El barbero ateo

•GRATIS•

Solo usuarios registrados pueden descargar este producto gratis. Favor de ingresarse aquí.

*Es posible que deba actualizar esta página después de iniciar sesión.

Autor: Jim Adams


Había un señor creyente que fue al barbero para que le cortara el pelo. Y el barbero le dijo a este señor: “Yo puedo probar que Dios no existe. Mira a tu alrededor. Hay tanta violencia, tanta delincuencia, tanta pobreza, tanta crueldad, tanta opresión, tanto sufrimiento. Si Dios existiera, no permitiría tales cosas.”

El cliente cristiano se quedó pensando un rato, y luego le dijo al barbero. “Pues, yo puedo probar que tú no existes.”
“¿Cómo?” dijo el barbero.

“Sí,” dijo el cliente, “Yo puedo probar que tú no existes. Si uno anda por las calles, va a ver a muchos hombres no rasurados, con la barba crecida, el pelo no cortado, todos despeinados, y mal presentados. Si tú existieras, no habría hombres así.”

El barbero dijo: “Pues, ¡eso es ridículo! Si esos hombres me vinieran a mí, yo podría cortarles el pelo y rasurarlos bien. Saldrían de aquí como un hombre nuevo”.

Dijo el cliente, “¡Y es igual con Dios! El dice, ‘ven a mí, ponte en mis manos, y yo haré de ti un hombre nuevo en Cristo.’ Si los hombres vinieran a Dios, no existirían tantos de los males que mencionaste.”

Vista Previa de la Descarga
vista previa del recurso

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El barbero ateo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.