Adán y Eva tuvieron comunión íntima en la presencia de Dios antes de la caída. Desde ese momento, el pecado ha impedido nuestra capacidad para estar en la presencia, la desobediencia de Adán y Eva trajo consigo muchas consecuencias y una de ellas como lo mencionamos fue el perdernos el disfrutar de la presencia de Dios, pero ¿Por qué esto sería importante? En el siguiente recurso se habla acerca de este tema... ABRIR RECURSO

Mostrando todos los resultados 1