Productos Archive - Obrero Fiel

ENSEÑANZA

Hace muchos años había un hombre que traía un carro nuevo.  Nunca había sido dueño de un carro en toda su vida.  El carro venía con un poderoso motor.  Pero se encontró el hombre empujando al carro.  Era muy confuso ¡pero cada vez que él usaba el carro siempre era necesario que alguien estuviera dentro del carro para manejarlo y otra persona empujando! Por fin alguien vino a él y le dijo, “Santiago, porque tú siempre andas empujando el carro?  ¿Acaso es que no tiene gasolina?” “Claro que si”, dijo Santiago. “El tanque está lleno de gasolina, pero no sé qué hacer con él”. “Déjame enseñarte Santiago.  Pon la llave aquí y empieza a encenderlo. Hombre, escuchas el motor arrancar y ahora sí hay poder real. Ahora vamos a dar un paseo”. En la vida cristiana tú tienes un motor fuerte, nada menos que la vida de resurrección que Cristo hizo disponible para tí. ¡Deja de empujar! Enciende el motor. Abandona toda tentación, toda oportunidad, toda eminencia de circunstancia, cada situación de amenaza a la energía divina de Cristo en ti.

Mostrando todos los resultados 5