Se cuenta la historia de que una noche Satanás se le acercó a Martín Lutero y le enseñó una lista larga de todos sus pecados: la avaricia, el orgullo, la lujuria, y muchos más. Pero Martín Lutero le dijo: “Satanás . . .te quedaste corto. También debes apuntar este pecado y estos más,” y le fue dando a Satanás unos pecados más para agregar a la lista. Finalmente, le dijo: “Ahora pon una cosa más a pie de tu lista: “la sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado" . . . I Juan 1:7. Y Satanás huyó.

Tomado de D. Edwards, Revolution Within (Waterbrook: Colorado Springs, CO EU 2001), págs. 63-64 (trad. Jim Adams)

Mostrando todos los resultados 3

Filtros activos