La funcionalidad del modelo familiar consiste en desarrollar su perspectiva desde el contexto divino. La Biblia nos habla de cómo el hombre y la mujer se unirán, tendrán sus hijos y formaran una sociedad dependiente de Dios.[1] Si uno de estos elementos falla, la convivencia presentará conflictos en su relación y desarrollo. Las angustias de nuestro mundo circundante y las noticias globales de crisis forman parte de esta realidad. La generalidad social nos revela una juventud en crisis yendo hacia el relajamiento. Parece indicar que estamos frente a una juventud decidida a no establecer una familia.

Mostrando todos los resultados (4)

Filtros activos