Adorar significa "rendir culto a un ser divino". Si a Jesús se le ofreció adoración y la aceptó, entonces de este modo, Él estaba confirmando su divinidad. Esto es importante porque hay quienes niegan la deidad de Cristo, relegándolo en cambio a una posición menor que Dios. Sí, Jesús aceptó la adoración. Como la segunda persona de la Trinidad, Él... ABRIR RECURSO

Mostrando todos los resultados 1