Ilustración: Eric Liddel - corredor y adorador | Obrero Fiel

Ilustración: Eric Liddel – corredor y adorador

•Gratis•

Una de las cuestiones más difíciles de la vida es llevar una existencia equilibrada y con un orden de prioridades bien establecidas. Como individuos, debemos saber qué es lo más importante según nuestros principios y normas y encaminarlos a cumplirlos y guardarlos.

El corredor y adorador escocés Eric Liddel era uno de esos hombres. Él sabía quién era y qué quería alcanzar. Logró dos medallas en los juegos olímpicos de 1924, una de bronce en los 200 metros planos y una de oro en los 400. Estos éxitos son mucho mayores si analizamos que en ese tiempo, el deporte era un asunto de voluntad, pues ni remotamente contaban con los equipos técnicos de la actualidad. Una de las pasiones de Liddel era correr. Este se sentía realizado cuando lo hacía. Una de las frases que le caracterizaba era: “Cuando corro me siento en la voluntad de Dios, siento su presencia en mí. Si corro, lo hago para el Señor”. Pero su máxima pasión era Jesucristo, por encima de la reputación o la estima del rey de Inglaterra. Se negó a correr un domingo si esto impedía que lo pasara en casa de su Padre Celestial. El domingo era el día de su Señor y nada estorbaría que se ofreciera como sacrificio vivo a éste. ¿Fanático?, Tal vez. O quizá, sólo firme en sus principios y prioridades. Pues das el tesoro de tu corazón, al rey de tu corazón, y el de Eric no era el atletismo.

La fe de los cristianos no es negociable, ésta es superior a sus éxitos, fans y hasta mayor que su propia vida. Pero creo, este hombre dejó claro en la historia que se puede ser un buen corredor sin dejar de ser un adorador. Es más, su vida demuestra, que se es mejor corredor cuando se es un verdadero adorador.

¿Qué opinas tú?

 

Categoría: Etiquetas: , ,

Usado con permiso.
Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda. | Obrerofiel.com


5 valoraciones en Ilustración: Eric Liddel – corredor y adorador

  1. jose

    ES UN PACTO ENTRE EL HOMBRE Y DIOS, QUE CAUNDO HAY UNA ENTREGA TOTAL EL MUNDO ESPEQUEÑO ANTE EL GRAN AMOR A DIOS Y ASU HIJO JESUS

  2. Emilio Estrada

    Es un ejemplo a serguir, asi como Eric deberíamos o debemos ofrecer todos nuestros movimientos pensamientos sentimientos y cada uno de nuestros latídos de nuestro corazón a él qué por su gran amor gracia y misericordía estamos en este mundo con vida. Bendito sea Dios por siempre y para siempre, le agradesco la vida y le ofresco todo mi ser cada día de mi vída. Dios bendiga a todos los qué hacen posible ésta página qué en verdad es de gran ayuda para mi vida.

  3. maria

    realmente era un verdadero adorador le daba el primer lugar al Rey de Reyes y nada lo movía, qué bueno sería que hubiera muchos Eric que solamente doblaran susrodillas ante el Creador y no ante los hombres, Qué bendición ha sido Eric. qué ejemplo !!!

  4. Lis

    No se porque pienso que algunos pastores permiten que sus ovejas den o cedan el reinado que le habían entregado a Jesús a cualquier otra cosa, me explico: algunos pastores justificarían que no fuese el domingo a adorar al Señor a la congregación si tiene que correr en las olimpiadas, este hombre dijo NO a cualquier cosa que pudiera quitarle el reinado (aunque fuera por un momento) al Eterno. Fanático? este hermano lo que era era un adorador de su Señor hasta los tuétanos de los huesos, Gloria a Dios. A quien queremos complacer? al mundo, a nosotros mismos o a Dios? Bien por Eric!!

  5. eduardo triana moyano

    Apreciados Hermanos:
    Esta enseñanza ratifica. que cuando el hijo de Dios le otorga el primer lugar al Señor y permite que el sea el alfarero, nuestra vida crece en todas las dimensiones, valer la pena recordar al apostol Pablo cunado dijo:”todo lo puedo en cristo que me fortalece”; tambien se hace preciso traer a la memoria esa bonita frase del famoso Fisico, premio nobel, Albert Einstein, quien escribio:”El hombre solo es grande cuando permanece de rodillas frente a Dios”, asi se resume la vida de Eric Liddel.

    Dios les bendiga,

    Eduardo Triana Moyano

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.