Los serafines, “los fuegos abrasadores,” son seres angelicales asociados con la visión que tuvo Isaías de Dios en el Templo, cuando fue llamado a su ministerio profético (Isaías 6:1-7). Isaías 6:2-4 registra, “por encima de Él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. Y el uno al otro daba voces, diciendo; Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de Su gloria. Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo.” Los serafines son ángeles que adoran continuamente a Dios. Isaías capítulo 6 es el único lugar en la Biblia donde se menciona específicamente a los serafines. Cada serafín tenía seis alas. Utilizaban dos alas para...

Mostrando todos los resultados 1