Estos son los patrones de reconciliación: 1. Reconoce y hazte responsable de tu propio pecado. 2. Arrepiéntete y ve en el sentido contrario de tu pecado. 3. Recupera la confianza de otros dañada por tu pecado. 4. Reconcíliate sobre la base de la curación del dolor infligido por tu pecado.

Mostrando el único resultado

Filtros activos