El séptimo mandamiento dice: "No cometerás adulterio". Sin embargo, este pecado ha sido cometido a lo largo de toda la historia. Hoy, sin embargo, el adulterio parece más descontrolado que nunca. Y no solo en el mundo es un descontrolado, sino en la vida de creyentes.

Mostrando todos los resultados 1

Filtros activos