Dios no sana a todos de igual manera. Él puede sanar, y lo hace muchas veces por medio de los doctores y hospitales, a veces sin su ayuda. Pero siempre sana espiritualmente cuando nos acercamos a él.

Mostrando todos los resultados (4)

Filtros activos