Creemos que las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento son las palabras del Dios vivo, inspiradas en su totalidad por Dios e inerrables en los manuscritos originales y que son de autoridad suprema y final, en toda doctrina de vida y fe. Mateo 5:18; Juan 5:39; 16:12-13; II Timoteo 3:15-17; II Pedro 1:19-21.

Mostrando todos los resultados 4

Filtros activos