Un pequeño estudio especialmente para mujeres que nos pregunta lo siguiente: ¿Estamos dispuestas a pagar el precio que implica para nuestras propias vidas y de esta manera bendecir a quienes nos rodean? ¿Estamos dispuestas a creer que hay esperanza en medio de un mundo que cada día más incita a la inmoralidad, a la fornicación, a la perversidad y a la lujuria, cueste lo que cueste? ¿Nos da temor enseñar a otras el costo de una vida íntegra y en santidad?

Mostrando el único resultado

Filtros activos