Ilustración - Respuesta a una aseguradora - Gerard Hoffnung - Obrero Fiel

Ilustración – Respuesta a una aseguradora – Gerard Hoffnung

•Gratis•

Escribo en respuesta a su pedido por información adicional. En el inciso #3 del formulario acerca del accidente, puse “tratando de hacer el trabajo solo” como causa de mi accidente. Ustedes dijeron en su carta que debería explicarlo más a fondo, y espero que los siguientes detalles sean suficientes. Soy albañil. En el día del accidente estuve trabajando sólo en el techo de un edificio de seis pisos. Cuando completé mi trabajo, encontré que tenía más o menos 227 kilos de ladrillo de sobra. En vez de bajar los ladrillos a mano, decidí bajarlos en un barril usando una polea que afortunadamente estaba sujetada al lado del edificio en el sexto piso. Cerré bien la cuerda al nivel del suelo, subí al techo, giré el barril hacia mí y amontoné los ladrillos en él. Entonces regresé a nivel del suelo, desaté la cuerda, agarrándola fuertemente para asegurar el descenso despacio de los 227 kilos de ladrillo.

Notarán ustedes en el inciso #11 del reporte del accidente, que yo peso 62 kilos. Pero a mi sorpresa, al ser arrancado tan rápidamente del suelo, perdí mi presencia de ánimo y olvidé soltar la cuerda. Está de más decir que procedí a subir súbitamente al lado del edificio. Cuando llegué al tercer piso, se me cayó encima el barril. Esto explica el cráneo fracturado y la clavícula rota. Después se moderó tantito mi ascenso, pero seguí subiendo, y no paré hasta que los dedos de mi mano derecha estaban casi un centímetro adentro de la polea. Afortunadamente, ya había recobrado mi presencia de ánimo, y pude agarrarme fuertemente de la cuerda, a pesar del dolor que sufría.

Sin embargo, en aproximadamente el mismo tiempo, el barril de ladrillos llegó al suelo, y el fondo del barril se cayó. Ahora que ya no tenía el peso de los ladrillos, el barril ahora pesaba más o menos 23 kilos. Refiero de nuevo a mi peso en el inciso #11.

Como pueden imaginar, descendí rápidamente por el lado del edificio. Cerca del tercer piso, me topé con el barril que subía. Esto explica los dos tobillos fracturados, y las laceraciones en mis piernas y cuerpo. El encuentro con el barril me redujo la velocidad suficientemente para que no me lesionara demasiado cuando caí encima de los ladrillos. Afortunadamente solo sufrí tres vértebras rotas.

Pero siento mucho que tengo que reportar que, estando acostado allí encima de los ladrillos . . . con dolor . . . sin poder pararme . . . y observando el barril vacío  seis pisos arriba . . . perdí la presencia de ánimo de nuevo, y solté la cuerda. El barril vacío pesaba más que la cuerda, entonces se me cayó encima, y me fracturé las dos piernas.

Espero haber proporcionado toda la información que requieren.

Por: Gerard Hoffnung

Preguntas para reflexionar: ¿Cómo respondes cuando tienes un día difícil?  ¿Cómo puede Dios usar situaciones difíciles en la vida para ayudarnos?

Categoría: Etiquetas: , ,

Usado con permiso.
Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda. | Obrerofiel.com


Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Ilustración – Respuesta a una aseguradora – Gerard Hoffnung”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.