El crecimiento y reproducción de la iglesia

•GRATIS•

Puede leer este recurso a continuación o en la versión impresa haciendo clic en el botón

Solo usuarios registrados pueden descargar este producto gratis. Favor de ingresarse aquí.

*Es posible que deba actualizar esta página después de iniciar sesión.

Categoría: Etiquetas: ,

Autor: Pluma Evangelica


EL CRECIMIENTO Y REPRODUCCIÓN DE LA IGLESIA

Por Leonel F. Pujol Hernández

La iglesia de Cristo es comparada en la Biblia con un cuerpo que crece (Efesios 4:15-16); y ciertamente, las iglesias por lo general crecen, llegando a tener algunas un considerable desarrollo; sin embargo, el hecho de que otras congregaciones sistemáticamente pierdan miembros, nos lleva a preguntarnos ¿cómo puede una iglesia local crecer y edificarse de manera continua? Una congregación sana crece de forma natural, tal como sucede con un árbol o un niño, resultando éste un proceso normal en su desarrollo. Un estancamiento es siempre una señal de que hay problemas y debería resultar una señal de alarma para nosotros.

El término “iglecrecimiento”, término en boga que se deriva de las palabras “iglesia” y “crecimiento”, comprende tanto el crecimiento cuantitativo como el cualitativo. Asociado el primero, como su nombre indica, al aumento de la cantidad de miembros, y es por tanto el más visible; sin embargo, no puede separarse del crecimiento cualitativo, relacionado con el crecimiento espiritual de cada miembro; de manera que si no se construyen las bases espirituales, el crecimiento numérico de la congregación es deficiente y no fortalece a la iglesia. Se deben tomar medidas para guiar a la congregación hacia un crecimiento tanto numérico como espiritual, potenciando el logro de una profunda relación de amor con Jesucristo y de dedicación a su obra.

Para eso, es necesario que en cada iglesia exista un cuerpo de líderes capacitados y dispuestos a enseñar, que teniendo una visión común y un profundo amor por las almas, enfoquen su trabajo en las necesidades de las personas, de manera unida, haciendo cada cual el mejor uso de sus dones.

Pablo dijo: “Porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios. Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor,…” (Hechos 20:27-28). La congregación que no tiene nada que ofrecer espiritualmente tendrá una pérdida continua de su membresía, diezmada de manera continua por la rutina y el aburrimiento.

 


Vista Previa de la Descarga

1 valoración en El crecimiento y reproducción de la iglesia

  1. Jorge Burgos

    No puedo descargar éste recurso

    • Equipo ObreroFiel

      Saludos, ya estamos arreglando el problema, en una semana horas ya podrá descargar el material.
      A más tardar mañana 13 de julio ya estará funcionado. Gracias!!

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.