Convertirse en un discipulador eclavo es asumir la postura más poderosa de todas entre nuestros discípulos, porque es la postura que tomó Jesús.

Mostrando todos los resultados 2

Filtros activos