Mucho se ha hablado de la importancia que tienen los propósitos y aun los objetivos para la vida. Además se han desarrollado sistemas detallados para ayudar a las personas e incluso a las iglesias, a encontrar el propósito para su existencia y su razón de ser. Sin embargo, muy poco se ha desarrollado la destreza para la toma de decisiones. En ello puede concentrarse un buen porcentaje del éxito de nuestros planes, en la habilidad que adquirimos para la toma de decisiones, más aún, la habilidad de encontrar la voluntad de Dios para las decisiones que debemos tomar en la vida. A ello le vamos a denominar discernimiento.

Mostrando todos los resultados (2)