Hay una ansiedad general en el aire. La gente está algo aprensiva con relación a la revolución en la biotecnología que se aproxima. Hay una especie de fascinación distante, en la que nos maravillamos ante las posibilidades de curar enfermedades genéticas y aún de hacer que seamos más inteligentes, hermosos o fuertes. Pero nos retraemos ante el espanto potencial del mundo que podríamos crear para nosotros sin ninguna esperanza de volver atrás.

Mostrando todos los resultados 1