La Iglesia Católica Apostólica Romana ha defendido históricamente la doctrina de la inspiración de la Biblia, sosteniendo concomitantemente, que la tradición de la iglesia es otra fuente de revelación y autoridad1. Por el contrario, para la mayoría de los evangélicos, la única fuente de autoridad se encuentra en la Biblia. Siendo el consenso generalizado considerar como únicamente inspirados por Dios los 66 libros incluidos en el canon por el Concilio de Cartago2.

Mostrando todos los resultados (7)

Filtros activos