Las festividades son comunales por naturaleza. No hay reunión, encuentro familiar, boda, ni ningún otro evento social significativo que esté completo si no hay comida. Cuando invitamos a alguien a comer con nosotros, es una invitación para relajarnos un poco y para conocernos mutuamente. En muchas culturas invitar a alguien a comer significa ofrecerle la amistad.

Mostrando todos los resultados 1