En estos momentos que atraviesa la humanidad, el caos, el desorden, la corrupción, los celos, odio y todas esas cosas que nos separan de nuestro Creador, creo que no existe una consigna más apropiada que esta que se ha tomado como referencia en esta semana dedicada al ministerio de hombres en nuestra congregación: “Hombres fieles, temerosos de Dios.”

Mostrando todos los resultados 7