Productos Archive - Obrero Fiel

ENSEÑANZA

Había una madre y su hija que salieron para lanzar papalotes. Mientras la niñita volaba su papalote, su mama se sentó cerca para leer, y no le hacía caso a lo que hacía su hija. De repente nubes pasaron encima, lo que le hizo a la mamá asomarse. Pudo ver a su hijita agarrada de la cuerda de su papalote, pero el papalote no estaba visible. La mamá se acercó a la niña y le dijo, “No veo tu papalote. Temo que lo has perdido”. La niñita miró a la cara de su mamá y le contestó, “No, no lo he perdido; lo sé porque puedo sentirlo cuando tiro de la cuerda a la cual está fijada”. Esta anécdota refleja la misma cosa que siento cuando pienso acerca de mi fe. Tal vez no pueda ver a Dios, pero lo siento cuando él tira de las cuerdas de mi corazón.

                             Tomado y traducido de brosia.com

Mostrando todos los resultados 7