Aquí notamos dos aspectos de la santificación: la separación de lo inmundo y la consagración para lo puro.

Entonces podemos definir la santificación como “la obra divina por la cual somos separados del reino del pecado y llevados al reino de Dios para que le sirvamos limpiamente”. Ryrie da la siguiente analogía entre la salud y la santificación: “Estar saludable es experimentar en nuestro cuerpo, la ausencia de la enfermedad, pero al mismo tiempo es experimentar un positiva tonificación de energía”.

Conociendo sin lugar a dudas que la voluntad de Dios para sus hijos es la santificación … (1 Ts. 4:3; 1 P. 1:14-16)

ESTUDIEMOS DOS PRINCIPIOS BÍBLICOS SOBRE LA SANTIFICACIÓN, LOS CUALES NOS ANIMARÁN A APARTARNOS DEL MAL Y A BUSCAR LA PUREZA EN NUESTRAS VIDAS

 

I.       La santificación demanda la responsabilidad del creyente.

A.     Aunque el Dios trino es la fuente y la inspiración de nuestra santificación (Lv. 11:44; Fil. 2:13), a nosotros , también él nos invita a participar en nuestra santificación Ejemplos:

1.      Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda, salid de en medio de ella,, purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová” (Is. 52:11)

2.      Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa en la cual resplandecéis como luminares en el mundo” (Fil. 2:14, 15)

3. “Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino como aquel que os llamó es santo, ¡sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir!”

B.     Ryle, enfatiza la responsabilidad  de los creyentes de vivir la vida santa, diciendo: “Esta obligación, pesa sobre ellos. Los creyentes no son como las demás personas muertas espiritualmente, sino que están vivos para Dios y tienen: luz, conocimiento y un nuevo principio en ellos… Dios les ha dado gracia, les ha dado una nueva naturaleza, y un nuevo corazón. No tienen pues excusa para no vivir  <en santidad> para su alabanza”.

C.     Cristiano, ¡depende de Dios y trabaja con compromiso para vivir en santidad para gloria de él! Recuerda lo que decía Pablo: “para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí” (Col. 1:29).

II.     La santificación es algo visible para los demás.

A.     Al creyente que vive en santidad, por más modestia y humildad que muestre para no “presumir su vida santa”, se le notará su vida santa de todas maneras. Al respecto, Ryle, dice: “El mero suponer que una persona pueda ser “santa”, sin obras que lo acrediten sería un absurdo, un disparate”.

B.     Ejemplos de que la santidad en las personas, siempre se nota.

1.      Los hijos de Israel al ver el rostro de Moisés, veían su piel resplandeciente porque se le notaba la gloria de Dios en su rostro, después de estar con Él. (Ex.34:33-35)

2.      Los gobernadores y sátrapas del reino de medo-persa, notaron que Daniel era fiel y no hallaron ningún vicio ni falta en él (Dn.6:4).

3.      Pablo notaba en Timoteo entrega  y genuino interés por los hermanos de las iglesias. Cosa que no notaba en todos su colaboradores (Fil.2:19-21)

C.     Hermano(a) no aparentes santidad con una falsa humildad, ni te justifiques con pretextos de que no se vea en ti. Ryle dice: “Una luz puede ser muy débil, pero aunque sea solo una chispita, en una habitación muy oscura, se verá. La vida de una persona puede ser muy exigua (insuficiente, escasa), pero aún así se percibirá el débil latir del pulso”.  Anímate si buscas la santificación; se verá en tu vida y se hará sentir aunque a veces no lo notes.

Advertencia, Ryle también dice: “Un santo en el que sólo puede verse mundanalidad y pecado, es una especie de monstruo que no se conoce en la Biblia”.

 

CONCLUSIÓN

REPASO.   Medita en los principios bíblicos estudiados.

¿Qué te hacen sentir estos?

¿Qué vas a hacer con ellos?

REFLEXIÓN:

Si quieres ser santo de verdad, tienes que comprender la santidad de Dios, pues como él es santo, quiere que nosotros también lo seamos. Considera las siguientes citas para que busques en serio la santidad: (2 Co: 6:14-18; 1 Co. 3:16; 1 Co. 6:19; Lv. 19:2, Sal. 99:3, 5, 9)

INVITACIÓN:

¿De qué mal te debes de apartar y a qué cosas puras te debes de entregar. (cf. Jos. 24:14-15)

Por Paco Jiménez

Usado con permiso del autor


Usado con permiso
ObreroFiel.com - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.
Su apoyo en el ministerio http://www.obrerofiel.com

, , , , ,

4 Responses to ¿La voluntad de Dios es nuestra santificación?

  1. Marìa Lòpez 23 23America/Chicago September 23America/Chicago 2010 at 9:05 am #

    Bendiciones hn.Francisco esta muy bueno el tema, creo que como iglesia del señor,tenemos que atesorar la palabra de Dios, ponerla en practica sobre todas las cosas, si es que queremos ser salvos porque su palabra lo afirma en el libro a los Hebreos el capitulo 2;1 al 4.

  2. Edison Tuitice 23 23America/Chicago September 23America/Chicago 2010 at 12:16 pm #

    Que nuestro Padre Eterno continue bendiciendole. Gracias por el tema, la verdad que en estos dìas la santidad del creyente ha sido opacado por un cristianismo conformista y religioso.
    Si hacemos una simple encuesta en el lugar donde vivimos todos creen en Dios, todos son cristianos, piensan que por asistir los domingos a una iglesia, aprenderse unos cuantos versìculos y cantar coritos, ya son salvos. Cuando su testimonio deja mucho que decir, su vocabulario, trato en su hogar, trabajo, etc.
    Es hora de retoma el verdadero camino a la Salvaciòn. Por fe en Cristo Jesùs, es un regalo de Dios. Efesios 2: 8-9
    Gracias por animarnos a edificar a la iglesia, esa es la Voluntad de Dios.

  3. Michel 24 24America/Chicago September 24America/Chicago 2010 at 1:00 pm #

    GRACIAS POR ESTA PAGINA DIOS LOS BENDIGA.

  4. Jorge Alexis 4 04America/Chicago October 04America/Chicago 2012 at 9:18 pm #

    Orale tio, muy buen mensaje, Dios te bendiga.

Leave a Reply