Nueva búsqueda

Boletin IBUC Monterrey

Santiago 1:5-8 nos dice: Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos despreocupadamente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos. ¡Buenos consejos! ¿Por qué no lo hacemos más?

Selecciona un autor

Recursos disponibles de

Mostrando todos los resultados 1

Filtros activos

Libros del Nuevo Testamento