El hombre que tuvo un sustituto

•GRATIS•

Barrabás -- hijo de un padre o hijo del retorno. El notable prisionero, sentenciado por robo y asesinato, pero preferido en lugar de Cristo (Mateo 27:16-26).

Categoría: Etiquetas: ,

Autor: Boletin IBUC Monterrey


Por BibleGateway

Barrabás — hijo de un padre o hijo del retorno. El notable prisionero, sentenciado por robo y asesinato, pero preferido en lugar de Cristo (Mateo 27:16-26).

Barrabás debió haber muerto por sus crímenes, pero Jesús ocupó su cruz, junto a las de dos ladrones. ¡Qué noche debe haber pasado Barrabás antes de que Cristo fuese elegido en su lugar! El ladrón y asesino tuvo visiones de una muerte terrible. Toda la tortura de la crucifixión se presentó ante él. Luego, al asomar la luz de la mañana a través de los barrotes de su celda escucha la marcha de soldados aproximándose para llevarle a su horrible muerte. ¿Podemos no imaginar cuán estupefacto debe haber quedado cuando escuchó al oficial de la guardia decir, “Barrabás, eres libre. Otro va a morir en lugar tuyo”? Cuando Barrabás se recuperó de la sorpresa y se dio cuenta de la verdad de esa noticia, salió del lugar, agradecido con Aquel condenado que moriría como su sustituto. ¿Morir un Hombre justo y santo en el lugar de un ladrón y asesino? Sí, Barrabás fue salvado a tan grande costo. ¡Qué cuadro de la gracia divina nos presenta esta muerte sustitutoria! De ahí en adelante, siempre que Barrabás pensara en Cristo, podría decir: “Él murió por mí.”

Este material fue tomado del Boletín dominical de la Iglesia Bíblica Unidos en Cristo (IBUC) en Monterrey, NL, Méjico.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El hombre que tuvo un sustituto”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *