Hay ciertas actividades que siempre son pecados para todo creyente, explicados claramente en la Biblia y directamente prohibidas. Algunas otras actividades, por no ser mencionadas en la Biblia, son pecados según principios bíblicos, o sea indirectamente prohibidos. El tomar drogas para divertirse no se menciona, pero sí daña el cuerpo, el templo del Espíritu Santo; entonces queda claro.

Mostrando todos los resultados 3