¿Hijos equilibrados? ¡Coman juntos!

•GRATIS•

Imagine la emoción que hubiera sentido de estar sentado con su familia, comiendo de los peces y panecillos que Jesús había provisto milagrosamente. Inolvidable. Es interesante que uno de los milagros más notables del Señor tenía que ver con algo tan cotidiano—una comida sencilla, compartida en familia.

Solo usuarios registrados pueden descargar este producto gratis. Favor de ingresarte aquí.

*Es posible que debes actualizar esta página después de iniciar la sesión.

Autor: John McKeeth


Vista Previa de la Descarga

1 valoración en ¿Hijos equilibrados? ¡Coman juntos!

  1. Jaime Aguilar

    Gracias hermano John por recordarnos esta importantísima actividad. No cuesta más que juntarnos en lo que siempre hacemos por la gracia de Dios: comer. Solo el acto de comer juntos nos hace pensar en la bondad de Dios, en la dependencia a él y en la fe para la siguiente comida. Un saludo en el amor del Señor.

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.