Secondary Navigation

¿Qué debemos aprender acerca de la enseñanza cristiana?

 

 ¿Qué debemos aprender acerca de la enseñanza cristiana? ABRIR RECURSO

¿Qué debemos aprender acerca de la enseñanza cristiana?

Palabras iniciales

La palabra pedagogía es un término que nos viene del idioma griego, La palabra paidagogo. Esta palabra era usada para señalar a un esclavo dedicado a conducir al hijo del amo; el paidagogo era conductor de niños. La función no era solo llevar al niño a la escuela, sino que también tenía que vigilar su comportamiento en la escuela y en la calle, así como su conducta moral.

Esta palabra ha adquirido con el transcurso del tiempo una aplicación amplia. Para algunos es el planteamiento y las respuestas a los problemas de la educación. Para otros, es el conjunto de principios normativos que dirigen el quehacer educativo. Podemos afirmar que tiene que ver con la disciplina metodológica que dirige el proceso de la educación. La educación no busca solamente la transmisión del conocimiento, sino la formación integral y consciente del hombre.

La palabra educación etimológicamente nos viene del idioma latín; son dos las palabras que se señalan como el término que originan la palabra educación. La palabra educare significa criar, nutrir, alimentar. Otros toman como base la palabra exducere que equivale a sacar, llevar o conducir desde dentro hacia fuera. La primera palabra habla de una acción desde afuera y la segunda de facilitar lo que ya tiene el alumno. En este estudio sugerimos la combinación de ambos términos. No los concebimos como palabras opuestas; al contrario las vemos como dos aspectos o caras de una misma realidad, o de un mismo proceso que recibe el nombre general de educación.

Lo que hemos dicho hasta aquí nos lleva a considerar tres conceptos

1         La educación es una fuerza externa que forma al individuo

2         La educación es una autoformación del individuo

3         La educación es un proceso que proporciona los medios que necesita un individuo para su autoformación

Un diccionario  solamente dice: Es acción y efecto de educar.

En este estudio enfocamos una pedagogía calificada como cristiana, lo cual es fundamentalmente bíblica. Es necesario recordar que el cristianismo difiere de cualquier sistema filosófico pedagógico, ya que su concepción acerca de Dios (teología propia), del hombre (antropología) y del mundo (cosmovisión) contrasta con la cultura griega-romana y aun la judaica. Usamos el término filosofía como un estilo de vida. Así que el propósito de la pedagogía cristiana es la formación del individuo de acuerdo al paradigma Jesucristo. Si la educación cristiana cumple con su propósito, no veremos ataques como los de algunos filósofos que han atacado un cristianismo divorciado de la revelación bíblica. En la educación cristiana el libro de texto es la Biblia. Al agente promotor de la educación cristiana se le exige tener un buen manejo de la Palabra de Dios, 2ª Timoteo 2:15. La Biblia de las Américas dice maneja bien. Esta pericia no se logra de la noche a la mañana, se necesita invertir tiempo, esfuerzo arduo de estudio sistemático.

Principios básicos que fundamentan el contenido de este estudio.

La enseñanza cristiana es por llamamiento de Dios.

El enseñar las Escrituras es un privilegio que concede Dios a los que ha llamado de manera especial y específica para ello. Observemos dos ejemplos, uno en el Antiguo Testamento y otro en el Nuevo Testamento.

Jeremías, fue apartado y dado a las naciones para el ministerio profético aun antes de nacer. (Jer. 1:5Jer. 1:5
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

5 «Antes que te formara en el vientre,j te conocí,k y antes que nacieras, te santifiqué,l te di por profeta a las naciones».m

WP-Bible plugin
) El mensaje de Jeremías tenía su fuente en Dios mismo (1:9). Samuel J. Schultz en su libro Habla el Antiguo Testamento, escribiendo sobre el llamado de Jeremías dice: Respondiendo a la divina llamada, Jeremías se dio perfecta cuenta del hecho de que Dios tenía un plan y un propósito para él, incluso antes del tiempo de su nacimiento. Estaba comisionado por Dios y divinamente fortalecido contra el temor y la oposición. Estaba también bien equipado: El mensaje no era suyo, él era solamente el instrumento humano a quien Dios confió su mensaje para el pueblo.

De la misma manera un maestro es llamado a ser un instrumento de Dios para comunicar no un mensaje propio, sino el de Dios revelado en su Palabra.

Pablo, en Gálatas 1:15-20Gálatas 1:15-20
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Izbrana zbirka RVR95 ne vsebuje vpisane knjigeMesto:

WP-Bible plugin
nos pone en perspectiva correcta la razón de su ministerio. Dios lo apartó desde el vientre de su madre para predicar el evangelio. La comisión apostólica de predicar a los gentiles sin ningún mérito de su parte le fue concedida en el vientre de su madre. Del mismo modo en que Dios cumple con el consejo eterno de la elección para salvación, cumple el de la vocación a fin de hacerlo un instrumento de bendición para la expansión del evangelio. La vocación de acuerdo al Diccionario Bíblico Ilustrado es el: Llamado o invitación a una profesión o estilo de vida. Pero en términos teológicos, la palabra vocación no se usa en referencia a una profesión que uno pueda ejercer. Vocación es la invitación que Dios extiende a todas las personas a ser hijos suyos a través de la obra de Cristo.

Este llamado, trae implicado a servirle a Dios. En el caso de Pablo como predicador del evangelio a los gentiles, y en el caso de los maestros, ser facilitadores en la enseñanza aprendizaje.

1ª Corintios 12:4-11ios 12:4-11
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

4 El territorio de Og, rey de Basán --un descendiente de los refaítas--, que habitaba en Astarot y en Edrei, 5 y dominaba en el monte Hermón, en Salca, en todo Basán hasta los límites de Gesur y de Maaca, y en la mitad de Galaad, territorio de Sehón, rey de Hesbón.f 6 A estos derrotaron Moisés, siervo de Jehová, y los hijos de Israel; y Moisés, siervo de Jehová, había dado aquella tierra en posesión a los rubenitas, a los gaditas y a la media tribu de Manasés.g Reyes derrotados por Josué 7 Estos son los reyes de la tierra que Josué y los hijos de Israel derrotaron del lado occidental del Jordán, desde Baal-gad, en el llano del Líbano, hasta el monte Halac que sube hacia Seir,h y cuya tierra dio Josué en posesión a las tribus de Israel, conforme a su distribución, 8 en las montañas, en los valles, en el Arabá, en las laderas, en el desierto y en el Neguev,i donde vivían el heteo, el amorreo, el cananeo, el ferezeo, el heveo y el jebuseo: 9 El rey de Jericó;j el rey de Hai,k que está al lado de Bet-el; 10 el rey de Jerusalén; el rey de Hebrón; 11 el rey de Jarmut; el rey de Laquis;

WP-Bible plugin
y 28-29 establece que Dios capacita a algunos de sus hijos para que sean maestros., para que sean instructores, guías que conducen a otros a adquirir conocimiento. El maestro cristiano conduce a sus alumnos al conocimiento de Cristo. Para ello tiene la responsabilidad de despertar en sus alumnos un vivo deseo de aprender.

Bruce Wilkinson en su libro Las siete leyes del aprendizaje cita a un maestro que dijo: Un maestro excelente no simplemente imparte conocimiento a sus alumnos, sino despierta su interés y les produce el deseo de buscar el conocimiento por sí mismos. Es una bujía, no una manguera de gasolina.

Los maestros aunque llamados por Dios necesitan capacitarse.

Dios nos da el don de ser maestros, pero este don debe ser desarrollado y se logra a través de una adecuada formación en la ciencia de la enseñanza así como enseñando, es decir que el maestro se hace enseñando.

La enseñanza bíblica tiene como propósito cambiar vidas. Debemos de aspirar ser excelentes maestros, ser verdaderos agentes de la enseñanza aprendizaje. La meta de la enseñanza es cambiar vidas. Es forjar caracteres. Un carácter cristiano encuentra una descripción en Gálatas 5:22-23Gálatas 5:22-23
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Izbrana zbirka RVR95 ne vsebuje vpisane knjigeMesto:

WP-Bible plugin
, donde Pablo nos habla del fruto del Espíritu Santo.

La capacitación constante es necesaria en un mundo cada vez más tecnificado. La necesidad de una enseñanza creativa calificada de exitosa requiere que el maestro nunca esté conforme con lo que hasta ahora ha desarrollado. Un buen maestro nunca deja de aprender. Un conferencista decía que todo profesional debe graduarse cuatro veces en su profesión durante su vida profesional. Era su manera de decir que es necesario mantenerse actualizado. Si somos concientes de la enorme responsabilidad que un maestro cristiano tiene de instruir a personas que poseen la imagen de Dios y que tienen un incalculable valor y potencial. Además el contenido de la enseñanza es la Palabra de Dios; buscaremos el entrenamiento permanente en la ciencia de la enseñanza. Es esencial que un maestro permanezca retroalimentándose en el arte de la enseñanza.

Discusión de grupo: ¿Qué significa enseñanza-aprendizaje?

Un maestro es el responsable de hacer que sus alumnos aprendan.

 

La habilidad para enseñar se incrementa con la práctica.

Se necesita una constante capacitación, pero reforzada por la práctica constante que brinda seguridad, aumente la confianza de poseer la habilidad y al mismo tiempo la efectividad de ayudar a los alumnos en el aprendizaje. Lucien E. Coleman Jr. En su libro Como enseñar la Biblia dice: La habilidad para enseñar no es don mágico escondido en los cromosomas de unos pocos favoritos. Enseñar es un arte. Puede ser aprendido, practicado y cultivado como cualquiera otra habilidad calificada.

La iglesia debe brindar las oportunidades a sus maestros de aprender y practicar habilidades de enseñar. Se aprende haciendo. Nadie aprende a manejar un carro  solo oyendo a un instructor. Es la práctica la que hace el buen maestro, el ser excelente es el resultado de estar en la docencia años y años de preparar y compartir. Es la preparación la que garantiza la eficacia del maestro en el uso de cualquier método pedagógico

No hay ningún sustituto para la capacitación en el arte de la enseñanza.

La metodología pedagógica es muy abundante para pretender dominar cada método. Recordando que no hay método que en si mismo sea bueno o malo. Aprendamos a caminar primero antes de pretender correr. Primero manejemos herramientas básicas de la enseñanza antes de que experimentemos con métodos innovadores. Necesitamos convertirnos en estudiantes permanentes de cómo enseñar. Al hablar de método, hablamos del modo de decir o hacer con orden una cosa. Aplicado a nuestro tema, describe los procesos y las técnicas que el maestro utiliza para comunicar cierta información a los alumnos.

En la enseñanza cristiana el libro de texto es la Biblia.

El maestro debe tener amplio conocimiento del contenido que enseña, a quienes enseña así como la metodología de cómo enseña. Estudiaremos algunas formas que facilitarán al maestro (a) a ser eficiente y efectivo(a).

Pero el maestro cristiano enseña la revelación de Dios, la Biblia es el libro de texto de la enseñanza cristiana, ya que Cristo es el tema central. 2ª Timoteo 3:16-17 nos dice que las Escrituras es la Palabra de Dios en sentido absoluto, por lo tanto es la base de toda teología sistemática, bíblica, dogmática y práctica. Hay en ella ética, vida familiar, misiones, etc. Se puede decir que más que nada, el mundo necesita la Palabra de Dios.

Para que el maestro conozca bien lo que enseña debe tener conocimientos hermenéuticos que le permitan realizar una buena exégesis, tener disciplina de estudio sistemático. También recibir estudios formales de Biblia, Teología y Ministerio.

 

La enseñanza cristiana es una combinación de ser, conocer y hacer.

No solo debe dominarse técnicas de cómo enseñar, conocer el contenido de lo que se enseña el maestro cristiano debe aceptar la responsabilidad de quien Es. Recordando que el objetivo de la enseñanza es cambiar actitudes y conducta. Para un maestro de Biblia es más importante lo que él es. Es en esta dimensión personal que su enseñanza adquiere autoridad moral. Dice un libro de homilética: Vale más un sermón vivido que cien predicados.

Cuando la verdad de Dios, forma parte de la vivencia del maestro antes de ser enseñada, y se enseña mediante el poder del Espíritu Santo, las necesidades personales tanto del maestro como del alumno son satisfechas. ¡Que bendición tenemos de enseñar la Biblia la Palabra de Dios!

La enseñanza cristiana evangélica, como lo dice Roy B. Zuck es: Cristocétrica, fundamentada en la Biblia, y adecuada al alumno, en su proceso de comunicar la Palabra escrita de Dios en el poder del Espíritu, con el propósito de guiar a los alumnos a Cristo y edificarlos en Cristo.

¿Qué es enseñar la Biblia?

 

Queremos señalar que las lecciones a compartir en una clase no deben ser presentadas. Sino que en un acto creativo de maestros y alumnos en acción conjunta deben ser discutidas, tironeadas, desarmadas, vueltas armar, puestas a un lado, atrás, al revés y agarradas fuertemente por los maestros y alumnos.

Esta manera de pensar coloca el énfasis en lo que el alumno hace y no en el rol del maestro. En este sentido la enseñanza y el aprendizaje están íntimamente ligados. El maestro viene a constituirse en una partera que ayuda a la madre en el parto, a dar a luz a su hijo, pero el no da a luz. El papel del maestro es hacer que emerja del alumno el acto de aprendizaje.

¿Que es enseñar? Es la pregunta a responder

1         Enseñar es un acto por medio del cual se ofrece una guía

2         Enseñar es un proceso de cultivar relaciones para formar

3         Enseñar es interpretar dos mundos: la Biblia y el alumno.

Enseñar es guiar. Los mejores maestros no son enciclopedias del conocimiento. Los mejores maestros son guías que señalan el camino. Cristo se llamó así mismo el camino, la verdad y la vida. Así que los maestros de Biblia señalamos a Cristo como la dirección correcta en la que se debe caminar. El maestro de enseñanza cristiana logra su cometido cuando la vida del alumno se va transformando a la semejanza de nuestro Señor Jesucristo.

Cristo es la meta, Efesios 4:11-16Efesios 4:11-16
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas;k a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,l 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,m 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, al hombre perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. 14 Así ya no seremos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error; 15 sino que, siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,n 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.ñ

WP-Bible plugin
. Dios concedió diferentes dones, personas, a la iglesia para capacitar a cada creyente a cumplir con la tarea que le ha sido encomendada. La meta es que cada creyente llegue ser semejante a Cristo. En Romanos 8:29Romanos 8:29
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

29 A los que antes conoció,a también los predestinób para que fueran hechos conformes a la imagen de su Hijo,c para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.d

WP-Bible plugin
nos dice que los creyentes hemos sido predestinados para ser hechos conformes a la imagen de Cristo.

Nietzsche a pesar de su virulento ataque alevoso contra el cristianismo de su época en su libro el Anticristo, dice que solo ha habido un cristiano, Cristo. Cristo es el marco de referencia para evaluar la vida cristiana.  Cristo es la norma absoluta para determinar el progreso o crecimiento de los alumnos, que deben llegar a decir: “Ya no vivo yo, sino Cristo en mi”.

El maestro facilita al alumno tomar decisiones correctas, y que reconozca los errores cometidos, indica límites y motiva al alumno a seguir tras la meta propuesta. La primera obligación del maestro es guiar a sus alumnos a través del proceso enseñanza/aprendizaje.

Enseñar es cultivar. Así como un jardinero se preocupa por el crecimiento de las plantas, el maestro se preocupa por el crecimiento de sus alumnos. Pablo ilustra el trabajo de formar a otros en el evangelio con el arduo trabajo de un labrador, 2ª Timoteo 2:6.

Un labrador cuida que su siembra tenga suficiente agua, luz, abono. Invierte suficiente tiempo en el cuido de la plantación. Un maestro debe invertir tiempo en su preparación para poder compartir con sus alumnos sus conocimientos, tomando en cuenta que él solo puede dar lo que ya recibió.

Un buen maestro se cultiva así mismo cuando adquiere el hábito de un estudio sistemático y disciplinado del texto bíblico. También posee el hábito de la lectura de excelentes libros. En el libro Dios en las pequeñas cosas leemos: Leer es la puerta de acceso que te lleva al crecimiento. Los libros contienen información, puntos de vistas, e inspiración, sobretodo si el libro es la Biblia, el libro más grande que jamás se haya escrito para enseñar, corregir. Pablo siendo un anciano y prisionero le pide a su discípulo Timoteo que cuando le llegue a ver por favor le lleve libros, 2ª Timoteo 4:13. Le dice que principalmente los pergaminos, evidentemente está hablando de los rollos del Antiguo Testamento.

Enseñar es interpretar la Biblia. Enseñar es guiar, cultivar y también interpretar. Para interpretar se debe tener una sana hermenéutica. José M. Martínez en su libro Hermenéutica Bíblica dice: La solidez del pensamiento cristiano y la vida misma de la iglesia dependen del lugar otorgado en ellos a la Biblia y del modo de examinar sus textos. Puede afirmarse que las formulaciones doctrinales, la piedad y la acción del pueblo de Dios cabalgan siempre a caballo de la hermenéutica, y ello hasta el punto de que, como señala Gerhard Ebeling, la historia de la iglesia es la historia de la interpretación de la Sagrada Escritura. La hermenéutica es la ciencia de la interpretación de los textos. La etimología de la palabra es el término griego hermeneuo que significa explicar, traducir, interpretar. La palabra exégesis es sinónimo de hermenéutica. En el mundo greco romano se usaba para hablar de explicar, exponer, interpretar. Lo más básico de la interpretación es contestar tres preguntas:

1         ¿Qué dice el texto? (observación)

2         ¿Qué significa? (interpretación)

3         ¿Qué me dice a mí? (aplicación)

La hermenéutica aceptada como sana es la que toma en cuenta el marco histórico, las leyes gramaticales y la cultura en que se dio el texto. Se dice que es método literal, gramático-histórico. Una vez más citamos a José M. Martínez quien escribió: como su mismo título indica, tiene por objeto hallar el significado de un texto sobre la base de lo que sus palabras expresan en su sentido llano y simple a la luz del contexto histórico en que fueron escritas. La interpretación se efectúa de acuerdo con las reglas semánticas y gramaticales comunes a la exégesis de cualquier texto literario, en el marco de la situación del autor y de los lectores de su tiempo.

El propósito último no es decirles a los alumnos algo de Dios. Es guiarlos a vivir bajo la soberanía de Dios. En el libro del sistema de gobierno de la iglesia presbiteriana ortodoxa dice en su punto 2 lo siguiente: Hay, entonces, solamente un rey y cabeza de la iglesia, el único mediador entre Dios y el hombre, Jesucristo, que gobierna su iglesia mediante su Palabra y su Espíritu. Entre lo que dice esta afirmación es que Cristo gobierna a través de dos agentes: el Espíritu Santo y la Biblia. La Biblia debe ser interpretada y comunicada empleando una buena metodología pedagógica, sobre lo cual versa el presente módulo. Los métodos que presentamos aquí no son buenos ni malos en sí mismo, depende de la habilidad del maestro. El maestro debe recurrir a todas las herramientas que le permitan establecer un puente entre la Biblia y el alumno y su mundo.

Para pensar:

  1. En sus propias palabras, ¿Qué es enseñar la Biblia?
  2. ¿Por qué es necesario tener conocimiento pedagógico?

¿Qué hace un maestro?

 

¿Qué se supone que hace exactamente un maestro? Esta pregunta es sumamente importante y su respuesta nos lleva a ser específicos en saber cuál es el papel de un maestro. Cuando empleamos el término papel en sentido de rol, nos referimos si se quiere decir de esta manera es una descripción de su trabajo como facilitador del aprendizaje de sus alumnos. De tal manera que enseñe eficientemente y de manera efectiva.

Wesley R. Willis en su libro La enseñanza eficaz nos recuerda las palabras griegas del Nuevo Testamento:

1         Didasko, enseñar

2         Noutheteo, amonestar

3         Piadeuo, entrenar

4         Matheteuo, hacer discípulos.

Es decir que el maestro es un agente facilitador en el proceso de enseñanza aprendizaje. ¿Cómo lo logra? Sin duda existen multiformes maneras de hacerlo. Aquí queremos compartir tres:

1         Creando un buen ambiente para el aprendizaje

2         Planeando y preparando las actividades de aprendizaje

3         Guiando las actividades que facilitan el aprendizaje

Estas tres maneras enfocan una realidad que nos recuerda Leroy Ford en su libro Pedagogía ilustrada: el discípulo o aprendiz es el mismo. Es diferente de cualquier otra persona en edad, en apariencia, en habilidad para aprender, y en talentos. Es diferente en gustos, en preparación y experiencia, y en muchos otros aspectos. Las diferencias del alumno o aprendiz afectan su manera de aprender. Los maestros y los líderes deben considerar estas diferencias para determinar lo que van a enseñar y cómo hacerlo. Estas diferencias ayudan al maestro para saber si debe enseñar para mejorar la capacidad del discípulo, o para cambiar sus actitudes o para aumentar sus conocimientos.

Buen ambiente para el aprendizaje. Enfocamos aquí el aspecto físico donde se debe el binomio enseñanza aprendizaje y el de las relaciones interpersonales ya que cada persona en la clase ejerce influye en el clima de aprendizaje para bien o para mal. Leroy Ford llama estorbos en el aprendizaje el tener un salón de clase muy pequeño o demasiado grande; o es incómodo por tener muchas cosas amontonadas, ventilación inadecuada. También el grupo de alumnos es muy grande y las diferentes actitudes hacen difícil el aprendizaje, algunos se exaltan muchos otros no se sienten con libertad de expresarse. Unas personas son egocéntricas otras se sienten fuera de lugar. El maestro debe facilitar a que el grupo que constituye la clase se esfuerce en tratar a los demás como desean que los demás los traten, Dale Carnegie en su libro Como ganar amigos, en la introducción dice: Si yo fuera ministro de educación pondría como obligatoria en todos los colegios y universidades una clase semanal de relaciones humanas, de cómo entenderse bien con todos y ganarse la simpatía de la gente que nos trata.

La planeación y preparación de las actividades. Una buena clase es el resultado de una cuidadosa planeación y preparación con anticipación. Planificar una clase implica establecer en cada clase metas a alcanzar. Recordemos que enseñar no es solo hablar de una porción bíblica. Todas las actividades a desarrollar en el transcurso de una clase tienen un objetivo a lograr. Un objetivo a alcanzar o una meta determina hacia donde vamos. El problema de algunos maestros es que creen que el planeamiento denota falta de confianza en Dios y no es una actitud espiritual. Otros maestro simplemente no quieren pagar el precio que requiere una buena preparación para cumplir con responsabilidad el cometido de su tarea, la formación del carácter y personalidad de sus alumnos.

William Martin en su libro Fundamentos para el educador evangélico nos dice: El planeamiento es indispensable para una enseñanza eficaz. Aunque a veces pueda ser difícil, es ciertamente una tarea espiritual. No ponemos nuestra confianza en los planes, pero si reconocemos que planificar nos ayudará a lograr lo que Dios quiere que se realice. Planear nos dice a dónde vamos y nos dice cómo vamos. Aquí estamos hablando de la metodología que emplearemos en una clase para alcanzar la meta propuesta.

Lo que aprendí Cómo lo aprendí
A escribir
Las tablas de multiplicar
Conducir bicicleta
Rechazar a las personas
Orar
Doctrina religiosa

Este laboratorio nos demuestra que el alumno aprende cuando el maestro planifica actividades de aprendizaje.

El planeamiento ayuda a:

1         Ser eficiente lo que significa lograr resultados previstos

2         En la economía que consiste en manejar bien el tiempo tanto en la preparación de la clase como al compartirla. También se economiza recursos y trabajo

3         Permite la continuidad en la enseñanza y provee unidad en el contenido

4         El maestro adquiere disciplina

5         Se trazan objetivos claros

6         Brinda seguridad al maestro

7         Ayuda al maestro ser fiel a la Palabra de Dios

8         Permite la retroalimentación del maestro

Guiando las actividades de aprendizaje. Hasta aquí hemos dicho que un maestro debe (1) crear un buen ambiente de aprendizaje; (2) planear y preparar las actividades de aprendizaje. Ahora hacemos el enfoque a la tercera respuesta de lo que un maestro hace. El maestro guía a la clase en las actividades del aprendizaje y lo logra estableciéndose por lo menos tres grandes propósitos.

Estamos hablando de motivar, conducir, evaluar.

¿Cómo motivamos a los alumnos? La motivación del alumno tiene que ver mucho con la personalidad del maestro. Una personalidad atractiva es una personalidad que refleja madurez y confianza. El maestro debe recordar que su valor es por lo que es; no por lo que hace, ni mucho menos por lo que no tiene. El maestro cristiano tiene una visión optimista de la vida, un maestro con buena autoestima trata bien a sus alumnos. Los escucha con empatía, es decir no los juzga por lo que dicen y cómo lo dice, genera en sus alumnos confianza para expresar no solo sus pensamientos sino sus sentimientos.

Alvaro Jiménez en su libro Personalidad atractiva dice: Ojalá no seas tú una persona malgeniada habitualmente pero si hoy o mañana o cualquier día amaneces de mal humor, ponle mucho cuidado y esfuérzate por sacudir de ti eses microbio… se trata de un virus muy nocivo. Además ten muy presente que el mal genio es una enfermedad sumamente contagiosa.

Las personas mal geniadas a nada le encuentran gracia; nada les hace sonreír; todo lo toman demasiado en serio, cuando no a lo trágico;  los problemas las impacientan; las dificultades las exasperan; son incapaces de charlar un rato, de reír o de contar un cuento, porque les parece que son niñerías y que eso significa perder el tiempo. (Pág.52-53) Una persona atractiva es una persona que posee una vida satisfactoria.

1         La base de una vida satisfactoria es un auto concepto positivo de si mismo

2         Posee una actitud positiva en su esquema de pensamientos, Filipenses 4:8Filipenses 4:8
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

En esto pensad 8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.l

WP-Bible plugin

3         Disfruta de la vida, en sus más pequeños detalles

4         Vive su vida buscando alcanzar metas

5         Goza de la vida al encontrarle sentido

Para motivar al alumno, cada lección debe estar dirigida de manera personal a él. Preguntas que debe hacerse el maestro al exponer sus lecciones:

1         ¿Qué aprendió?

2         ¿Cómo lo aprendió?

3         ¿Qué mantuvo el interés para aprenderlo?

¿Cómo conducimos las actividades del aprendizaje? Hechos 8:26Hechos 8:26
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Felipe y el etíope 26 Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: «Levántate y ve hacia el sur por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto».m

WP-Bible plugin
nos ilustra la importancia de que el maestro guíe al alumno en su entendimiento de la Escritura. Para lograrlo el maestro se capacita en una variada metodología siendo Jesús el modelo por excelencia.

Jesús modelaba lo que enseñaba, por ejemplo fue un hombre de oración de manera evidente tanto que sus discípulos le pidieron que les enseñara a orar. También conocía bien lo que enseñaba. El contenido no era otra cosa que la Biblia. Conocía bien a quienes enseñaba, alumno; y conocía cómo enseñar. Kenneth O. Gangel nos dice en su libro 24 ideas para mejorar su enseñanza, que a Juan Wesley se le apodó sarcásticamente el metodista cuando empezó a insistir en que la comunicación del evangelio debía organizarse. Su entrega a este esfuerzo muestra que existe una forma eficiente de hacerlo y otra que no lo es.

Los métodos o método seleccionado deben tomar en cuenta la edad de los alumnos el propósito de la lección, y su contenido.

¿Qué conocía Jesús de sus alumnos? Que eran inmaduros, de naturaleza impulsiva, inclinados al pecado, problemáticos, sin conocimiento, llenos de prejuicio, inestables y no confiables.

Al analizar sus enseñanzas, no hay ninguna duda que Jesús lo hacia con propósito. Jesús buscó forjar ideales espirituales, carácter recto, ayudar a los alumnos a relacionarse con Dios. Orientaba a sus discípulos a cómo enfrentar los problemas de la vida y desarrollar buenas relaciones interpersonales.

No hay ninguna duda que tuvo una filosofía educativa la que le condujo a una labor personalizada comenzando donde estaban sus alumnos para que explotaran sus posibilidades. Los inspiraba a que sacaran lo mejor de sí mismos fortaleciendo una conciencia sana, y una respuesta a la acción.

Jesús usó materiales auxiliares como la Biblia misma, la naturaleza, la vida cotidiana y el lenguaje figurado de las parábolas.

Jesús no fue esclavo de un método; y siempre tuvo un punto de contacto (introducción), siempre hacía declaraciones y aclaraciones sin desviarse en su desarrollo de la enseñanza. Utilizó los sentidos haciendo objetiva la enseñaza, entre más sentido se utiliza es más efectiva la enseñanza. Usó el drama, por ejemplo la santa cena; contaba historias en parábolas, usó preguntas, la discusión y la conferencia (discursos).

Jesús buscó resultados en su enseñanza, promovió la dignidad humana, la transformación de la vida (regeneración), la reforma del estado de cosas, y el mejoramiento de las instituciones así como el desarrollo de la filantropía.

¿Por qué evaluar? Para comprobar si cuando enseñamos damos en el blanco. Porque si no evaluamos es como si no tuviéramos interés en los resultados del tiempo invertido y del gasto de energías en las actividades de la enseñanza aprendizaje.

Recordemos que la enseñanza tiene como propósito formar vidas. Como lo dice Wesley R. Willis: Si nadie aprendió, usted no enseñó. Toda tecnología de la educación y teoría de la instrucción acaba haciéndose innecesaria si no podemos medir resultados tangibles.

Una enseñanza efectiva se ve en modelos concretos en la formación de alumnos con características como la fidelidad, el respeto, el amor, la alegría por la vida; así como actitudes de valor y personalidad saludable. La tarea principal del maestro es verificar que sus alumnos estén siendo formados por su enseñanza aprendizaje. ¿Qué se entiende por formación? Esta palabra en el campo antropológico y pedagógico comenzó a tener importancia en el siglo xviii. Fritz Marz en su libro Introducción a la pedagogía escribió: La palabra formación quizás tenga su origen en la terminología artística y artesana. Sin embargo, desde que el místico, a través de la teología, fue acogido en ese ámbito en el que el hombre pensante y creyente se esfuerza en la consecución de lo que debe ser, dicho vocablo consiguió una importancia que, precisamente en consideración al hombre como persona, pone de manifiesto un contenido nuevo por completo.

La formación expresa el proceso a través del cual el hombre consigue la realización de su verdadero ser-hombre. Esta realización en la enseñanza cristiana es ser como Cristo, el paradigma del creyente genuino. El alumno debe hacerle frente a la decisión de querer hacer algo, como hacerlo y hacerlo. La evaluación entonces tiene como propósito saber si logramos alcanzar los objetivos trazados. El objetivo es formar al creyente en la persona de Cristo tal como se nos revela en la Palabra de Dios. En Palabras de Kenneth O. Gangel: Es esencial que el programa de la educación de la iglesia sea pedagógicamente respetable. Pero es más esencial que sea bíblico.

¿Qué debe conocer un maestro?

  1. Dividir la clase en grupos en un tiempo máximo de 20 minutos y anotar en una hoja de papel 10 respuestas a la pregunta: ¿Qué debe conocer un maestro?
  2. La clase unida hará una lista de los resultados (30 minutos).

A la pregunta ¿Qué debe conocer un maestro? Respondemos que hay 3 áreas esenciales de conocimiento

Un maestro que quiere tener éxito en su labor pedagógica debe tener conocimiento de: Lo que enseña ; conocimiento bíblico            Conocimiento de a quién enseña; conocimiento de los alumnos            Conocimiento de cómo enseña; principios de enseñanza.

El maestro debe conocer bien lo que enseña. Según Pablo en 2ª Timoteo 2:15 debe manejar bien la Palabra de Verdad. Debe saberla trazar correctamente. El maestro debe conocer principios de interpretación (hermenéutica). Aquí les hacemos la sugerencia de realizar el estudio bíblico en cuatro fases:

1.   Observación

2.   Interpretación

3.   Evaluación

4.   Aplicación

También tomar en cuenta tres pasos básicos en el acercamiento al texto bíblico:

  1. El determinar que quiso decir el autor a sus lectores originales
  2. Determinar qué verdades(principios) son universales
  3. Hacerse la pregunta ¿Qué significan estas verdades para mí?

Hoy en día hay herramientas disponibles muy útiles que son excelentes auxiliares en el estudio bíblico. Mencionamos algunos:

  1. Diccionarios de la lengua y bíblicos
  2. Léxicos hebreos y griegos
  3. Comentarios exegéticos explicativos
  4. Comentarios devocionales

El maestro debe conocer a sus alumnos. El maestro debe ser un estudioso de la personalidad de cada uno de sus alumnos si quiere ser pertinente con su enseñanza en la vida de ellos. Solo conociendo al alumno se nos facilita una enseñanza aplicativa. Así que aquí lo que les hacemos es un reto a leer y estudiar libros sobre la personalidad de los alumnos; sobre características comunes y realizar un perfil de cada uno de ellos.

Cuando se conoce al alumno se garantiza una formación de él de modo personalizado. También se coopera con la familia cuando hablamos de la educación cristiana de los hijos. Fomentando el entendimiento y la experiencia del evangelio como el poder de Dios para salvación. Se trabaja estimulando al alumno a desarrollar progresivamente su carácter, sus actitudes y hábitos teniendo a Cristo como meta. Transmitirles la herencia cristiana de fe y ética Cristo céntrica a través de un autentico discipulado. Se estimula un desarrollo pleno de las habilidades de cada alumno para la realización de él como persona y su relación con el cuerpo de Cristo (iglesia) así como su responsabilidad con la sociedad.

El maestro debe conocer cómo enseña. Toma en cuenta principios y metodología. Hablamos de principios que nos dan un marco filosófico de nuestro quehacer como maestro, nos fundamentan el por que enseñamos como enseñamos. Los principios nos ofrecen reglas básicas de cómo llevamos acabo nuestra labor docente.

Algunos  de los principios a tomar en cuenta por el maestro que quiere ser efectivo en su enseñanza:

1         Los alumnos aprenden mejor cuando sus necesidades son satisfechas

2         Cuando la clase es participativa facilita la enseñanza

3         La enseñanza se centra en un propósito determinado

4         El maestro establece la dirección de la clase desde un principio

Al tomar en cuenta las necesidades de los alumnos, nos ayuda a establecer qué debemos enseñar y cómo enseñarlo. Cuando la clase es participativa, se usan más sentidos en el aprendizaje y entre más sentido se usan en la enseñanza, el porcentaje del aprendizaje es mayor. El tener un propósito ayuda al maestro dirigir su clase y su enseñanza aprendizaje. Estimula al maestro a conocer lo más posible de métodos que faciliten la enseñanza aprendizaje.

Al hablar de métodos, conviene señalar que los métodos no son ni buenos ni malos en sí mismos; depende de la habilidad del maestro. El maestro no debe encasillarse en un solo método, debe ser variado en su metodología

Entre los métodos que queremos revisar en este modulo están:

1         La conferencia

2         Proyecto

3         Preguntas y respuestas

4         Película

5         Debate

6         Discusión

7         Diálogo

8         Mesa redonda

9         Investigación

Recordemos que la palabra método significa modo de decir o hacer con orden una cosa. Aplicada a nuestro tema es la presentación de procesos y técnicas que el maestro utiliza para realizar una sesión de enseñanza aprendizaje.

El maestro debe tomar en cuenta los siguientes factores para decidir qué método utilizará.

1         La edad de los alumnos

2         El propósito de la lección

3         El contenido de la enseñanza

4         Los recursos disponibles

5         El tiempo disponible

6         Los antecedentes de los alumnos

Métodos

 

Maneras de hacer las cosas. Aplicada a la pedagogía es maneras de comunicar eficiente y efectivamente un contenido.

 

Preguntas y respuestas. Este método provee al alumno la oportunidad de expresar inquietudes y necesidades, además facilita a que el alumno tenga mayor información. Con buenas preguntas el maestro estimula la actividad mental del estudiante y le facilita el descubrir por sí mismo nuevos contenidos del tema objeto de estudio.

VENTAJAS DESVENTAJAS
1.Facilita la comunicación2.Hace la clase participativa3.Facilita la retro alimentación4.Descubrimos la cantidad de comprensión dela clase. 1.A menudo se confunde con la discusión2.Se falla en el tipo de preguntas que se hacen3.Provoca períodos prolongados de silencio

Recordemos que un maestro al igual que un predicador, es un comunicador, con un gran propósito, de no solo compartir un contenido sino de formar la vida cristiana de sus alumnos. La mejor comunicación se da en el diálogo, y el método de preguntas y respuestas es en sí mismo un diálogo entre el maestro y sus alumnos, así como maestro y alumnos con el contenido, la Biblia en el caso del maestro cristiano.

Como este método hace la clase participativa además de hacer que la clase sea más amena, facilita la retroalimentación no solo entre los alumnos. Esta retroalimentación se produce de los alumnos hacia el maestro mismo. El aprendizaje puede determinarse al descubrir la comprensión del alumno sobre el contenido compartido en clase. Permite que los alumnos desarrollen la capacidad reflexiva.

De la habilidad del maestro para hacer las preguntas adecuadas depende de que no se produzcan períodos de tiempo prolongados de silencio, el maestro facilita que los alumnos expresen sus dudas, inquietudes, sobre el contenido de la lección. Las preguntas deben planearse de antemano en la preparación de la clase; las preguntas dirigen a los alumnos a descubrir los grandes principios eternos que la Palabra de Dios nos revela. Recordemos que si somos maestros en facilitar el aprendizaje de los alumnos, no comemos por ellos, sino que les enseñamos a comer por ellos mismos.

¿Para qué utilizamos las preguntas?

1 Para realizar repasos

2 Para introducir material nuevo

3 Para evaluar la comprensión de los alumnos

4 Para facilitarle al alumno la aplicación de la verdad bíblica aprendida

Findley B. Edge advierte al maestro tener en cuenta dos cosas: la edad y el conocimiento y la experiencia previos de los alumnos. Las preguntas no deben ser tan fáciles que ofendan la inteligencia de los alumnos, o tan obvias que no justifiquen una respuesta.

Grupo de discusión. Es el debate entre alumnos que presentan sus argumentos razonados de puntos de vista sobre un determinado contenido. El maestro no solo lleva un contenido que quiere compartir con los alumnos, sino que logra que los alumnos desarrollen la capacidad de reflexionar y expresar argumentativamente sus puntos de vista. El maestro descubre si los alumnos tienen problemas doctrinales.

Este método tiene como propósito que toda la clase de manera organizada en grupos pequeños discutan determinados problemas comunes a los miembros de la clase. Puede discutirse un problema o asignarle a cada grupo que discutan un problema y después compartir con la clase las soluciones bíblicas que han encontrado. Los pasos a seguir para evitar hábitos dañinos como disciplinarnos para adquirir hábitos saludables, sobre todo que glorifican a nuestro Dios.

Este método permite que el mismo alumno establezca mecanismos de aplicación de lo aprendido. Provoca el deseo de hacer, y no siente forzado a prácticas que considera como legalismo. Él conoce la verdad, sabe que tiene que hacer correcciones, está convencido que es una norma, un principio bíblico.

La comunicación en sentido de entendimiento y buena relación aumenta entre alumno y maestro y entre alumno y alumno.

Ventajas Desventajas
1.    Permite la interacción2.    Permite la flexibilidad3.    Permite que se desarrolle nuevo liderazgo 1.      No se llega a conclusiones.2.      Se falla en elegir el líder de grupo3.      El material a ser enseñado requiere más tiempo.

 

El maestro promueve al utilizar este método la interacción de la clase. Hay un compartir no solo del maestro hacia los alumnos, sino de los alumnos al maestro y entre los mismos alumnos. Este método da lugar a introducir variantes en el plan de la clase, de acuerdo a los intereses de los alumnos. Al fin lo que se busca no es solo transmitir información. Lo que se busca es causar un aprendizaje.

Este método ayuda a descubrir líderes potenciales a quienes debe desarrollarse para que logren realizarse como tales. J. Oswald Sanders en su libro Liderazgo espiritual, en un capítulo titulado “La búsqueda de líderes” escribió: Para que el mundo oiga la voz de la iglesia hoy, se necesitan líderes de autoridad, espirituales y sacrificados. De autoridad, porque la gente quiere líderes que sepan a dónde van y tengan la confianza de que llegarán a la meta. Espirituales por que sin una fuerte relación con Dios, hasta las personas más atractivas y competentes no pueden guiar a las personas al Señor. Sacrificados, porque esto sigue el modelo de Jesús, que se dio así mismo por todo el mundo, y nos llama a seguir en sus pasos.

Algunas recomendaciones:

1         Planee el tiempo de la clase tomando en cuenta la organización de los grupos; el tiempo a emplear explicando la dinámica a seguir y luego escuchar los resultados de cada grupo.

2         Seleccione un líder explicándole en qué consiste su trabajo.

3         Determinar de antemano cuánto tiempo se va emplear en la discusión.

4         El maestro debe desplazarse de grupo en grupo orientando las discusiones.

5         El maestro debe hacer un resumen de los resultados de todos los grupos haciendo aplicaciones pertinentes en la vida de sus alumnos.

En una discusión debe establecerse y definir el problema discutido. Debe analizarse principios bíblicos que brinden posible soluciones. Estas soluciones se evalúan y se toma una decisión.

El debate. Es el procedimiento de querer persuadir a otros a que acepten o rechacen una determinada proposición como base de una creencia o determinado tipo de comportamiento (Kenneth O. Gangel). Se hace por medio de dos o más personas presentando cada una de ellas su punto de vista.

1 El debate enfoca un asunto especifico

2 Es una competencia, mientras que la discusión busca la cooperación

3 El debate no enfatiza el análisis sino los resultados

El maestro es un moderador para que cada participante no pierda el enfoque sobre el tema discutido. Administra el tiempo, cuida el lenguaje de los participantes a manera que al rechazar el punto de vista contrario, sean gentiles con el oponente.

VENTAJAS DESVENTAJAS
 Permite el diálogo Logra que el grupo participe Se exponen varios puntos de vista Los alumnos se interesan en invertir tiempo en la clase Contribuye a la disciplina de la clase  Es posible que se torne difícil definir con claridad la proposición de un asunto Puede ocurrir desvíos del tema Puede crear divisionismo (principalmente si el alumno asignado a defender un punto de vista falso, llega a creer que es verdadero

 

Es importante que el maestro sea muy cuidadoso en seleccionar a los participantes en el debate y les proporcione suficiente información. El tema debatido debe ser polémico para despertar interés en los participantes y en la clase. Es importante recordar que una clase presentada usando este método busca traer luz a puntos de vista opuestos.

La conferencia. Hay dos enfoques que se deben tomar en cuenta, uno desde el punto de vista de los alumnos u oyentes; y el otro desde el punto de vista del maestro. Desde el punto de vista del oyente, conferencia es la reunión de personas que escuchan frente a frente la información que el conferenciante les proporciona. Desde el punto de vista del maestro es la disertación a un público que más o menos ya está informado del tema expuesto de manera profunda.

La conferencia es una comunicación oral que demanda sencillez, empleo mínimo de palabras, hablar de manera concreta y lógica con fuerza expresiva para ser efectiva. Una conferencia efectiva presenta la información formalmente y sistematizadamente en orden; identificando y aclarando problemas así como estimulando o inspirando a los oyentes. La conferencia se utiliza para analizar diferentes puntos de vista para fomentar estudios adicionales ya sea repasando o anticipando un tema.

1         Los alumnos u oyentes están suficientemente motivados.

2         Cuando hay mucho material para compartir y el tiempo disponible para hacerlo es insuficiente.

3         La información a compartir no es conocida por el grupo.

4         El grupo es demasiado numeroso.

5         El conferenciante es un experto.

6         Los oyentes son expertos en el material a exponer.

Hay que determinar un propósito específico, definido. Toda conferencia debe exponerse buscando un resultado en los oyentes si se expone un nuevo conocimiento para lograr cambios de paradigmas, actitudes o hábitos. Recordemos que la enseñanza busca transformar las vidas de los alumnos.

Al preparar la conferencia, primero se debe escribir lo que ya se sabe del tema, conversar con quienes conocen el tema, leer lo que otros han escrito del tema.

Al recabar el material sobre un determinado tema, debe organizarse el que se quiere compartir de manera lógica y sistemática.

Se recomienda practicar la exposición de la conferencia. Arturo Cuyás Armengol en su libro Hace falta  un muchacho, hablando de la voluntad, nos recuerda al gran orador Demóstenes, el cual tenia una naturaleza delicada y enfermiza, era de escasa voz, le faltaba aliento para terminar largos períodos sin cortarlos y sobre todo tenía torpeza de lengua que le hacía tartamudear. Se propuso vencer cada uno de los obstáculos para llegar a ser el más grande de los oradores.

Hizo construir en el sótano de su casa un estudio donde ejercitaba el formar y variar tanto la acción como el tono de voz y pasaba hasta tres meses encerrado practicando. Colocaba objetos en su boca para vencer su tartamudez; exponía sus discursos frente a un espejo para poder ver y corregir ademanes. Se dice que Demóstenes es el más grande orador griego.

LeRoy Ford, en su libro La conferencia en la enseñanza, dice que algunas personas se oponen terminantemente a la conferencia porque dicen que un conferenciante es aquel que habla mientras otro duerme. Pero la conferencia no es mala, algunas personas abusan de ella…y  la emplean mal.

LeRoy Ford cita a R. M. Rigdon quien ha sugerido tres patrones en la composición de una conferencia:

1         Patrón lineal

2         Patrón ancla

3         Patrón circular

Una conferencia elaborada de acuerdo al patrón lineal comienza con una idea global de la cual surge una idea concreta de la cual surge una más específica.

La conferencia patrón ancla se desarrolla mediante ejemplos. Mientras que el patrón circular destaca aspectos del tema a desarrollar.

Conferencia Ancla

Patrón circular

Findley B. Edge nos dice que una conferencia de forma sencilla consta de tres partes:

1         Introducción

2         Desarrollo

3         Conclusión

Película. El uso de películas ya sea fijas o de acción es muy útil para la generación que ha crecido junto con un medio audio visual tan atrayente como el televisor. La temática desarrollada en una película puede ser la base de una discusión. Todos sabemos que la enseñanza es transmisión de información; pero una buena discusión evalúa el aprendizaje del contenido de una película.

Una buena película puede ayudar a una buena introducción a una serie biográfica. Sirve para motivar a los alumnos y es como una carnada en el anzuelo. O también puede despertar la curiosidad de los alumnos. El alumno retiene más cuando no solo oye. Es un hecho comprobado que cuando más sentidos emplea el alumno en el aprendizaje, el porcentaje del aprendizaje es mucho mayor. Jesús fue un experto en despertar la curiosidad, como se ve en Juan capítulos 3 y 4  en su conversación con Nicodemo y la mujer de Samaria.

Proyecto. Técnicamente hay una serie de discusiones y debates sobre qué es un proyecto. Aquí solo diremos que es una actividad determinada en la cual la clase como conjunto o un alumno desarrolla para exponer o profundizar el contenido aprendido.

Una manera de aprender es haciendo; Findley B. Edge en su libro Metodología pedagógica dice: Las personas aprenden de muchas diferentes maneras. Cuanto más se relacione la enseñanza con la experiencia directa, más probable es que la enseñanza se hará significativa y duradera. Cuanto más se aleje la enseñanza de la experiencia directa, más difícil se hace. Kenneth O. Gangel cita un proverbio chino que reza:

Si oigo, se me olvida

Si veo, lo recuerdo

Si lo hago, lo entiendo

Un proyecto puede ser la lectura de un libro en grupos pequeños, y hacer un análisis de lo leído para comprobar el aprendizaje y fortalecer lo asimilado. Un proyecto puede ser una investigación por ejemplo sobre las finanzas de la iglesia, cómo se administra

Dramatización. Con la cooperación de algunos alumnos se puede montar un drama sobre la temática a compartir, y luego con la clase sacar conclusiones prácticas sobre cómo introducir cambios en el estilo de vida. Al mismo tiempo el maestro puede orientar a sus alumnos con algunas nociones sobre teatro y la actuación.

Primero conviene tomar en cuenta la aclaración que hace Gangel, quien dice: El drama como técnica en sí es amoral, porque no tiene las características inherentes del bien o del mal. Lo que marca la diferencia es la forma en que se usa. El drama como tal no es un método a usar regularmente, solo se hace una o dos veces en el año, ya que requiere una intensa, larga preparación con relación al argumento y el parlamento de los personajes así como la escenografía. El drama bien montado y trabajado por sus participantes puede lograr que los alumnos se identifiquen con algunos de los personajes y procurar las soluciones que se sugieren.

Mesa redonda.

 

Proyecto. Algunos no lo consideran un método, sino una actividad. Para el propósito que se sugiere, no importa si es o no un método. Si es una herramienta útil, ya que le permite al alumno o a la clase profundizar en la verdad bíblica que el maestro ha compartido en clase.

Findley B. Edge en su libro Metodología pedagógica, nos dice que una manera más efectiva de aprender es haciendo. Una mujer joven aprende a ser madre solo cuando llega a serlo.

Investigación. Kenneth O. Gangel nos comparte nueve responsabilidades del maestro y once de los alumnos, que el reproduce del libro 40 maneras de enseñar de Martha Leypoldt.

El maestro:

1 Selecciona el problema o tema

2 Dirige al grupo para discutir cuál es el área que necesita investigarse

3 Pide a los alumnos que se presenten como voluntarios

4 Sugiere las fuentes o las provee a los investigadores

5 Pide que los investigadores presenten un informe de sus hallazgos

6 Los miembros de la clase deben opinar sobre los informes presentados

7 Se hace un resumen de los informes

8 Sugiere cómo usar la información

9 Evalúa el aprendizaje logrado

Los alumnos:

1         Participan en la selección del tema

2         Se involucran en la decisión de qué hay que investigar

3         Se presentan como voluntarios

4         Utilizan las fuentes asignadas por el maestro y busca adicionales

5         Estudian con esmero lo que se les asigna

6         Seleccionan los datos más importantes

7         Organizan adecuadamente el material encontrado

8         Preparan un informe de lo hallado

9         Consultan con otros para aclarar puntos de vistas

10     Deciden cómo usar la información

11     Ayudan a evaluar la experiencia de aprendizaje.

Nota: Hemos hecho algunas pequeñas modificaciones en la manera de decir el listado anterior, pero hemos respetado la idea de cada enunciado.

Hay sin duda un sin número de métodos, los cuales como ya hemos dicho no son ni buenos ni malos en sí mismos. Depende de la habilidad de quienes los utilizan. Solo quiero sugerir que todo maestro por lo menos debe asistir a conferencias o seminarios de la educación una vez por año. Y debe leer dos o tres libros al año sobre el tema.

Los que hemos aceptado el desafío de enseñar la Biblia recordemos lo enorme que es la responsabilidad de estar formando vidas. Vidas creadas a imagen de Dios y su valor no solo es por su creación sino su mención a un alto costo, la sangre de nuestro Señor. Además somos maestros, no de cualquier conocimiento, sino de la Palabra de Dios.

FECHA__________________________________________ CLASE__________________________________________

ESTABLECER LA DIRECCION DE LA ENSEÑANZA

TITULO DE LA SERIE

OBJETIVO

TITULO DE LA UNIDAD

ESTUDIO NUMERO                 TITULO

MATERIAL BIBLICO

1        CONTEXTO

2        TEXTO

3        PARA MEMORIZAR

VERDAD CENTRAL

NECESIDADES DE LOS ALUMNOS

META DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE

GUIA DE LAS ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE

PASO 1: MOTIVACION DEL APRENDIZAJE (3 MINUTOS)

PASO 2: DIRIGIR EL ESTUDIO BIBLICO (20-25 MINUTOS)

PASO3: RELACIONAR LOS PRINCIPIOS BIBLICOS CON LA VIDA DIARIA (3-5 MINUTOS)

PASO 4: EVALUAR EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE UTILIZADO

EVALUACION PERSONAL

¿Cómo? Regular Bueno Excelente
Llenó las necesidades de mis alumnos….
Logré el interés de ellos
Captaron nuevos conocimientos
Demostraron una nueva actitud
Participaron en las actividades
Adquirieron una nueva habilidad
Alcance la meta de enseñanza aprendizaje

IDEAS________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

VISITACION: ¿A QUÉ ALUMNOS DEBO VISITAR ESTA SEMANA?

1

2

3

ESQUEMA SUGERIDO PARA PREPARAR UNA LECCION

TEMA DE LA LECCIONFECHATEXTO BIBLICOOBJETIVOS            COGNOSTIVOS

            AFECTIVOS

            DE COMPORTAMIENTO

FASE DE LA LECCION/TIEMPO                                                                                METODOS                                                     RECURSOS

PRINCIPIO DE LA LECCION
CONTENIDO BIBLICO
APLICACIÓN PERSONAL
EVALUACION

BIBLIOGRAFIA

1. Como enseñar la Biblia, Lucien E. Coleman, Casa Bautista de Publicaciones

2. 24 Ideas para mejorar su enseñanza, Kenneth O. Gangel, Ediciones las Américas

3. Fundamentos para el educador evangélico, William Martin, Editorial Vida

4. Jesús el Maestro, J. M. Price, Casa Bautista de Publicaciones

5. Modelos para el proceso de enseñanza aprendizaje, Leroy Ford, Casa Bautista de Publicaciones

6. La conferencia en la enseñanza, Leroy Ford, Casa Bautista de Publicaciones

7. Sistema de la filosofía de la educación, Francisco Larroyo, Editorial Porrua

8. La enseñanza eficaz, Wesley R. Willis, Ediciones Las Américas

9. Introducción a la pedagogía, Fritz Marz, Ediciones Sígueme-Salamanca

10. Explorando la educación cristiana, Varios escritores bajo la edición de Elwood Sanner/ A.F Harper,

Casa Nazarena de Publicaciones

11. Poder espiritual en la enseñanza, Roy B. Zuck, Ediciones Las Américas

12. Enseñanza y capacitación en su iglesia, Guillermo Graves, Casa bautista de Publicaciones

13. Pedagogía general, Ricardo Nassif, Editorial Kapelusz


Usado con permiso
ObreroFiel.com - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.
Su apoyo en el ministerio http://www.obrerofiel.com

3 Respuestas a ¿Qué debemos aprender acerca de la enseñanza cristiana?

  1. ANGELICA GIL FLORES 20 20America/Chicago julio 20America/Chicago 2010 at 11:13 pm #

    ESTA MUY INTERESANTE ESTE TEMA, ES DE MUCHA BENDICIÓN YA QUE SOY MAESTRA, Y NECESITO SABER MAS DE LA PALABRA DE DIOS CADA DIA.
    DIOS LOS SIGA BENDICIENDO. GRACIAS

  2. Eris 12 12America/Chicago julio 12America/Chicago 2011 at 4:08 pm #

    Bendiciones hese tiempo vusco algo asi y me sirve mucho soy maestra de escuela dominical es Heredia Costa Rica

  3. Pastor y Maestro Ricardo Lima 12 12America/Chicago noviembre 12America/Chicago 2013 at 9:24 am #

    El contenido esta bueno, yo saquei mucho para mis clases del instituto, que los siga bendiciendo en todos los aspectos de vuestras vidas, tambien que supra todas sus necesidades para llevar adelante el ministerio.

Deja un comentario

Camino Global