Cuando alguien te reprende, ¿qué dices? “No fue intencional. Dios conoce mi corazón.” Confieso que he dicho precisamente estas palabras. ¿Fue cierto? Pues, si y no. Digo que no porque no fui tan inocente como protestaba. Soy maestro del autoengaño. (Jeremías 17:9) Por esto, Jesús dijo, “¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.” (Mateo 7:5) Santiago observó, “¿De dónde surgen las guerras y conflictos entre ustedes? ¿No es precisamente de las pasiones que luchan entre ustedes mismos? (Santiago 4:1-3).

Mostrando todos los resultados 1