La tarea de las misiones mundiales está basada en el carácter de Dios y su Palabra. La iglesia debe tomar la tarea de la Gran Comisión como un privilegio y no una carga. Las misiones deben forman parte de la tarea central de cada iglesia local. Este tomo de VAMOS habla de la responsabilidad, no solo del pastor, sino de toda la iglesia, en mandar misioneros a la obra.

Mostrando todos los resultados (2)