Parábola del amigo inoportuno | Obrero Fiel

Parábola del amigo inoportuno

•Gratis•

Dos juegos de imágenes de la parábola en Lucas 11:5-10 del amigo que llega a la media noche, pidiendo pan de su  amigo. El primer juego está preparado especialmente para niños muy pequeños. Para bajar cada imagen, haga clic derecho en la imagen y aparecerá “guardar imagen como”.

Nota

Este recurso es proporcionado por una empresa asociada con Obrero Fiel. La descarga se hace desde un sitio web externo que se abre en una nueva ventana.

Categoría: Etiquetas: , , ,

Usado con permiso.
Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda. | Obrerofiel.com


2 valoraciones en Parábola del amigo inoportuno

  1. Fredy

    Si, tienen mucha razón, pero hay que explicar con claridad que esa perseverancia es agotadora, que hasta el mejor atleta espiritual, sucumbe a veces con el desanimo, por eso debemos recordar que los tiempos del Señor Altísimo, No son nuestros tiempos, Romanos 5:3-5, así como Santiago 1: 3-4 y otros pasajes de la Biblia, deberían ser predicados juntamente con ese mensaje, pues, pedimos, pero en estos tiempos y la cantidad de predicas que solo hablan de pedir y que Dios cumplirá su palabra en dar, sin decirle a los creyentes que Dios tiene su tiempo para responder, pero que esos tiempos no son cuando queramos ni a capricho nuestro, sin embargo Dios cumple y SÍ que cumple, pero nosotros hemos caído en esos mensajes y hasta nos portamos exigentes y demandantes ante Dios “reclamando” esa respuesta a nuestra petición; perseveremos pero vivamos en OBEDIENCIA ante Dios, no es solo pedir, hay que vivir como señala el apóstol Páblo en Gálatas 2: 20; nosotros los que seguimos a Jesucristo pasamos una y otra vez esa experiencia al orar y hemos aprendido a esperar los tiempos del Señor. Dios Bendiga a su Iglesia y a su pueblo Israel. Amén.

  2. humberto

    Perseverar es la clave,para derrotar el pecado hay que orar sin cesar. DIOS escucha nuestras oraciones. no nos desanimemos. sigamos luchando

    • ObreroFiel

      Así es Humberto, tenemos que perseverar en la oración, sin desmayar. Dios le bendiga.

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.