¿Debo hacerlo? Esta es una de las preguntas que más viene a nuestra mente en el transcurso de la vida. Vivimos en días en que el mundo nos ofrece muchas opciones, y nos encontramos en situaciones en que tenemos que  detenernos para meditar y contestar esa interrogante. Podemos darle gracias a Dios de que la Biblia es muy clara en su condenación de ciertas prácticas. El decálogo es una serie de prohibiciones contra todo lo que se le opone al carácter de Dios. Muchas veces quisiéramos tener mandatos tan directos acerca de las llamadas cosas dudosas. Por supuesto, estas prácticas no existían en tiempos bíblicos y, por ello, no había por qué condenarlas o  aprobarlas. Infortunadamente, vivimos en una cultura en que muchas cosas indiferentes nos rodean.

Mostrando todos los resultados (4)

Filtros activos