El pecado es fácil de reconocer pero difícil de definir. Muchas personas admiten haber cometido pecados, pero se esfuerzan porque les reconozcan sus buenas obras; y aun creen que éstas compensan los errores que han cometido. El criterio humano acerca del pecado es muy limitado; porque prevalece la tendencia a creer que sólo lo que hacemos corporalmente es lo malo.

Mostrando todos los resultados 2

Filtros activos