Productos Archive - Obrero Fiel

Había una vez un hombre que caminaba por la playa coleccionando cangrejos. A su lado cargaba una canasta grande y, al encontrar un cangrejo, lo echaba a la canasta. Un niño pequeño se le acercó y notó que no había tapadera en la canasta. Le preguntó al hombre si no se escaparía ningún cangrejo. El hombre respondió que nunca escapaba ningún cangrejo, y procedió con su tarea. Al asomarse a la canasta, los dos vieron un cangrejo arrastrándose hacia la parte superior de la canasta y casi se escapó. Pero en ese momento otro cangrejo le agarró con su garra, y lo jaló para abajo con los demás. A veces es igual la naturaleza cangreja a la naturaleza humana.  

                      Adaptado de: www.jesussite.com

Preguntas para reflexionar: ¿Alguna vez has agarrado o de alguna forma detenido a otra persona que está por ver un gran éxito en su vida?  ¿Qué podemos hacer para impulsar en vez de detener a otros?

Mostrando todos los resultados 1