Desde los días del Señor Jesucristo hasta más o menos 1830, el hombre no podía viajar más rápidamente que el caballo. En 1960, un hombre llegó al espacio y viajó a la velocidad de casi 29,000 28968.192 kilómetros (18,000 millas) por hora. Mira cuán lejos hemos llegado en tan corto tiempo. Pero la tecnología no tiene limitaciones morales, y sin limitaciones morales el hombre se autodestruirá. Solo Dios puede dar a una persona limitaciones morales y fuerzas espirituales. Mientras nuestro mundo está temblando y derrumbándose, necesitamos darnos cuenta de una cosa que nunca cambia, y eso es Dios. Nosotros somos como saltamontes; aparecemos y brincamos de un lugar a otro en el mundo y después desaparecemos.  

              Billy Graham

    Preguntas para reflexionar: ¿En qué están basados los principios morales que tiene en su vida?  ¿Cómo pueden ayudar a otros a desarrollar bases morales para sus vidas y comunidades?

Mostrando todos los resultados 1

Filtros activos