Secondary Navigation

¿Qué diferencia hay entre liberales y conservadores?

Que diferencia hay entre los liberales y conservadores

IMPRIMIR RECURSO

¿Qué diferencia hay entre liberales y conservadores?

Si usted conoce la historia de nuestro país, se debe sentir atraído entonces por el título, pues fue notoria en
Cuba la pugna política entre estas dos facciones hace ya casi un siglo. Se le llamaba liberal a aquella parte
que “buscaba” el cambio, era abierta a romper con todo tipo de tradición o costumbre y pasaba por alto
ciertas “cosillas” que pudiesen socavar las “buenas costumbres” (prostitución, juego, vicio, etc.) Por su
parte los conservadores defendían a “capa y espada”, como en los buenos tiempos de las novelas de
caballería, la tradición, la moral y los hábitos de conducta social “decentes”. En definitiva, los liberales
tildaban a los conservadores de reaccionarios y los conservadores “ofendían” a los liberales llamándolos
revolucionarios.
Por supuesto que también, como siempre ocurre, había individuos que “nadaban entre dos aguas”. Esos
eran los “triunfadores”; pues al final de la carrera llegaban a la meta “vistiendo la franela del equipo
ganador.”
El cubano, al igual que todos los latinos, por esa mezcla impulsiva y explosiva de sangre africana y
española, siempre ha sido una persona de extremos. Hubo un presidente, no importa su nombre ni lo mal
parado que haya quedado en los anales de la historia, que nos definió así: “si ves un cubano en pie, al
lado de un poste de la luz y tocándolo con la mano, no pienses que está recostado a él: o bien lo
sujeta o está tratando de tumbarlo.” ¡Así de sencillo! Sin términos medios.
Hoy, precisamente, queremos hacer énfasis en las posiciones extremas en la comunidad cristiana, en
como a veces, centrados en defender puntos de vista “diametralmente opuestos”, ponemos a un lado el
sacrificio de Cristo y la gran comisión y nos desgastamos en discusiones tontas, mientras allá afuera hay
personas desesperadas, esperando que le hablemos de las “buenas nuevas”.
Veo, con frecuencia, como algunos hermanos, lejos de amarse los unos a los otros como Dios nos ha
mandado, se ofenden (por supuesto, tienen el “tacto” de no hacerlo frente al aludido) llamándose
“calvinistas o arminianos”, “conservadores o liberales”.
Sólo esperamos que los ofensores se alejen de su falsa posición y se amen un poco más, en la certeza de
que Cristo, que por ser Dios no está atado al tiempo, es el mismo ayer, hoy, siempre; de la misma forma
que lo es el evangelio. Las posiciones extremistas, de fuerza, sólo causan división, cuando nuestro
propósito debe ser siempre la unidad.
Reflexione en ello, hermano.
Este escrito es una contribución de la agrupación para eclesiástica cubana: Ministerio CRISTIANOS UNIDOS.
ObreroFiel.com – Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.


Usado con permiso
ObreroFiel.com - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.
Su apoyo en el ministerio http://www.obrerofiel.com
No comments yet.

Deja un comentario

Camino Global