Este mes la revista VAMOS trata con el tema del tráfico humano, lo que es una realidad que la iglesia sin duda debe enfrentar. La esclavitud no es un horror proveniente del pasado; existe en todo el mundo, incluso en países desarrollados. ¿Qué podríamos hacer por esas personas, cuál era nuestro papel frente al tráfico humano?

Mostrando el único resultado

Filtros activos