Secondary Navigation

Salmo 139

IMPRIMIR RECURSO

Salmo 139

Un Salmo Personal
Esta mañana vamos a estudiar acerca de este gran Dios nuestro. Y una de las grandes porciones
de la Biblia que nos hablan de él es el Salmo 139. Les invitamos a que se dirijan a esta
maravillosa porción de la palabra de Dios. Este es un salmo muy personal. Hay sólo dos personas
involucradas. La primera es el salmista cuyo corazón era recto y la segunda es nuestro gran Dios.
En este salmo David habla de sí mismo cincuenta veces, y habla de Dios unas treinta y seis
veces. Y todo el mundo queda excluido. Por lo que su corazón era recto para con Dios.
Básicamente toda su vida estaba centrada en él y por eso podía ser una bendición para toda su
nación. Y así es como usted también puede ser una bendición a las personas, si quita su vista de
la gente y la fija en el Señor mismo. Y todas las mañanas, antes de empezar nuestras actividades
y pronunciar cualquier palabra, Dios quiere que acudamos a él. Dios quiere que lo oigamos a él.
Dios quiere que le obedezcamos. El quiere que lo conozcamos y que le amemos. Y mi oración es
que en esta mañana, al abrir nuestras Biblias a la porción de las palabras de David, Dios hable a
nuestros corazones también, y que nos muestre quién es él realmente.
Estoy seguro que Argentina tiene mucha similitud con los Estados Unidos. Millones de personas
saben algo de Dios. Millones han oído acerca de la iglesia. Millones han oído de Jesucristo, pero
en realidad no le conocen personalmente como Salvador. Sus pecados no han sido perdonados
por Dios porque el conocimiento que ellos tienen de él es sólo superficial. Por lo tanto, el
Espíritu Santo tiene un mensaje para nosotros hoy: Dios tiene una preocupación infinita por que
nosotros conozcamos realmente quién es él. Entonces, al abrir nuestras Biblias al Salmo 139 les
invito a abrir también sus corazones, para escuchar lo que Dios tiene que decirnos.
El Bosquejo del Salmo
Ahora bien, este salmo está dividido en cuatro partes. Versículos 1 al 6: Dios nos dice que él
sabe todo acerca de nosotros; versículos 7 al 12: Dios está infinitamente cerca de nosotros;
versículos 13 al 18: Dios nos dice que él tiene control total de nosotros; y versículos 19 al 24:
nos dicen que Dios es infinitamente santo y justo. Por consiguiente, lo podemos expresar de esta
manera: este gran salmo nos dice cuatro cosas acerca de Dios: que él tiene todo el conocimiento;
que él está presente en todas partes; que él tiene todo el poder; que él es perfectamente justo. Y si
poseemos un conocimiento cabal de estas cuatro cosas, entonces somos salvos, nacidos de
nuevo.
Vemos que cuando la Biblia habla acerca de conocer a Dios, ella no habla meramente de un
reconocimiento intelectual, porque hasta Satanás y los demonios saben esto. Cuando la Biblia
habla de conocer a Dios, quiere decir que el corazón se rinde a Cristo reconociéndolo como
Salvador personal. Por lo tanto, si usted realmente conoce a Dios de esa forma, entonces usted,
como David, también será una persona de corazón recto para con Dios. Oigamos lo que dicen los
seis primeros versículos:
“Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme;
has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis
2
caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la
sabes toda. Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste tu mano. Tal conocimiento es
demasiado maravilloso para mí; alto es, no lo puedo comprender”.
Un Examen Total
La introducción del salmo se hace mediante un análisis básico del conocimiento de Dios. Cuando
David acude al Señor, expresa estas afirmaciones: “Tú me has examinado y conocido”. Esta es
una clase de examen que conduce al conocimiento absoluto. Cuando nosotros investigamos algo
para obtener conocimiento, nunca logramos obtenerlo totalmente porque no poseemos una mente
infinita. Pero cuando Dios comienza a examinar algo, su investigación siempre conduce a un
entendimiento total.
Hoy descubriremos algo que quizás sea una sorpresa para nosotros. La Biblia dice que Dios ha
estado examinándolos a ustedes desde que aparecieron por primera vez en este mundo y que él
ha estado examinando mi corazón desde que yo nací. Y ese examen continuará por toda la
eternidad. ¿Le gustaría saber qué hace Dios cuando él analiza su corazón? Consideremos, antes
que nada, el versículo 2. Aquí descubrimos que Dios sabe todo acerca de nuestros caminos, y la
manera en que la Biblia lo expresa quizás sea un poco insólito para nosotros. David dijo: “Tú has
conocido mi sentarme y mi levantarme”. Por supuesto, eso no quiere decir literalmente sentarse y
levantarse, sino que se refiere el ciclo completo de su estilo de vida de un día para otro. Dios
conoce el día que le toca a cada uno y sabe cómo terminará. Dios conoce la mañana y sabe cómo
empezará para cada uno de nosotros. Y así es cómo él posee un conocimiento integral de
nosotros.
Asimismo, es asombroso cuánto sabemos acerca de unos y otros. En realidad, no le lleva mucho
tiempo, ni a un niño, el entender a otro niño. Quizás ustedes han visto cuando los niños juegan
cómo esas mentes pequeñas e inmaduras rápidamente se dan cuenta de las características básicas
de todos los demás niños. Y se empiezan a dar apodos unos a otros. Y eso a veces es un poco
cruel para ciertos niños, ¿no es cierto? Pero también se hacen bromas porque eso es característico
de la mente humana. Y cada uno de nosotros tiene esos moldes básicos, características de la
personalidad, ciertos hábitos que nos hemos formado, ciertas rutinas en nuestra vida diaria, cierto
estilo de vida por el que nos conocen y hasta ciertas debilidades en nuestra personalidad. Y la
gente aprende en seguida cuáles son esos rasgos personales. Y eso es precisamente evidente
dentro de la hermandad de la iglesia local. Y sus padres saben todo acerca de ustedes. Y hasta
podemos decir que su pastor sabe mucho acerca de ustedes. Y a los maridos deberíamos
advertirles del hecho de que, aunque estén enterados o no, sus esposas quizás sepan todo acerca
de ellos. Y no hace falta que lo diga, por supuesto, los maridos saben algunas cosas acerca de las
esposas también. Pero como puede verse, Dios nos dice que nuestro ciclo de vida entero le es
conocido y, por lo tanto, él tiene un conocimiento superlativo de quiénes somos.
En los Estados Unidos la gente se incomoda porque el gobierno de ese país sabe demasiado
respecto a sus habitantes. Aparentemente, se tienen grandes sistemas de archivo en computadoras
y miles de datos reales en cinta magnética. Y hay muchas personas que se rebelan porque
piensan que esos son asuntos privados y que el gobierno no tiene por qué inmiscuirse en la vida
privada de los ciudadanos. Pero esa es la clase de mundo en que vivimos. No podemos
3
escondernos exitosamente de todos. Pero podemos estar seguros de esto, que si el gobierno sabe
muchas cosas acerca de nosotros, entonces el Dios del universo tiene un conocimiento
infinitamente superior acerca de los hombres. Ahora, notemos lo que Dios nos dice en el
versículo 3:
“Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos”.
La palabra que aquí se ha traducido “escudriñado” en el hebreo significa “analizar”. En otras
palabras, Dios sabe lo que es bueno y lo que es malo en nuestras vidas, y está constantemente
separando lo bueno de lo malo, y todas estas cosas les son conocidas. Ahora bien, es por esa
razón que Dios sabe algo más de nosotros, y esto es mucho más alarmante todavía. Nótese el
versículo 4:
“Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda”.
Dios sabe todas las palabras que usted ha dicho; tiene un registro completo de cada conversación
que usted ha sostenido. Y algún día, según el Señor Jesús, tendremos que dar cuenta a Dios de lo
que hayamos hablado. Vayamos a Mateo 12:34-37Mateo 12:34-37
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

34 ¡Generación de víboras!r ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos?, porque de la abundancia del corazón habla la boca.s 35 El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas, y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas. 36 Pero yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio, 37 pues por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado».

WP-Bible plugin
,
“¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la
abundancia del corazón habla la boca. El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas
cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas. Mas yo os digo que de toda palabra
ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras
serás justificado, y por tus palabras serás condenado”.
Las Palabras Nos Condenan
El Señor Jesucristo dice que nuestras palabras tienen una tremenda importancia, porque éstas
afectan profundamente a otros. Pueden influir sobre la actitud que las personas adopten hacia
Dios. Pueden guiarlas a la blasfemia. Pueden guiarlas a la idolatría. Pueden guiarlas a otras
formas de pecado. Las palabras pueden tener un poder mortífero. Durante toda la vida uno puede
hablar cientos de millones de palabras, y ni una sola que hayamos expresado es completamente
privada.
Podemos ver que estamos viviendo en una época cuando es muy difícil hablar en privado. En
ciertos países del mundo, especialmente en países comunistas, muchos edificios y hogares tienen
micrófonos miniaturas escondidos. Y cuando uno piensa que está hablando con alguien en
privado, cada palabra que pronuncia se está grabando. Y, por supuesto, quizás ustedes hayan
oído lo que le pasó a un presidente de los Estados Unidos. Hace más o menos diez años, el
presidente Richard Nixon estaba en la Casa Blanca. Y mientras era presidente, tenía un grabador
de cinta magnetofónica escondido en el escritorio de su oficina, y cualquier persona que venía
para hablarle en privado no se daba cuenta de que le estaban grabando toda la conversación.
Después que Nixon fue obligado a renunciar por deshonestidad y mentira, se descubrieron más
de mil kilómetros de cintas grabadas, que les llevó a los expertos meses y meses para escucharlas
y clasificarlas, y descubrir cosas sorprendentes y hasta chocantes en ellas.
4
Ahora bien, el presidente Nixon tenía miedo de que se publicaran algunas de las cosas que había
grabado, por lo tanto se las arregló para que las borraran. Pero déjenme que les diga algo acerca
de Dios: él tiene una grabación de todo lo que usted ha dicho alguna vez, y nada de eso será
borrado, porque tiene un conocimiento infinito de usted y de mí. Por lo tanto, Dios quiere que
nosotros entendamos lo que él está haciendo. Dios está pesando y analizando nuestras palabras.
Usted se preguntará, “¿Por qué Dios está tan preocupado por lo que yo diga?” Porque, como
Jesús dijo, nuestras palabras salen de nuestros corazones: “De la abundancia del corazón habla la
boca”. Y ellas pintan un cuadro perfecto de lo que somos. El Dios que examina nuestros
corazones usa nuestras palabras a manera de ejemplo o ilustración de lo que está en el corazón. Y
nosotros no podemos expresar millones de palabras sin hacerles ver a los demás lo que en
realidad somos. Podemos engañar a la gente sólo por un tiempo, pero después de eso nuestras
palabras dejarán ver claramente quiénes somos.
Los Pensamientos nos Condenan
Muy bien, ¿estamos preparados para la cosa más chocante de todas? Dios no sólo conoce el
estilo externo de su vida; no sólo conoce cada palabra que usted habla y que él revelará en el
juicio final, sino que también conoce cada pensamiento que usted ha albergado en su corazón,
hasta pensamientos que nunca fueron expresados en palabras. Todo en nosotros es un libro
abierto para Dios. Y Dios nos habla de esto en la segunda parte del versículo 2:
“Has entendido desde lejos mis pensamientos”.
Yo solía pensar que esto significaba que Dios está lejos, muy lejos, y que a pesar de estar tan
lejos él sabe cuáles son nuestros pensamientos. Sin embargo se puede ver que este mismo salmo
nos dice que Dios no está lejos. Y vamos a ver esto en un momento. No obstante, ese versículo
significa algo totalmente diferente, y quiere decir que aunque nuestros pensamientos estén lejos
todavía, Dios puede verlos perfectamente.
Es evidente que nuestros pensamientos pasan por un proceso de desarrollo. ¿Ha analizado usted
cómo se desarrollan sus pensamientos? Por ejemplo, ¿se ha encontrado de repente sintiéndose
triste o frustrado? Y se ha preguntado, “¿Bueno, cómo empecé a sentirme de esta manera?” Y
entonces dice, “Ahora me acuerdo. Fue porque oí que alguien decía algo, y eso me hizo acordar
de otras cosas, y cuando pensaba en esas cosas comencé a preocuparme, y empecé a sentirme
muy mal”. Es evidente que sus pensamientos pasaron por un proceso de desarrollo. ¿Y sabían
ustedes que Dios puede ver todo ese desarrollo? ¿Sabían ustedes que nuestras mentes son como
un libro totalmente abierto para Dios? No hay un solo pensamiento en su mente o corazón que
Dios no pueda analizar totalmente.
Ahora bien, Jesucristo explicó por qué esto es así, cuando dijo que en el juicio final usted será
juzgado no por lo que hizo ni por lo que dijo, sino por lo que pensó. También vemos que Jesús
dijo, por ejemplo, que si uno odia a alguien en su corazón, Dios lo considera un homicida. No es
necesario que llevemos a cabo nuestra amenaza hacia alguna persona diciéndole, “¡Te odio y te
voy a matar!” Con sólo pensarlo es suficiente para que Dios nos considere homicidas. Sin
embargo, según las leyes del país, hasta que uno ha matado a alguien, sigue siendo inocente.
5
Dios sabe que algunas personas quisieran matar a otras, sin tener la oportunidad de hacerlo. Pero
Dios las considera tan culpables como si lo hubieran hecho.
Es evidente que Dios examina los secretos del corazón, porque ese es el centro de la
personalidad que Dios ha creado en el ser humano; allí es donde está ubicada su imagen y
semejanza. Y cuando la Biblia habla del corazón humano eso incluye también la mente. Y su
corazón incluye la conciencia y allí es donde usted decide qué hacer, y lo que es bueno y lo que
es malo. Y eso es lo que nos hace infinitamente más importantes que los animales. Dios nunca
examina el corazón de un animal porque los animales no tienen la clase de corazón que tienen
los seres humanos. Y hay que entender también que cuando hablamos del corazón en este
sentido, no nos estamos refiriendo a este órgano que bombea sangre, sino que estamos hablando
del centro de nuestra personalidad que ha sido creada por Dios.
Muy bien, Hebreos 4:12Hebreos 4:12
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

12 La palabra de Diosh es viva, eficaz y más cortante que toda espada de dos filos: penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

WP-Bible plugin
nos dice cómo actúa Dios. Nos dice cómo Dios es el cirujano divino que
interviene en nuestros corazones.
“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos;”
Ahora veamos lo que el Cirujano hace con esta espada de dos filos:
“y penetra hasta partir el alma y el espíritu,”
y ningún ser humano sabe dónde se dividen el alma y el espíritu, mas Dios lo sabe. Pero nótese
algo más,
“las coyunturas y los tuétanos,”
Ningún bisturí de este mundo podría separar las coyunturas de los tuétanos dentro del cuerpo
humano.
“y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea
manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel
a quien tenemos que dar cuenta”.
Vemos, entonces, que cuando David comenzó a pensar de estas cosas sintió que su conciencia
estaba bajo una presión enorme. En el versículo 5 nos dice,
“Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste tu mano”.
En otras palabras, no hay manera en que David pudiera escaparse del conocimiento pleno de este
Dios. Y en el versículo 6, él exclama:
“Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; alto es, no lo puedo comprender”.
La clase de conocimiento que Dios tiene es imposible de imaginar. No puedo imaginarme una
persona con tal conocimiento. ¿Puede usted imaginarse a alguien que posea un conocimiento tan
extraordinariamente formidable como ese? ¿Puede imaginarse a una persona que conozca tanto
6
de usted? Me gustaría nombrar a un ser humano que tiene esa clase de conocimiento acerca de
usted, y su nombre es Jesucristo el Señor. Y ahora él no sólo es Dios, sino que mediante su
encarnación también es un ser humano.
La Omnisciencia de Jesucristo
Ahora oigamos cómo esa persona examina y conoce el corazón de los hombres. Este es uno de
los temas del Evangelio de Juan. En cada uno de los cinco primeros capítulos de Juan, el Espíritu
nos muestra cómo Jesús conocía los corazones de los hombres. Ahora vayamos a Juan, capítulo
uno y leamos cuidadosamente el versículo 47:
“Cuando Jesús vio a Natanael que se la acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en
quien no hay engaño”.
En otras palabras, Jesús le dijo, “Eres nacido de nuevo”. El nunca lo había visto antes en su vida.
Por lo tanto, Natanael no sólo se quedó atónito, sino que dijo, “¿De dónde me conoces?” Y Jesús
le dijo, “Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi”. ¿Qué quiso
decir con eso? Quiso decir, “Cuando estabas lejos, muy lejos, teniendo oración personal y
privada con Dios, yo sabía todo lo que estabas diciendo en tu corazón”. Por supuesto, Natanael
no pensó que alguien lo estaba mirando. Pero Jesús le dijo, “Yo estaba mirando”. Porque como
es evidente, Natanael estaba orando a Dios, y Jesús era Dios. Y Jesús le oyó. ¿Y saben ustedes lo
que experimentó Natanael? Se sintió totalmente abrumado, y dijo, “Rabí, tú eres el Hijo de Dios;
tú eres el Rey de Israel”. Y Jesús le dijo,
“¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás. Y le dijo: De
cierto, de cierto os digo: De aquí en adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que
suben y descienden sobre el Hijo del Hombre”.
Y así es como Natanael descubrió que Jesús poseía un conocimiento infinito. Ahora leamos Juan
2:23:
“Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales
que hacía”.
Alguien dirá, “¡Eso es maravilloso! ¡Creyeron en Jesús!” Ah, pero oigamos lo que Jesús dijo de
esto:
“Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, y no tenía necesidad de que nadie
le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre”.
¿Saben ustedes lo que eso demuestra? Demuestra que, en sus corazones, esos hombres no eran
sinceros y no creían realmente en Jesús. Con sus labios le decían, “Creemos en ti”. Pero él
escuchaba a sus corazones, que le decían, “No creemos realmente en ti”. El Espíritu Santo nos da
un ejemplo de uno de esos hombres, que se llamaba Nicodemo. Este vino a Jesús de noche y le
dijo, “Yo creo en ti. Ningún hombre puede hacer los milagros que tú haces a menos que Dios
esté con él”. ¿Y qué piensan ustedes que Jesús debería haberle dicho? ¿Piensan que debería
7
haberle dicho, “Bueno, gracias, Nicodemo. Me emociona saber que crees en mis milagros. Hasta
ahora sólo hemos tenido unos cuantos pescadores en nuestro grupo, y también un cobrador de
impuestos. Pero necesitamos un maestro de Israel, alguien como tú. ¡Bienvenido!”? Pero, ¿qué le
dijo Jesús en realidad? Veamos el versículo 3,
“Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede
ver el reino de Dios”.
Jesús sabía que Nicodemo no era nacido de nuevo y lo miró directamente hasta el corazón, a
través de sus palabras. ¿Saben ustedes que nosotros debemos tener cuidado con nuestras
palabras? ¿Alguna vez le han preguntado si es usted cristiano? ¿Alguna vez le han preguntado si
usted es un verdadero creyente? ¿Y qué dijo usted? “¡Por supuesto que lo soy! He sido miembro
de una iglesia por muchos años”. Pero no le puede decir eso a Dios, a menos que en su corazón
usted realmente le conozca. Porque sólo él mira directamente hasta su corazón, a través de sus
palabras. Y él sabe lo que hay allí.
¿Le gustaría ver otro ejemplo de esto? Vayamos a Juan, capítulo 4, y leamos el versículo 18.
Aquí Jesús estaba al lado del pozo de Jacob, en Samaria. Y una mujer vino a sacar agua. Jesús
nunca la había visto antes en su vida, y después de unos momentos de conversación, leamos lo
que le dijo en el versículo 18:
“Porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido”.
¿Qué pensó ella de esta declaración? “Señor, me parece que tú eres profeta”. La mujer sabía que
Jesús nunca antes había estado allí, ni conocía a su familia, e instantáneamente se dio cuenta de
que estaba en la presencia de un hombre con conocimiento infinito. ¿Y saben lo que la mujer
hizo finalmente? Fue corriendo por las calles de su pueblo y le dijo a la gente, “Venid, ved a un
hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho”.
De esta manera ella se convirtió porque descubrió que él sabía todas las cosas, hasta las de su
vida personal. Pero eso no es todo. Vayamos a Juan 5, versículo 20:
“Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace”.
El Señor Jesucristo dice, “Todo lo que el Padre hace” – lo cual significa todo lo que está
sucediendo, porque todo lo que está sucediendo es lo que el Padre está haciendo – “lo muestra al
Hijo”. Estimados amigos, ¿saben lo que eso significa? Significa la posesión de un conocimiento
infinito.
¿Se Puede Huir?
Alguien dirá, “Pienso que me voy a escapar de ese Dios”. David también pensó en eso. Como es
lógico, nos sentimos incómodos cuando estamos en la presencia de alguien que sabe todo acerca
de nosotros. Y si nuestra conciencia no está en paz; si tenemos pecado en nuestro corazón; si
sentimos culpabilidad, entonces la reacción natural será tratar de huir tan lejos como sea posible
de esa persona.
8
En los Estados Unidos tenemos criminales. Muchos de ellos son prófugos de la justicia y están
escondidos en distintos lugares, y el gobierno gasta millones de dólares por tratar de encontrarlos
y encarcelarlos como corresponde. Esos criminales se ocultan a causa del terror de ser
aprehendidos. Y es un gran alivio estar en un país donde no hay criminales. Por lo menos todas
las personas que he conocido en Argentina me dieron la impresión de ser muy amistosas. Con
toda seguridad que aquí no hay nadie que quiere esconderse, ¿verdad? Todos tienen la apariencia
de ser perfectamente inocentes. Pero por si acaso hay alguien aquí que está tratando de
esconderse de Dios, le aviso que él tiene un mensaje para usted: usted no se puede escapar de
Dios. ¡Ni siquiera puede intentarlo! Por consiguiente, es mejor que desista. Y este es el momento
de rendirse a él. Alguien preguntará, “¿Es cierto eso?” Volvamos al Salmo 139 y leamos los
versículos 7 al 12:
“¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí
estás tú; y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Si tomare las alas del alba y
habitare en el extremo del mar, aun allí me guiará tu mano, y me asirá tu diestra. Si dijere:
“Ciertamente las tinieblas me encubrirán; aun la noche resplandecerá alrededor de mí. Aun las
tinieblas no encubren de ti, y la noche resplandece como el día; lo mismo te son las tinieblas que
la luz”.
En realidad pienso que David no quería huir de Dios, sino que estaba haciendo lo que nosotros
hacemos a veces. David decía, “Me pregunto, si yo quisiera escaparme de Dios, ¿a dónde podría
irme si lo intentara? ¿Hay algún lugar en el universo a donde podría escapar?” Luego comenzó a
explorar todas las posibilidades diciendo, “¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de
tu presencia?” Ahora bien, el primer lugar que él piensa es el peor de todos. El dice, “Si subiere a
los cielos, allí estás tú”. Yo no recomiendo que usted vaya al cielo para tratar de escaparse de
Dios, porque ese es su cuartel general; ese es su centro de poder universal; allí es donde está su
trono, y todos sus ángeles. Por lo tanto, no vaya allí. Usted dirá, “Entonces tengo que pensar en
el lugar opuesto”. Pero David dice: “Y si en el Seol – es decir, el infierno – hiciere mi estrado, he
aquí, allí tú estás”. Usted dirá, “¡Eso no puede ser cierto! “¿En qué lugar de la Biblia dice eso?”
Escuchemos a Isaías 30:33Isaías 30:33
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Izbrana zbirka RVR95 ne vsebuje vpisane knjigeMesto:

WP-Bible plugin
,
“Porque Tofet ya de tiempo está dispuesto y preparado para el rey, profundo y ancho, cuya pira es
de fuego, y mucha leña; el soplo de Jehová, como torrente de azufre, lo enciende”.
Tofet aquí significa el lugar de fuego que arde eternamente, y el “rey” que se menciona
probablemente sea el Anticristo final. En otras palabras, Dios mismo es el que creó ese lugar de
tormento, y su “soplo”, es decir, su mandamiento, lo mantiene ardiendo.
Ahora oigamos lo que Jesús nos dice en Mateo 25:41Mateo 25:41
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

41 »Entonces dirá también a los de la izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles,ñ

WP-Bible plugin
. Jesús dijo que algún día le dirá a los
incrédulos,
“Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles”.
Sírvanse notar que el diablo no creó el infierno; él no está a cargo del infierno. Entonces, ¿quién
lo creó? ¿Quién está a cargo del infierno? Jesús dice, “preparado PARA el diablo y sus ángeles”.
Es decir, Dios lo preparó; Dios está al mando de ese lugar. Asimismo, ¿les gustaría saber quién
controla las puertas del infierno? ¿Quién es el que decide quiénes van a ese horrible lugar?
9
Leamos lo que dice Apocalipsis 1:18Apocalipsis 1:18
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

18 el que vive. Estuve muerto, pero vivo por los siglos de los siglos, amén.l Y tengo las llavesm de la muerte y del Hades.n

WP-Bible plugin
. Jesús está hablando aquí, y en la última parte de este
versículo dice: “Y tengo las llaves de la muerte y del Hades”. Entonces, como puede verse,
aquellos que no confían en él están bajo su juicio eterno.
Ahora vayamos a Apocalipsis 14:10Apocalipsis 14:10
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira;l y será atormentado con fuego y azufrem delante de los santos ángeles y del Cordero.

WP-Bible plugin
. Aquí dice que el que rechaza a Jesucristo como Salvador
“beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira;” – y nótense
cuidadosamente las siguientes palabras – “y será atormentado con fuego y azufre delante de los
santos ángeles y el Cordero”. ¿Quién es el Cordero? Es el Cordero de Dios que quita el pecado
del mundo; es el Cordero que derramó su sangre para que nosotros no tengamos que estar en el
tormento para siempre jamás. Es el que sufrió en nuestro lugar para que no tengamos que ser
juzgados. Es aquel que Dios envió porque de tal manera amó al mundo. Y si los hombres saben
de la obra de Jesús y la ignoran o rechazan, es en su presencia que serán atormentados para
siempre jamás por toda la eternidad.
Vemos, entonces, que Dios está a cargo del infierno. Y si usted va allí para escaparse de él, se va
a desilusionar. He oído a personas decir, “Quisiera irme al infierno para escaparme de esta clase
de Dios”. Y la primera persona que encontramos después de la muerte es Dios, pues la Biblia
dice, “Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”
(Hebreos 9:27Hebreos 9:27
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,

WP-Bible plugin
), y “Prepárate para venir al encuentro de tu Dios” (Amos 4:12Amos 4:12
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

12 Por eso, Israel, haré lo mismo contigo; y porque te he de hacer esto, prepárate, Israel, para venir al encuentro de tu Dios.

WP-Bible plugin
). Por lo tanto, allí
no se va a encontrar con Satanás, sino con Dios. Allí no se va a encontrar con sus amigos, sino
con Dios. Se va a encontrar con el Dios que lo hizo a su imagen y semejanza. Por lo tanto, es
mejor que decida no ir allí para escaparse de Dios.
Ahora bien, ¿existen otras posibilidades? ¿Existe algún otro lugar a donde usted podría ir para
escaparse de Dios? David pensó en otras dos posibilidades. En el versículo 9 del Salmo 139, él
dice,
“Si tomare las alas del alba” – es decir la salida del sol, hacia el este – “y habitare en el extremo
del mar,” – eso sería hacia el oeste, porque en Palestina el mar estaba al oeste, ¿qué sucedería? –
“aun allí me guiará tu mano, y me asirá tu diestra”.
Como vemos, uno puede viajar hacia el este para siempre sin tener nunca que empezar a viajar
hacia el oeste. Y uno puede viajar hacia el oeste para siempre sin tener nunca que empezar a
viajar hacia el este. Pero con el norte o el sur es diferente. Si viajamos en línea recta hacia el
norte, finalmente llegaremos a un punto donde empezaremos a viajar hacia el sur. De la misma
manera, si viajamos en línea recta hacia el sur, tarde o temprano llegaremos a un punto desde el
cual comenzaremos a viajar hacia el norte. Por eso David se refirió al este y al oeste, en vez del
norte o el sur. Pero, no importa a dónde fuera, Dios lo encontraría.
El Ejemplo de Jonás
Ahora déjenme que les cuente de un hombre que trató de ir hacia el oeste para escaparse de Dios.
Era un profeta que no quería ir al oriente, y fue a Jope y compró un pasaje para ir al oeste, y su
nombre era Jonás. Muy bien, Jonás podría haberse ahorrado el dinero que le costaron los pasajes
si simplemente hubiera leído el Salmo 139. Aparentemente, si leemos y creemos lo que dice la
Biblia podemos ahorrar bastante dinero. Con esto quiero decir que es costoso tratar de escaparse
10
de Dios. Hace poco descubrí que los pasajes por avión son muy costosos, por lo tanto, ahorremos
el dinero y leamos lo que Dios dice, que no importa cuán lejos vayamos, Dios está allí para
encontrarnos. ¿Podemos imaginar la sorpresa que se habrá llevado Jonás cuando descubrió esta
verdad? De repente se desató una tormenta tan violenta que el barco corría peligro de zozobrar, y
Jonás se dio cuenta entonces de que Dios lo había alcanzado. Por lo tanto les confesó a los
tripulantes de que él era culpable de esa situación y que lo arrojaran por la borda, porque prefería
morir antes de estar en la presencia de Dios. Cuando llegó al agua, Jonás habrá pensado que ese
era su fin. Pero Dios no había terminado con Jonás, ya había preparado un gran pez. Y ese gran
pez tragó a Jonás, lo llevó hacia el oriente y lo vomitó en tierra, de nuevo en Palestina. Jonás
reconoció el mensaje y decidió obedecer a Dios.
Ahora veremos que hay un lugar más donde usted puede esconderse. Usted dirá, “No puedo
imaginarme dónde será eso. No puedo esconderme en las alturas ni en las profundidades, y es en
vano ir al este o al oeste; ¿a dónde más podría ir?” Bueno, ¿a dónde van todas las personas que
son malas e inicuas? Cuando la gente comete crímenes, ¿a dónde se dirigen? Van a la oscuridad.
Piensan que de alguna manera la oscuridad es un ambiente apropiado. Por eso los criminales
hacen sus obras en la oscuridad. Pero hemos hecho un gran descubrimiento. Me pregunto si han
oído de este hecho. ¿Están preparados para esto? ¡Dios puede ver en la oscuridad! Escuchemos
lo que nos dicen los versículos 11 y 12:
“Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán, aun la noche resplandecerá alrededor de mí.
Aun las tinieblas no encubren de ti, y la noche resplandece como el día; lo mismo te son las
tinieblas que la luz”.
¿Saben ustedes lo que yo he decidido hacer? He decidido dejar de tratar de escaparme de Dios.
Dondequiera que pueda ir, su mano me controla. No importa lo que yo haga, su mente me
escudriña. ¿Sabe usted cuál es la cosa más inteligente que puede hacer? Es rendirse a Dios
totalmente e incondicionalmente ahora mismo. ¿Está usted tratando de escaparse de Dios? ¿Está
tratando de ocultarse de él? ¿Tiene vergüenza de él? ¿Está pensando que quizás él puede ver lo
que usted está haciendo? ¿Tiene miedo de que él sepa lo que usted está pensando? ¿Tiene miedo
de que él se acuerde de lo que usted ha dicho? Entonces Dios le dice, “Tengo una palabra más
para usted: mi amado Hijo murió por su pecado y pagó la pena total que usted merecía. Y ya que
usted no puede escaparse, es mejor que diga, ‘Señor, yo he pecado contra ti. Soy parte de una
raza humana que ha pecado contra ti. Aun mis primeros padres, en el Huerto de Edén, trataron de
huir de ti. Cuando pecaron trataron de esconderse entre los árboles, cubriéndose con hojas de
higuera. Pero, Señor, ellos oyeron tu voz que les decía, ‘Adán, ¿donde estás tú?'” Por supuesto,
Dios sabía perfectamente bien detrás de qué árbol Adán y Eva se estaban escondiendo. Y era la
necedad más grande que ellos trataran de esconderse de Dios, ¿verdad? Pero la raza humana ha
estado tratando de escaparse y ocultarse de Dios desde entonces. En Isaías 53 leemos de esto,
empezando con la última parte del versículo 3:
“Y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos”.
Israel no quiso saber nada de Jesucristo, y el apóstol Juan habla de la condenación final. Y esto
es precisamente cierto de nosotros también.
11
“Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que
la luz, porque sus obras eran malas . . . para que sus obras no sean reprendidas” (Juan 3:19-20Juan 3:19-20
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

19 Y esta es la condenación: la luz vino al mundo,n pero los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas,ñ 20 pues todo aquel que hace lo malo detesta la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean puestas al descubierto.o

WP-Bible plugin
).
¿Ha ido usted alguna vez a un bosque, y ha dado vuelta un tronco podrido? ¿Ha visto lo que sale
de debajo del tronco? Salen toda clase de criaturas que viven en la oscuridad. Tan pronto como la
luz del sol da sobre ellas, huyen aterrorizadas porque no pueden aguantar la luz. Quieren
encontrar más oscuridad para esconderse. Así es la raza humana. “Todos nosotros nos
descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino”. Ninguno de nosotros quiere
realmente a Dios. Ninguno de nosotros ha cumplido jamás el primer mandamiento, de amar al
Señor con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y con toda nuestra fuerza. Y por eso no
tenemos derecho de ir al cielo para estar con Dios.
La Única Esperanza
Pero, estimados amigos, todavía hay esperanza hoy. Hay una cosa a través de la cual Dios no
puede ver. Usted dirá, “Qué será eso?” Dios no puede ver nuestros pecados a través de la sangre
de Jesucristo. La sangre del Dios-Hombre cubre nuestros pecados. Mediante el sacrificio de
Jesucristo nuestros pecados son perdonados, y olvidados para siempre, y un Dios omnisciente no
va a pensar de nuevo en ellos; pero sí lo aceptará a usted como su hijo, como miembro de su
familia por toda la eternidad. ¿Está usted bajo esa sangre? ¿O está usted diciendo, “Mi justicia es
suficiente”, o “Mis pensamientos son perfectos”, o “Dios no tiene nada contra mí porque nunca
he pecado . . . tengo una conciencia limpia”? Si es así, entonces debo informarle que la Biblia
dice que usted es mentiroso: “Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él (Dios)
mentiroso” (1 Juan 1:101 Juan 1:10
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

10 Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos a él mentiroso y su palabra no está en nosotros.o

WP-Bible plugin
). ¿Quiere usted hacer esto hoy? ¿Quiere hacer a Dios mentiroso? Usted
dirá, “No, no, jamás”. Entonces por qué no decirle a Dios, “Señor, he pecado, y por fe acepto a tu
Hijo como mi Salvador; acepto tu regalo de la vida eterna”. Y así tendrá paz, comunión y gozo, y
una relación con Dios que nunca tendrá fin. ¿Está dispuesto a hacerlo? Dios quiera que sí.
* * * * * * * * * * * *
Disertación dictada en Argentina (mayo-junio de 1984) por el Dr. Juan C. Whitcomb, Profesor de Antiguo Testamento y Director
de Estudios Doctorales del Grace Theological Seminary, Winona Lake, Indiana 46590, EE.UU.
Transcripción y traducción: Dante N. Rosso, diciembre de 1984
ObreroFiel.com – Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.


Usado con permiso
ObreroFiel.com - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.
Su apoyo en el ministerio http://www.obrerofiel.com

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Camino Global