Hebreos 12:1 dice, “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos...” Algunos entienden que la gran “nube de testigos” son gente que nos mira desde el cielo, pero esa no es la interpretación correcta.

Mostrando todos los resultados 21

Libros del Antiguo Testamento

Libros del Nuevo Testamento